MIAMI.- A Eddie Palmieri su piano lo llama. A sus 83 años, el ícono del Latin Jazz no puede dejar de concebir música, algo que su hija Gabriela admira y que la ha motivado en su quehacer en las artes visuales.

Ambos se inspiran mutuamente y así lo demostrarán el miércoles 9 de septiembre en Art Sounds: Improv, encuentro virtual organizado por Oolite Arts y el Arsht Center que se transmitirá en vivo a partir de las 6pm por la página en Facebook de ambas instituciones culturales de Miami.

Te puede interesar

Se trata de una charla entre padre e hija acompañada del piano en la que saldrá a relucir, además del cariño y mutua admiración, el vínculo que los une a través del arte más allá del lazo sanguíneo.

“Ella me vio trabajando desde jovencita y para ella lo más importante es crear. Ella se sorprende porque yo sigo creando, me dice: ‘papi, tu sigues creando, cuando te sientas en el piano arrancas a tocar y eso es una bendición’”, contó Eddie Palmieri a DIARIO LAS AMÉRICAS durante una entrevista que concedió vía telefónica desde Nueva York.

Gabriela Palmieri se ha desempeñado en el mundo de las artes visuales como asesora y durante 17 años fue ejecutiva en la casa de subastas Sotheby’s, una carrera que llena de orgullo a su padre, quien no pierde el sentido del humor.

“Para mí ella es increíble. Es un orgullo tener una hija así. Y fue por su madre que siempre estaba pendiente de la escuela. Gabriela era la única niña que iba contenta todos los días a la escuela. Tiene unos 40 años, bien jovencita. Y yo estoy en 33, porque aprendí del gran trompetista cubano Chocolate que después de 50 tienes que empezar a contar a partir del 1 una vez más. Entonces tengo 33, la edad de Jesucristo (risas) Y en diciembre 15 cumplo 34 con medio siglo de experiencia detrás de mí”, expuso el músico ganador del Grammy.

Por estos días Palmieri se enfrasca en la música. Ya terminó más de una decena de composiciones aprovechando que no debe salir de casa.

“Ahora estoy haciendo 12 composiciones y 12 arreglos. Y están saliendo muy interesantes por las diferentes formas de armonías que estoy utilizando y la melodía. Y lo estoy gozando, porque no se puede salir. Estoy entregado a mi música”, dijo.

Asimismo, recordó nostálgico lo que un día fue la música, esa que afirma debe excitar al bailador como ya no lo hace.

“En el Paladium si tu entrabas con tu orquesta y no excitabas a las mil personas bailando miércoles, viernes, sábado y domingo, más nunca ibas a volver a tocar ahí. Estoy hablando de la estructura de los arreglos de ahora que no excitan como tienen que excitar. Eso es un arte perdido. Y ese es el arte mas precioso entre el bailador y la orquesta. Y eso pasaba en el Paladium del año 49 al 66. Yo entré en el Paladium en el 63 y lo cerré con el dueño en tres años después”, contó.

“La historia es tan preciosa que ya no existe. Y el problema ahora es que lo que llaman salsa y música romántica y sensual es un desastre, porque el ritmo es lo que te pone a bailar. Y cuando escuchas esos discos nunca se oye un solo de timbal, de bongo, de conga o de piano. No se oye y eso es lo que crea la tensión y la resistencia en una composición para llegar a un clímax musical harmónico. Mira a ver si tenemos o no un problema”, agregó, entre risas. A la pregunta de si se refería al auge del género urbano, comentó:

“El reguetón no tiene nada que ver con eso, hablo de músicos”.

Y continuó asegurando que no le preocupa la situación porque él ya está tomando cartas en el asunto. El pasado año publicó el disco Mi luz mayor, que dedicó a la que fuera su esposa, madre de Gabriela, y en el que participa Gilberto Santa Rosa.

“No me preocupa, porque yo sé lo que tengo que hacer en lo que estoy escribiendo. Y les deseo lo mejor a los que tienen talento porque hay mucho talento en la juventud. Ellos son el futuro, pero lo que estoy escuchando es dañino para mi espíritu, mi ángel guardián no puede escuchar eso, porque para mí no es lo que debe ser”, señaló.

“Esa época nunca va a volver, por eso mi disco Mi luz mayor es tan importante. Se lo dediqué a mi señora Iraida, que fue única. El disco salió hace un año, con una orquesta grande de cuatro trompetas, cinco saxofones y cuatro trombones, y en el que canta Santa Rosa”, agregó sobre la producción inspirada en su esposa quien falleció a causa de cáncer en 2014.

El músico nacido en el Bronx de padres puertorriqueños también recordó que llegó al piano a pedido de su madre porque él quería ser timbalero, de hecho lo fue en sus inicios en la música.

“El piano ha sido mi vida y fue mi madre quien me puso en el piano. Yo era timbalero de los 13 a los 15 años, pero cuando llegaba mi tío y tocaba el claxon y me decía: ‘vamos para el trabajo’, mi mamá me decía: ‘Edward, tú no ves lo lindo que se ve tu hermano cuando va a trabajar y no tiene que cargar los instrumentos; ¿cuándo vas a aprender Eduardo? Y yo le decía: ‘estoy aprendiendo, mami’’, dijo, entre risas. Unos años más tarde complació a su madre, una costurera que llegó de la Isla del Encanto a bordo de un buque de carga.

“Y en tres años le hice un negocio a mi tío. Le dije: ‘mira coge los timbales gratis, y el bongosero empezó a tocar timbales, y yo volví al piano. Y fue mi madre quien lo hizo posible. Ella era costurera, llegó de Puerto Rico en 1925; mi padre llegó en el 26. A mi abuela no le caía bien mi padre y lo cogía por todo Ponce con una escoba, después de eso llegaron a Nueva York, se casaron aquí. Mi hermano nació en el 27 y yo en el 36, que fue una bendición porque mi mamá creía que no iba a tener más hijos y le tomó nueve años”.

Para conectarse al Facebook Live y acompañar a Eddie y Gabriela Palmieri el miércoles 9 de septiembre, a las 6pm, acceda a https://oolitearts.org/event/art-sounds-eddie-palmieri/

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.11%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.7%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.25%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.93%
1775 votos

Las Más Leídas