El estrés y la carencia de tiempo para atenderse uno mismo es un factor común en nuestras vidas, por esa razón cada día se están expandiendo más las terapias homeopáticas y la aromaterapia es una de ellas. La influencia de los aromas es la base de esta práctica. La aromaterapia es un método terapéutico que se centraliza en el uso de aceites naturales o esenciales extraídos de las plantas y las flores. A través de la inhalación o aplicación de estos aceites podemos restablecer nuestro bienestar físico y emocional.

La aromaterapia está asociada directamente con el sentido del olfato ya que este es el encargado de recibir los olores. Casi el 20 por ciento del aire que inhalamos se dirige al techo de la nariz, donde los receptores olfatorios trasladan los olores directamente a una parte del cerebro denominada sistema límbico. Las células olfativas sensoriales transmutan los olores en pequeñas señales químicas que son reconocidas por nuestro cerebro, provocando de esta forma un estado de relajación en nuestro organismo.

Te puede interesar

Su existencia data de miles de años. La palabra aromaterapia proviene del griego, de las palabras "aroma" que significa fragancia y "terapia" que significa curación. Las civilizaciones antiguas la utilizaban para masajes, baños y para embalsamar cuerpos. Hipócrates, padre de muchas de las ideas que se siguen usando hoy en día en esta disciplina, utilizaba aceites aromáticos para tratar ciertas enfermedades y dolencias, pero el término se popularizó en el siglo XX y hoy en día existe mucha controversia respecto a sus beneficios terapéuticos debido a que la industria farmacéutica, encargada de la producción y comercialización de medicamentos, realiza una gran presión propagandística de los medicamentos sintéticos que fabrican, aunque no sean útiles y nocivos para la salud, saboteando la medicina alternativa.

El químico francés René-Maurice Gattefossé fue pionero en la investigación de los efectos curativos de los aceites al observar la efectividad del aceite de lavanda en la sanación de una quemadura que tenía en su mano. Publicó en 1937 el primer tratado en la disciplina: "La aromaterapia de Gattefossé", publicación aún hoy disponible.

Los aceites esenciales tienen propiedades diferentes y se pueden combinar entre sí para conseguir un mayor efecto terapéutico. Algunos de los más populares son el de eucalipto, el de rosa, el de lavanda, el de limón, el de jengibre o el de camomila. Uno de los beneficios primarios de la aromaterapia es que la aplicación de aceites esenciales logra disminuir significativamente todo tipo de dolores y molestias físicas como por ejemplo las jaquecas, migrañas, molestias estomacales e incluso puede reducir los efectos secundarios de la quimioterapia. La aromaterapia es un procedimiento extraordinario para calmar los estados de estrés y ansiedad, terminando con problemas tan frecuentes como el insomnio y la depresión, entre otros. Aporta un gran equilibrio mental, espiritual y físico, ayudando a liberar tensiones y brindando una gran sensación de calma ya que estos actúan sobre el organismo hasta llegar al sistema nervioso. Por ejemplo, el aceite de almendras es uno de los más utilizados en este tratamiento ya que cuando el sistema nervioso percibe el aroma de este fruto, comienza a segregar serotonina, la conocida hormona de la felicidad.

La aromaterapia es uno de los tratamientos con más admiradores en estos momentos y es primordial para disfrutar de una buena sesión de aromaterapia, asistir a un centro de confianza con especialistas en este tratamiento.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas