viernes 1  de  marzo 2024
BIENESTAR

Emociones y Navidad: ¿Cómo afectan a nuestro peso?

Las celebraciones navideñas nos llevan a cometer excesos. Aumenta la ingesta en cantidad y calidad, bebemos alcohol, trasnochamos y compramos más
Diario las Américas | DRA ACOSTA THEN
Por DRA ACOSTA THEN

La Navidad es posiblemente la época del año en que más peso ganamos por el aumento de eventos sociales y familiares, la anulación de la actividad física y la disminución de la intensidad en la carga laboral.

No obstante, es el tiempo con mayores cargas emocionales, variadas y contradictorias. Experimentamos desde ilusión y alegría hasta tristeza y añoranza. Una reunión nos puede hacer disfrutar, por reencontrarnos con amigos y seres queridos, llevándonos a cometer excesos, ya sea comiendo, tomando alcohol o alterando las horas de descanso.

La misma reunión puede traernos al recuerdo, de manera especial, a personas que ya no están y extrañamos, lo que puede inhibirnos el apetito.

A continuación, los tipos de emociones que se pueden experimentar y cómo impactan en el peso:

  • Ilusión: La ilusión es la mejor definición del rostro de los niños cuando realizan su carta a Papá Noel, o pasean por las calles iluminadas. Los adultos se contagian de esta ilusión en el ámbito social, laboral y familiar, aumentando la ingesta de dulces y chocolates navideños.
  • Culpa: Las celebraciones navideñas nos llevan a cometer excesos. Aumenta la ingesta en cantidad y calidad, bebemos alcohol, trasnochamos y compramos más que en otras épocas del año. La culpa por esto, acompañada de no haber logrado nuestros objetivos a lo largo del año, realiza un círculo viciosos de culpas y excesos.
  • Esperanza: Esta es la luz que más brilla en la Navidad. Esperanza por emprender y lograr algún proyecto, personal o profesional, y mejorar nuestra salud. En cuanto a la comida, tomamos la época como despedida de estos hábitos para reiniciar en el nuevo año.
  • Tristeza: El duelo por la pérdida de lo amado nos trae la tristeza. Tristeza por ver que el tiempo pasa y no regresa, que la vida es una. Esto crea dados de depresión, que puede ser canalizada o no con la comida.
  • Felicidad: Es un estado antes, durante y después de la Navidad. Organizamos reencuentros de familiares y amigos que viven fuera, un motivo más para preparar una buena cena o salir a restaurantes a socializar.

Estas son las emociones que he visto en mi consulta, que explican por qué aumentamos de peso en las dos semanas que dura aproximadamente la Navidad. ¿Cuáles son las tuyas?

* La Dra. Amny Acosta Then es endoscopista bariátrica, directora de la clínica de obesidad y especialidades Salutte Clinic en Santiago de los Caballeros, República Dominicana. Experta en Nutriología Clínica, especialista en Gastroenterología. Pertenece a la Sociedad de Endoscopia Bariátrica de EEUU.

www.instagram.com/dra.acostathen/ - [email protected]

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar