Cada vez que hablo o escribo sobre lo difícil que es ser hombre, recibo muchísimos mensajes y comentarios de hombres interesados en el tema. Me piden que siga elaborando al respecto y que les dé más información. Me emociona saber que existan cada vez más hombres dispuestos a crecer. Para hacerlo, deben superar una serie de mitos tontos y sin sentido en esta época de Internet y globalización. Walter Riso, en su libro Intimidades masculinas dice lo siguiente al respecto:

"Pese a que el poder masculino ha sido trasladado del garrote troglodita al maletín ejecutivo, la fuerza física aún es un requisito importante de masculinidad para muchos hombres y mujeres. Muchos adolescentes hombres muestran serios problemas de autoestima y autoimagen porque se perciben a sí mismos como enclenques… o alejados del patrón "fornido" tradicional… El silogismo es claro, aunque falso: "Un verdadero hombre debe ser fuerte, la fortaleza está en los músculos. Yo no tengo suficiente desarrollo físico, por lo tanto soy poco hombre y poco atractivo".

Esto los lleva de cabeza al gimnasio y a los anabólicos, aunque les hagan daño a su salud. Las mujeres tenemos parte de la responsabilidad al derretirnos ante un cuerpo musculoso. Seguimos valorando esa fuerza masculina que tanto criticamos y les exigimos a los hombres ser valientes, seguros de sí mismos, determinados, autoritarios y dominantes. Eso, hasta que nos casamos con ellos y estas "cualidades" se nos tornan insoportables. No acabamos de entender que pedirle esto a los hombres es una forma de someterlos a una socialización, a una crianza, inhumana, dura, fría y distante.

Para poder llegar a complacer a la sociedad, a sus familias y a las mujeres, los hombres sufren y se acostumbran a comportarse de manera inadecuada, se vuelven analfabetos emocionales. Y aunque las cosas han ido mejorando, aún la debilidad masculina es vista con cierto desprecio por nuestra sociedad.

¿Qué se espera del varón?

  • Que resista el dolor físico y el psicológico

  • Que sea valiente y seguro de sí mismo

  • Que sea fuerte pero a la vez tierno, comprensivo y amoroso.

En una pareja, esas "cualidades" masculinas son desastrosas. La relación de pareja se basa en la intimidad y para lograrla se requiere:

  • Tornarse vulnerable

  • Desnudarse por fuera y por dentro

  • Mostrar nuestras emociones y comunicarlas

  • Ser tolerante y comprensivo

  • Respetar la cosmovisión del otro

  • Aprender a compartir el poder

¿Con lo que le enseñamos a nuestros hombres, los preparamos para eso? Creo que no. Muchas de esas cosas van en contra de lo que hemos etiquetado como ‘masculino’. Para todo lo dicho, no es requisito tener fuerza física. Firmeza y honestidad, nada tienen que ver con la fuerza física, ni el autoritarismo. Debemos comenzar a promover la liberación masculina, ya que una mujer nueva al lado de un hombre “tradicional, no liberado” solo conduce al aumento de feminicidios, divorcios, problemas sexuales y MUCHO DOLOR en las parejas, en las familias y en el mundo.

Te recomiendo esta lectura: http://amzn.to/2GMO3bv

www.nancyalvarez.com

Tienda: https://tienda.nancyalvarez.com
FB: DraNancyAlvarez
Twitter: @dranancyalvarez
Instagram: dranancyalvarez
Youtube: nancyalvarez51

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas