MIAMI.- Actrices y directivos de la televisión de habla hispana explicaron a Efe que hay un creciente interés en historias de mujeres adultas, con lo que se están abriendo papeles protagónicos para las intérpretes de más de 40 años, que hasta hace poco se veían relegadas a personajes de antagonistas.

"Estamos en una etapa de la televisión en la que hay historias de todo tipo" y "ya no hay protagonistas como los de antes. Todos los personajes son complejos y muy interesantes", indicó a Efe la actriz venezolana Gaby Espino, quien a sus 42 años celebra el actual contexto de oportunidades.

Te puede interesar

Espino abrió este año con uno de los roles principales de la serie "Jugar con Fuego", aunque, recuerda, su carrera ha acompañado esta transición.

Tras comenzar en el programa infantil latinoamericano "Nubeluz", se convirtió en protagonista cuando las telenovelas contaban historias de jovencitas inexpertas, muchas veces pobres, que se enamoraban de un chico rico.

Después de muchos obstáculos, el joven rico se decidía por ellas y vivían juntos "una eternidad".

Ahora, junto a la colombiana Margarita Rosa de Francisco, Espino interpreta a una de las mujeres maduras que disputan galán a una chica de apenas 20 años.

"Tanto el público, como los productores y los guionistas, se han dado cuenta en todo el mundo que las mujeres mayores tenemos vidas mucho más interesantes", indicó De Francisco, de 53 años.

"En el mundo hispano, además, hay un gran rango de actrices talentosísimas de todas las edades que están brillando en la televisión y en plataformas como Netflix", agregó la colombiana y, en la conversación con Efe, apuntaló que "la percepción sobre el valor de una mujer en el mundo del espectáculo ha cambiado y el público ha madurado".

Para ambas, hay ahora un mayor respeto por el trabajo de una actriz y se busca algo más que una cara bonita y un buen cuerpo para aparecer en televisión.

"Es algo nuevo y muy gratificante", manifestó la también actriz colombiana Catherine Siachoque.

"Las que ya no teníamos cara de niñas nos convertíamos en malvadas o en las mamás y empleadas domésticas que daban consejos a las protagonistas", refiere Siachoque.

A sus 47 años, reconoce que, cuando comenzó su carrera, a una actriz de su edad la habrían relegado.

Se trata de un proceso que comenzó en Europa y que ya Hollywood asumió con el éxito de series como "Grace and Frankie", protagonizada por las veteranas Jane Fonda y Lili Tomlin.

La serie de Netflix cuenta la vida después del divorcio de un par de mujeres de la "tercera edad".

Kate del Castillo está liderando los elencos de series como "Ingobernable" y "La reina del sur 2", un producto de la lucha de las mujeres. La mexicana de 46 años de edad afirma que "ya no nos estamos quedando calladas".

"Estamos gritando, diciendo qué queremos y quiénes somos. Es un efecto más de los esfuerzos por incorporar más diversidad", afirmó a Efe Del Castillo.

"Actrices maravillosas de todas las edades siempre ha habido, lo que faltaban eran papeles en los que se les diera la oportunidad de seguir brillando", agregó la mexicana.

"En nuestra sociedades latinas, las mujeres son fuertes, decididas, guerreras, y más a medida que van pasando los años. Es lo que en Telemundo llevamos años queriendo reflejar", asegura por su parte el director creativo de Telemundo International Studios, Miguel Varoni.

El directivo cree que "la transformación que se ha registrado en la televisión en los últimos años no solo ha llevado a un incremento de la calidad, sino a enfocarse en las historias que contamos".

Pero el giro también es consecuencia de cómo ha cambiado el concepto de la edad.

"Una mujer de 50 o hasta 60 años ya no es hoy lo que era hace 10 o 20 años", indicó la comentarista del programa "Suelta la Sopa", Carolina Sandoval.

"Antes las veíamos como unas abuelitas; ahora muchas son más sexy que las jovencitas. Eso ha ayudado a que se mantengan en pantalla", argumenta Sandoval.

Sin embargo, las entrevistadas aseguraron que el mayor motor detrás de este cambio son las propias mujeres, que poco a poco han llegado a posiciones de poder dentro de la televisión en español.

Entre las latinas, destacaron el trabajo de la puertorriqueña Rita Moreno, de 87 años, en la exitosa serie "One Day at a Time", también en Netflix.

Resaltaron además la inclusión de Raquel Welch, estadounidense de ascendencia boliviana, en la película "Cómo ser un Latin Lover", de Eugenio Derbez.

"Cuando las mujeres nos unimos y nos apoyamos, nos beneficiamos todas, en cualquier industria. La televisión o es una excepción", zanjó Sandoval.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario