MIAMI.- Gwyneth Paltrow y Zoe Saldaña son solo algunas de las estrellas de Hollywood que han acudido al Dr. Alejandro Junger para replantear su concepto de nutrición, y es que este cardiólogo de origen uruguayo revoluciona el concepto de medicina moderna, poniendo en jaque a la industria alimentaria y farmacéutica en Estados Unidos con sus hallazgos y publicaciones.

“La primera farmacia a la que debemos acudir es nuestra cocina”, asegura el experto quien, a través de su iniciativa Clean Program, invita a realizar una desintoxicación total, sin dejar de absorber y consumir los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo. Un proyecto que le ha dado fama mundial y lo ha llevado alrededor del mundo entero a través de sus publicaciones, con las que convida al público a transformar sus hábitos alimenticios.

Te puede interesar

“Cuando yo crecí en Uruguay hace 50 años no había supermercados. Mi madre cocinaba todo el día y con mi padre una vez por semana íbamos a las granjas. Desde niño aprendí a distinguir cuál granjero criaba sus vegetales con amor y cuál no. Era otra vida, con menos comodidades, pero mucho más sana porque consumíamos comidas reales”, recordó el Dr. Alejandro Junger en el programa digital de DIARIO LAS AMÉRICAS, Café con Camila.

Graduado de la Facultad de Medicina en Uruguay, el reconocido médico se mudó a Nueva York para llevar a cabo su postgrado en Cardiología. Fue allí donde comenzó su camino de investigación y el viaje que lo forjó como médico.

“Durante los 6 años que duró mi especialización en Nueva York, el cambio de vida fue tan drástico que me empecé a enfermar. Comencé a ganar peso, desarrollé alergias, mi digestión no funcionaba bien, y padecía de hinchazón, constipación y diarrea. Pero lo que más me asustaba es que no tenía ganas de vivir”.

“Me consulté con mis colegas, y terminé con tres diagnósticos: alergia severa, depresión severa y colon irritable. Recuerdo que me dieron 7 medicamentos de prescripción para matar los síntomas, pero yo nunca me convencí de mi diagnóstico y comencé a buscar otras soluciones. Y en esa búsqueda encontré muchas de las cosas que son la base de mi vida y de mi práctica profesional”, contó.

Un nuevo camino de vida

Cuando el Dr. Alejandro Junger finalizó su especialización en Cardiología decidió irse a un monasterio en la India, para aprender a meditar. Ahí se expuso a la medicina china, ayurvedica, naturopática, osteopática, entre otras.

“Trabajé como médico ahí, y se me abrieron los ojos y las posibilidades. Quedé impresionado con la solidez con que estas otras formas de medicina piensan y deciden lo que hacer con un paciente. Nosotros de forma arrogante llamamos estas prácticas como medicina alternativa, pero se practican hace más de 5 mil años en el mundo, la medicina moderna y de los fármacos es realmente la alternativa”.

Luego de esa experiencia, el Dr. Junger regresó a Estados Unidos para reintegrarse al sistema de salud formal.

“Me sentí muy frustrado. Es un negocio y el justificar mi salario se traducía en que debía ver 1 paciente cada 7 minutos. No podía trabajar de esa manera. Las enfermedades crónicas no son bien entendidas ni tratadas por la medicina moderna”, sentenció.

Lo que una persona come, cómo piensa, con quién se reúne, su nivel de satisfacción en la vida, todo eso debe ser concebido como parte de un diagnóstico de un paciente, asegura el Dr. Junger, por lo que a través de sus libros invita a concebir la salud teniendo en cuenta a la persona y su medioambiente.

“La mayoría de las enfermedades crónicas que padecen las personas son causadas por algún microorganismo, toxinas o por la combinación de ambas. Y por supuesto, por la carencia de los nutrientes necesarios que se encargan de desintoxicar el cuerpo y defenderlo de los microorganismos”.

“Para sentirnos mejor tenemos que eliminar 5 grupos básicos: el alcohol, el café, los productos lácteos, con gluten y el azúcar. Cuando alguien lo logra inmediatamente su cuerpo comienza a funcionar mejor. Hay que comer comidas reales, como las diseñó y como las proporciona la naturaleza. El problema es que el 90 % de las cosas que encontramos en los supermercados tienen preservativos, edulcorantes, colorantes, aromatizantes, disolventes, etc., todo eso destruye nuestra salud”.

Para finalizar, el cardiólogo recomendó fortalecen el sistema inmune consumiendo el completo abanico de alimentos que nos proporciona la naturaleza.

“La vitamina C, el Zinc, la melatonina, la vitamina D, los pre y probióticos, ayudan mucho. Ahora que estamos en época de pandemia el ajo y la cebolla son antivirales y antibacteriales, así que vale la pena consumirlos, al igual que el jengibre”, finalizó.

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

El anuncio de la inminente reapertura de las escuelas públicas en Miami-Dade pone a muchos a pensar. ¿Y Usted?

Creo que es una decisión bien pensada y necesaria
Deberíamos seguir con las clases a distancia un poco más
Hay que volver a la normalidad y que cada uno se cuide y cuide a los suyos
Estoy altamente preocupado(a) por la reapertura y el riesgo de contagios
ver resultados

Las Más Leídas