NUEVA YORK.- Lo primero que se escucha es una voz familiar sobre el sonido de miles de fanáticos que gritan: “Hola, Syracuse y el mundo. Mi nombre es Prince y he venido a tocar con ustedes".

El artista pronto aparece en el escenario y, ataviado en un mono con estampado de animal, mangas y cuello de volantes blancos y una guitarra sobre la espalda, comienza Let’s Go Crazy. “Queridos hermanos, estamos reunidos aquí hoy...”, dice.

Te puede interesar

Es el eléctrico inicio de un concierto de alto voltaje en el norte del estado de Nueva York realizado hace más de tres décadas, reeditado y relanzado en audio y video que captura a Prince & The Revolution en su apogeo.

“Fue tan asombroso como lo recuerdo”, dice Lisa Coleman, miembro de The Revolution que estuvo allí esa noche cantando y tocando el teclado. “La próxima generación necesita ver esto porque de eso se trata”, agrega el baterista Bobby Z.

El concierto del 30 de marzo de 1985 en el Carrier Dome de Syracuse, Nueva York, incluye las canciones Delirious, 1999, Little Red Corvette, Take Me Home, Let’s Pretend We’re Married, Computer Blue, When Doves Cry, I Would Die 4 U, entre otras.

Cierra con una sensual y deslumbrante Purple Rain. Prince, con una capa reluciente, ofrece un solo de varios minutos que muestra a un guitarrista inmensamente talentoso.

“Se puede decir que él sabe lo que está haciendo ahí: está iluminando al mundo. Siempre tocaba como si no hubiera mañana. Pero ese es especialmente conmovedor”, dice Bobby Z.

Prince and The Revolution: Live se lanzará el 3 de junio en una variedad de formatos, incluyendo plataformas digitales, una versión de vinilo de tres LP, una versión de dos CD y un Blu-ray de la película del concierto.

También habrá una edición limitada con tres LP de colores, dos CD, el video en Blu-ray, un libro de 44 páginas con fotografías inéditas de la gira Purple Rain y nuevas notas escritas por los cinco miembros de The Revolution.

“Estaba tan orgulloso de él y de la banda que formamos y todo en ese momento; el hecho de que siga vivo y que este hermoso proyecto esté saliendo a la luz es algo especial”, dice Bobby Z, quien fue amigo de Prince desde que se conocieron en 1976.

Los fanáticos del difunto artista tienen otra razón para estar felices este verano: Prince: The Immersive Experience hace su debut mundial el 9 de junio en Chicago. Ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar su guardarropa, influencias musicales y éxitos.

El concierto de Syracuse se produjo al final de una gira de más de 100 fechas y Prince y la banda a esas alturas son una máquina compacta y elegante que aprovecha el éxito de la película Purple Rain.

“Siento que fue una perla entre un gran collar”, dice Wendy Melvoin, guitarrista y cantante de The Revolution. “La única diferencia es que estaba siendo televisado en todo el mundo. Y había un poco más de presión sobre nosotros para mejorar”.

En el transcurso de la actuación, Prince hace varios cambios de vestuario, salta por los andamios del escenario, se quita la camisa, se retuerce sugerentemente en una bañera y vuelve loca a la multitud con frases como "¿me quieren?”.

El concierto fue uno de los primeros disponibles en televisión a la carta (pay-per-view) y fue nominado a un premio Grammy al Mejor video musical de formato largo. Posteriormente, se publicó en VHS, pero la calidad del audio y las imágenes eran deficientes.

“Estoy muy emocionado de que la próxima generación de fans de Prince vea de qué se trata. Él no era un tipo promedio. Este era un bailarín, cantante, director de orquesta, showman, compositor y músico increíblemente talentoso. Fue uno entre mil millones”, dice Bobby Z.

Melvoin dice que los fanáticos acérrimos de Prince pueden haber visto versiones piratas, pero espera que el nuevo álbum y película inspire a otros artistas.

“Creo que las personas que me gustaría que lo vean son personas que quieren aprender a montar un gran espectáculo”, dice. “Otros artistas deberían verlo”.

Melvoin y Coleman recientemente volvieron a ver el concierto de dos horas y se encontraron diciendo "¡guau!” periódicamente.

“Estábamos sentados uno al lado del otro viendo una versión en pantalla grande, y ambos habíamos olvidado ciertas partes; fue realmente digno de contemplar”, dice Melvoin. “Creo que una de las cosas que le dije a Lisa fue: ‘¡Por Dios! ¡Qué buenos éramos!’”

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.96%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.39%
17383 votos

Las Más Leídas