NUEVA YORK.- La cantante estadounidense Beyoncé contó un año después del nacimiento de sus mellizos a la revista "Vogue" que los tuvo por una cesárea de emergencia.

"Pesaba 99 kilos cuando nacieron Rumi y Sir", dijo en una entrevista difundida hoy. Al parecer tenía bacterias en la sangre, su cuerpo estaba hinchado y al momento del parto ya llevaba más de un mes en la cama. "Mi salud y la de mis bebés estaba en riesgo, por lo que tuve una cesárea de emergencia", indicó.

Embed

La cantante contó que en las difíciles semanas antes y después del nacimiento la apoyó mucho su marido Jay-Z. "Pasamos muchas semanas en la estación intensiva para recién nacidos. Mi marido fue un soldado y de esta forma un gran apoyo para mí", añadió. Jay-Z y Beyoncé tienen otra hija en común, Blue Ivy, de seis años.

Beyoncé contó que sintió su cuerpo muy distinto tras la cesárea. "Fue una intervención dura. Temporalmente corren algunos de tus órganos y en algunos casos hasta los extraen. No sé si todos lo tienen claro", dijo.

La artista contó que aceptó su cuerpo algo más redondeado tras el nacimiento. "Fui vegana durante un tiempo y renuncié al café, al alcohol y a todos los juegos de fruta. Pero tuve paciencia conmigo misma y me alegré por mis curvas. Mi marido y mis hijos también".

Embed

Por otra parte, Beyoncé contó que descubrió que es "descendiente de un esclavista que se enamoró de una esclava y se casó con ella". Según dijo, cree que por eso dios le regaló mellizos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario