Aretha Franklin, la reina del soul que murió el pasado 16 de agosto a los 76 años está siendo despedida por todo lo alto en Detroit, la ciudad que la vio crecer y convertirse en cantante.

La artista será enterrada después de una ceremonia que incluye intervenciones del expresidente de EE UU Bill Clinton o el reverendo Jesse Jackson, así como actuaciones de Steve Wonder y Ariana Grande.

El martes y miércoles miles de admiradores pudieron verla en el Museo de Historia Afroamericana. Luciendo un vestido diferente cada jornada, la diva se ha dejado ver con una amplísima sonrisa.

Embed

El martes lució de rojo con zapatos de charol a juego, el miércoles de celeste con calzado dorado y ayer de rosa. Para el funeral se prepara un atuendo distinto. "Puedes apostar que será especial", dijeron los organizadores, la familia Swanson.

Detroit no está triste. Por el contrario, exuda fiesta: la voz de Aretha Franklin emerge de los autos, de enormes altavoces en la calle, del silbar de los transeúntes.

Cuando la capilla ardiente estaba en el museo, una fila en el corazón de la ciudad marcaba el ritmo de la despedida, destaca El País.

Monjas, mendigos, ancianos con andador y guardias de seguridad se integraban entre los seguidores afroamericanos que bailaban al son de sus grandes éxitos.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas