MIAMI.- El español Antonio Banderas ha vivido su triunfo como el mejor actor del Festival de Cannes 2019 con una mezcla de sorpresa, orgullo y tristeza, reconoció hoy en entrevista con Efe antes de inaugurar la vigésima primera edición de Miami Fashion Week, de la que es padrino desde 2016.

El actor describe la experiencia de recibir la Palma de Oro como "agridulce, porque me la gané yo, pero no reconocieron a Pedro (Almodóvar, como mejor director)".

Te puede interesar

Sin decirlo abiertamente, el artista se muestra convencido que Almodóvar se merecía el premio que quedó en manos del surcoreano Bong Joon-ho y le ha quitado emoción a lo que para muchos es el galardón más importante de su carrera.

Para él fue igual o más importante "los 12 minutos de aplausos que recibimos. La película abrió en Francia con gran éxito y a finales del verano llegará a Estados Unidos, donde estoy seguro de que será un gran éxito".

Aunque reconoce que siempre es agradable el reconocimiento, a sus 58 años Banderas asegura que ha aprendido a vivir "sin expectativas", por lo que no había pensado si ganaba en Cannes.

Tampoco lo hace sobre el Óscar que le auguran por su interpretación de Salvador Mallo, un director de cine que evalúa su ocaso en la película "Dolor y gloria", del icónico director español, con quien ha compartido gran parte de su carrera y a quién le atribuye sus roles más famosos, comenzando por el que tuvo en "Átame" (1990).

Aun así, lo toma con filosofía. "Las expectativas solo generan frustraciones", dijo al reconocer que sí le ha "emocionado" el reconocimiento y que mucho antes de pensar en Hollywood, recorría los pasillos del prestigioso festival de cine francés soñando con oportunidades.

Un éxito que Banderas todavía tiene pendiente es el de diseñador. En 2015 estudió en la escuela de diseño Central Saint-Martins de Londres y el año siguiente lanzó una línea para caballeros, que pensaba continuar con otra con productos reciclados.

Por ahora el proyecto ha sido archivado y se contenta con diseñar gafas de sol, relojes y perfumes.

"He encontrado otras formas de canalizar eso por ahora", explicó Banderas, vestido informal, pero impecable, con un jean y camiseta blancos y un chaleco de verde pistacho, uno de los colores de la temporada.

Su participación en la Miami Fashion Week, de la que es propietario en un 10 % y preside desde 2016, es una de ellas.

"Es muy importante para mí seguir abriendo espacio a los diseñadores latinos", explicó. Este año el evento ha profundizado la relación con la región, especialmente con República Dominicana.

También mantiene su foco en el papel de la moda como agente de cambio social, centrado en actividades para recaudar fondos para un hospital infantil y promover la sostenibilidad de los diseños.

La pasión de Banderas por dejar un mundo mejor al que encontró es evidente, pero ningún tema hace brillar los ojos más que sus planes para el Teatro del Soho y CaixaBank que compró en su natal Málaga. "Es una manera de agradecer a mi ciudad todo lo que me ha dado", explicó.

Espera abrir en octubre con la obra "A Chorus Line", que codirigirá y protagonizará con el papel de Zack, un exigente coreógrafo.

"Estoy en escena un 80 % del tiempo". dijo Banderas, quien compartirá el escenario con los estudiantes de la escuela de más de 600 alumnos que tendrá en una de las salas. "Es una forma de abrirle camino a las nuevas generaciones".

Para 2019, Banderas se estrenará en una producción original de Netflix.

En la película "The Laundromat" comparte créditos con Meryl Streep y Gary Oldman, bajo la dirección de Steven Soderbergh sobre la investigación periodística de los llamados "Papeles de Panamá".

Para el próximo año se espera que protagonice su "Lamborghini, la leyenda", en la que encarga al industrial italiano Ferruccio Lamborghini, que ya está en etapa de post-producción, y comienza a grabar la serie "Havana Nights" para la cadena de televisión Starz, además de explorar proyectos de producción propios.

Aunque Banderas dejó atrás su papel en "Dolor y gloria" hace muchos meses, el debut le ha regresado el tema del dolor y la gloria de la vida del artista a la realidad.

"Yo digo que la vida de los actores es como una de esas estrellas que se colocan en los árboles de Navidad. Por delante son brillantes, pero por detrás son feas y muchas veces de cartón", agregó Banderas al reflexionar sobre el dolor que ha sentido en sus 40 años de carrera.

"La gente cree que nuestra vida es toda una alfombra roja y es lo que queremos que vean, pero esconde mucho dolor, que escondemos porque no vende", reconoció.

"La gloria es la que todo el mundo ve", dijo.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas