MADRID.- Bruce Wayne cumplió el sábado pasado 80 primaveras. Ocho décadas han pasado desde que Batman apareció por primera vez en el número #27 de Detective Comics, el 30 de marzo de 1939. Lo hizo con dibujos de Bob Kane y guión de Bill Finger en una historia titulada 'El caso del sindicato químico'. Su primera aventura, 'The Bat-Man' se estrenó en mayo pero 'Batman #1' no fue publicado hasta 1940, un primer número que presentó a Joker y Catwoman a los lectores por primera vez.

Desde entonces, el justiciero enmascarado álter ego del multimillonario Bruce Wayne se ha convertido en el personaje de cómic de mayor éxito en la gran y pequeña pantalla con múltiples apariciones tanto en cine como televisión.

Te puede interesar

Tan solo cuatro años después de su nacimiento en las grapas, en 1943, Batmán saltó a la pantalla. Fue en un serial de 13 capítulos protagonizado por Lewis Wilson como Bruce Wayne/Batman y Douglas Croft como Dick Grayson/Robin.

El segundo serial de cine, también de Columbia Pictures, fue Batman y Robin, que constaba de 15 capítulos y se estrenó en 1949. En aquella ocasión fue Robert Lowery quien interpretó al caballero oscuro y Johnny Duncan a su fiel Robin.

Después llegaría el que sin duda alguna es el Batman televisivo más recordado. Se trata del encarnado por Adam West en el serial que se estreno en 1966 y que se prolongó durante 120 episodios, concluyendo en 1968. La ficción contaba también con Burt Ward como Robin, Alan Napier como Alfred, César Romero como Joker o Burgess Meredith como El pingüino. Tal fue el éxito de la serie, que en 1966 se estrenó una adaptación para el cine que ha pasado a la historia como el primer largometraje protagonizado por el personaje.

Contemporánea es ya Gotham, la precuela televisiva de Batman emitida por Fox y que, al más puro estilo Smallville, arrancó en 2014 con el asesinato de los padres del jovencísimo Bruce Wayne, interpretado por David Mazouz, y culminará en breve con el final de la quinta temporada y el nacimiento de Batman. Ben McKenzie, como el agente Gordon, es el coprotagonista de una serie por la que ha pasado lo más granado del sindicato del crímen de Gotham, desde El Pinguino o Enigma, hasta y el recién llegado Bane o el protojoker de los Valeska.

BATMAN EN LA ANIMACIÓN

En televisión también destacan las series de animación de Batman. Un amplio catálogo que, al abrigo de la popularidad del onomatopéyico Batman de Adam West, arrancó con The Batman/Superman Hour, compuesta por 34 episodios emitidos en CBS entre septiembre de 1968 hasta enero de 1969.

Luego llegaron Las nuevas aventuras de Batman (1977), también realizada por Filmation, y que incluía al personaje del Bat-Duende que, incluso hoy en día, es uno de los que más rechazo genera entre los fans. Idéntico título tuvo la serie de Warner Bros. Television de 1997 a la que siguió Batman Beyond (1999), el Batman del futuro, que contó con tres temporadas y un total de 52 episodios.

Después fue el turno de The Batman (2004), con un joven Bruce Wayne y 65 capítulos divididos en 5 temporadas, la serie on line Batman: Black and White (2008) y Batman, el intrépido (2008) en la que Batman hacía equipo con distintos personajes. La última adicción a esta casi interminable lista han sido Beware the Batman (2013), una serie de animación completamente generada por ordenador de 26 episodios.

Y no. No este repaso no obvia a la sin duda alguna la más aclamada serie de animación del caballero oscuro. Se trata de Batman: La serie animada, una producción de Warner Bros. estrenada en 1992 y que hasta 1995 emitió un total de cuatro temporadas compuestas por 85 episodios. Una serie decisivamente influenciada por el tono de la película de Tim Burton, que creó a Harley Quinn y que también contó con spin-off en forma de películas.

Y es que la lista de filmes de animación del caballero oscuro es incluso más extensa... y pintoresca. Este último adjetivo encaja perfectamente con algunas producciones en las que Bruce Wayne contó con unos curiosos compañeros de aventuras, comenzando por Scooby-Doo y Batman forman equipo (1972) y pasando por Batman contra Drácula (2005), Batman Unlimited: Monstermanía (2015), Batman Unlimited: Instinto animal (2015) hasta llegar a la todavía inédita Batman Vs. Teenage Mutant Ninja Turtles, que llegará este 2019.

Del otro lado, títulos muy apreciables también componen la filmografia animada del personaje de DC como Batman: Corazón de Hielo (1992), Batman: La máscara del fantasma (1993), Batman del futuro: El regreso del Joker (2000), Batman: Guardián de Gotham (2008), Batman: Capucha roja (2010), Batman: año uno (2011) o las dos entregas de Batman: El regreso del Caballero Oscuro, basadas en la aclamada obra de Frank Miller.

BURTON Y EL PRIMER GRAN BATMAN

Más allá del cine de animación, y obviando el ya mencionado filme derivado de la serie de Adam West, no fue hasta 1989 cuando el hombre murciélago brilló, al fin, en la gran pantalla. Fue de la mano de Tim Burton en Batman, la película protagonizada por Michael Keaton y en la que Jack Nicholson dio vida a un Joker inolvidable. Kim Basinger era la chica en este largometraje que recaudó más de 400 millones de dólares y se alzó con el Oscar a la Mejor dirección artística.

En 1992 llegó la secuela, Batman Returns donde, de nuevo encarnado por Keaton, Bruce Wayne se las veía (y se las traía) con Catwoman (Michelle Pfeiffer) y el Pingüino (Danny DeVito). Ya sin Burton en la silla de dirección, que ocupó Joel Schumacher, en 1995 se lanzó Batman Forever. Una cinta en la que Val Kilmer tomaba el testigo de Keaton, Chris O'Donnell daba vida a Robin, Tommy Lee Jones era Harvey Dent (Dos caras). Jim Carrey encarnó a Enigma y Nicole Kidman la doctora Chase Meridian, interés amoroso del héroe, en un filme francamente mejorable.

Tras el evidente bajón de calidad que supuso la primera película de Schumacher, dos años más tarde el cineasta hundió aún más la franquicia con Batman y Robin. La considerada por muchos como la peor película de superhéroes de la historia -con permiso de la Catwoman de Halle Berry o del Daredevil de Ben Affleck- estaba protagonizada por George Clooney.

Un dislate cuyo guión firmó Akiva Goldsman y en el, acompañado de Robin (de nuevo el reincidente Chris O'Donnell) y Bat-Girl (Alicia Silverstone), Batman tuvo que hacer frente a dos pintorescos villanos: Hiedra Venenosa (Uma Thurman) y Mr. Freeze (Arnold Schwarzenegger).

LA ERA NOLAN

Tras el monumental descalabro, la franquicia estuvo en barbecho casi una década hasta que en 2005 Warner Bros. encargó a Christopher Nolan recuperar el brillo perdido. Lo consiguió... y de qué manera. Batman Begins fue la primera entrega de la magistral trilogía que devolvió al personaje de DC, encarnado por un enorme Christian Bale, al olimpo cinematográfico.

Luego la excelente El caballero oscuro (2008) y El caballero oscuro: La leyenda renace (2012) completarían la saga de Nolan. Una trilogía que marcó un antes y un después a la hora de entender el cine de superhéroes y que dejaría para la posteridad el espectacular Joker de Heath Ledger en su segunda entrega. El australiano, que falleció meses antes del estreno de la película a los 28 años, recibió el Oscar a título póstumo por su trabajo.

Batman volvió a los cines con el rostro de Ben Affleck para enfrentarse a Kal-El en la decepcionante Batman v Superman (2016). Un filme de Zack Snyder que reunirá por primera vez en la gran pantalla a los dos colosos de DC Comics y que quiso ser demasiadas cosas a la vez. La última decepción llegó con Liga de la Justicia, la última película de Affleck, el sexto actor en dar vida al personaje en un largometraje, como Batman.

El séptimo actor que engrosará esta lista será el protagonista de The Batman, el reboot de la saga que -tras el adiós de Affleck- está preparando desde hace meses Matt Reeves (La guerra del planeta de los simios) y que verá la luz en junio de 2021.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario