¿Qué es la confianza? ¿Cómo se crea? ¿Cuándo desaparece y cuáles son las consecuencias? Estas son preguntas que nos hacemos, pero no sabemos las respuestas. Es algo increíble, debido a su importancia en nuestras vidas. La confianza influye bárbaramente en todas nuestras relaciones significativas, y la más importante es la de pareja. Pero también es determinante en los negocios, en el éxito de nuestra carrera, en el trabajo, en la elección de pareja, en la amistad y con nuestros hijos y familias.

Es hermoso cuando sentimos que podemos confiar en alguien. Toma años construir una relación en la que reine la confianza, pero cualquier duda o conducta desleal la desaparece. Construirla nuevamente puede tomar años, o nunca volver a sentirla con esa persona.

Te puede interesar

El mejor ejemplo es cuando la pareja nos engaña. He manejado casos como estos, donde la pareja engañada dura hasta cinco años en terapia, pero no perdona. Puede no dejar al marido, pero vive acusándolo de lo que hizo, insultándolo y gritándole: "no puedo volver a confiar en ti". Esto no solo pasa a las mujeres. Es muy común que hombres, cuya pareja le ha sido infiel, den esta razón para justificar el divorcio.

La pérdida de la confianza afecta a toda relación humana. Un jefe no creerá a un empleado que miente constantemente, no hace su trabajo bien y engaña sobre lo que hizo o no. Hasta sus compañeros le pierden la confianza y no quieren trabajar en proyectos juntos.

La confianza está íntimamente ligada a la congruencia. O sea, que cumples tu palabra, eres sincero, transparente, lo que dice tu boca lo afirman tus hechos, eres leal, un ser sólido, que actúa según predica, actúa de acuerdo a sus creencias y valores y no miente.

Otro aspecto que origina la falta de confianza es que la comunicación se afecta claramente. No le contarías cosas importantes de tu vida a alguien en quien no confías. Pero la pareja es un espacio de comunicación de emociones y de sentimientos. Si eso no puede suceder, es una realidad que esa pareja no existe.

La pareja se sostiene en dos columnas. Una es la confianza y la otra es la intimidad. Está ultima no puede existir sin confianza, honestidad, comunicación profunda y un ambiente que me respeta como soy, donde puedo ser yo sin ser rechazado, ser yo estando cerca de ti.

Sobre esas dos columnas, intimidad y confianza, hay una tercera para unirlas. Es la reciprocidad: tú me das y yo te doy. Té estás para mí y yo para ti. Existe justicia relacional.

Vivimos un mundo donde la confianza brilla por su ausencia. Y también casi todo lo que dijimos que necesita una relación. Los seres humanos necesitamos como mínimo cinco relaciones significativas para tener estabilidad emocional. Y sin confianza, compromiso y reciprocidad, eso no es posible.

A crecer y desarrollarnos como seres humanos. La pareja es el lugar para lograrlo.

www.NancyAlvarez.com

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas