miércoles 10  de  abril 2024
SÉPTIMO ARTE

Artista visual completa ciclo con nominación al Óscar

El legendario artista y maquillador Kazu Hiro ve -cuatro décadas después- completar su carrera con Maestro, trabajo que lo puso en la mira de otro Óscar

LOS ÁNGELES.- Cuando Kazu Hiro comenzó a practicar maquillaje en su adolescencia, un rostro se repetía en las revistas: Leonard Bernstein. Cuatro décadas después, el legendario artista vería un ciclo completarse en su carrera con Maestro, trabajo que lo puso en la mira de otro Óscar.

"Leonard Bernstein fue una gran inspiración cuando era chico", dijo Hiro a AFP. "Siempre que creaba un rostro necesitaba una fotografía de referencia. En la época, sin internet, tenía que ir a la librería a comprar revistas. Y él aparecía en cada una".

Poco después Hiro, en su natal Kyoto, vio al músico en un documental. "Sus palabras realmente me inspiraron y pensé que me gustaría trabajar algún día en una película sobre Leonard Bernstein", señaló.

Oportunidad del artista con Bradley Cooper

La oportunidad le llegó de la mano de Bradley Cooper, quien dirigió, coescribió y protagonizó Maestro, que abre una ventana al matrimonio del director y compositor con la actriz Felicia Montealegre.

"Fue realmente un proyecto apasionante porque Bradley y yo estimamos mucho a Leonard Bernstein. Fue muy significativo para nosotros representarlo en esta historia", dijo. "Fue algo así como el proyecto perfecto que yo de algún modo esperé durante los últimos 36 años".

Embed

Hiro nació en Japón, donde aprendió el oficio de transformar facciones, a punta de ensayo y error, usando su rostro. Autodidacta, progresó rápidamente y se mudó a Estados Unidos en los años 1990 donde se convertiría en uno de los artistas más solicitados en la industria del cine.

Trabajó en decenas de películas taquilleras como El Grinch (2000), en la cual transformó a Jim Carrey en el especial personaje de Dr. Seuss, y Nutty Professor II: The Klumps, con Eddie Murphy.

Con una carrera avasalladora de más de dos décadas y dos nominaciones al Óscar -con Norbit, de nuevo con Eddie Murphy, y Click: Perdiendo el control, con Adam Sandler- en 2012 Hiro se retiró para dedicarse a la escultura.

Pero algunos proyectos lo sedujeron de regreso a Hollywood. Así, en 2017, transformó a Gary Oldman en Winston Churchill en Darkest Hour, y en 2019 asumió Bombshell, en la que Charlize Theron se mete en la piel de la presentadora de televisión Megyn Kelly.

Ambos trabajos le rindieron sus dos primeros premios de la Academia.

El llamado de Cooper no solo era irrecusable por su vínculo emocional, sino que además le valió su quinta nominación al Óscar.

"Perfeccionistas"

Hiro y Cooper se reunieron por primera vez en 2020 para discutir cómo traer a Bernstein de vuelta a la vida, y cómo retratarlo a lo largo de los 50 años que abarca el guión.

El artista dividió este espacio de tiempo en cinco etapas, lo que implicaba rejuvenecer a Cooper, ahora de 49 años, para luego de forma progresiva, envejecerlo.

Los preparativos para el rodaje demoraron más de lo previsto, en parte por la pandemia, pero también por la complejidad del proyecto.

La practicidad, agregó Hiro, es el elemento más importante cuando se trata de filmar a diario.

"(La etapa) más joven tomó cerca de dos horas y media. Luego la etapa media era de unas tres horas y la última etapa de unas cinco horas, porque había que cubrirlo de pies a cabeza". "Los dos somos un poco perfeccionistas", refirió el artista de 54 años.

"Cuando estaba trabajando en el maquillaje, podía notar como, poco a poco, (Cooper) conjuraba a Leonard Bernstein desde adentro hacia afuera".

Momento difícil

Pero Maestro trajo otro tipo de desafío para Hiro.

Cuando Netflix divulgó las primeras imágenes de la película el año pasado, la cinta y Cooper, específicamente, fueron objeto de críticas debido al uso de una prótesis de nariz para asemejar las facciones del actor estadounidense con el fallecido compositor judío.

Los hijos de Bernstein defendieron las decisiones de la producción y cuestionaron las acusaciones de antisemitismo como intentos poco sinceros de rebajar a una persona exitosa.

Hiro sostuvo que fue un momento difícil.

"Me dejó realmente confundido", dijo. "Me tomó un tiempo digerirlo". "Teníamos tanto respeto por Leonard Bernstein. Y ocurre que él tenía esa nariz. Así que eso era una parte importante".

Ya fuera de las redes, a Hiro, que dedicó un sinfín de horas a analizar las facciones del compositor, varios músicos y conocidos de Bernstein le manifestaban que Cooper en personaje lucía exactamente como Lenny.

"Y esto probó que nuestro objetivo fue cumplido", acotó. Algo que la Academia parece ratificar con su nominación.

Hiro y su equipo son favoritos para llevarse en la gala del 10 de marzo la estatuilla a Mejor maquillaje y peluquería por la cual también compiten los artistas de Pobres criaturas, Oppenheimer, La sociedad de la nieve y Golda.

FUENTE: AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar