MIAMI.-Los músicos son seres especiales que entregan al mundo una gran dosis de alegría y la figura de Cachao no escapa a esta definición. Israel López “Cachao”, el creador del mambo, dejó un inmenso legado musical del que muchas generaciones venideras podrán aprender.

Por eso, sus colegas, que valoran todo lo que ese maestro del contrabajo representa para la historia de la música cubana, se darán cita el 15 de marzo en el Arsht Center con motivo de su centenario.

Te puede interesar

Si hay alguien que lo conoció muy de cerca es Daniel Palacio, quien fundó la orquesta Cachao Mambo All Stars tras el fallecimiento del músico en 2008.

El saxofonista, quien fuera su sobrino, cantará en el homenaje acompañado de la orquesta que hoy dirige el contrabajista Ramses Colón, a pedido del propio Cachao en su lecho de muerte. Según contó Palacio, su tío quiso que Colón ocupara ese puesto en la orquesta que estaría destinada a dar continuidad a su obra.

Palacio afirma que Cachao era una inagotable fuente de anécdotas, producto precisamente del extenso bagaje musical que lo acompañó.

“Nadie sabe la cantidad de historias de Cachao, conversábamos por horas, en vuelos largos de hasta 11 horas y no paraba, porque tenía una mente tan clara y tanto que contar en el aspecto musical”, dijo Palacio, quien cantará en el tributo al hombre que llegó a querer como a un padre.

DANIEL PALACIO Y CACHAO 2 .jpg
Cachao junto a Daniel Palacio.
Cachao junto a Daniel Palacio.

El también vocalista se dedicó a acompañar al músico a donde él quisiera ir durante los últimos dos años de su vida, después de que su esposa falleciera en 2006.

“Yo lo disfrute lo que nadie se puede imaginar, porque yo lo recogía todos los días, le quité las llaves del carro, le dije: ‘No manejas más porque usted ha ido por la 37 avenida por la línea amarilla’, eso fue después que murió mi tía, y él me hizo caso”, contó.

“Yo lo recogía diariamente de lunes a sábado, lo llevaba al Versalles. El domingo tenía un amigo que salía con él. Dediqué mi tiempo a él y a mi familia que lo adoraba, lo llevaba a donde él quisiera, desde el 2006 hasta que le cerraron los ojos. A mí me afecto mucho su muerte porque yo era como su hijo, lo extraño mucho porque era muy jovial, y con los niños era fantástico”, agregó.

Asimismo, recordó lo bien que la pasaron en el último viaje a República Dominicana, poco antes de que la muerte lo sorprendiera el 22 de marzo de 2008.

“Fuimos a recibir el premio Casandra, habíamos disfrutado. Cuando llegamos aquí, lo dejé en su casa con su hija, al otro día sintió un dolor. A partir de ahí duró 12 días después de recibir ese premio. Y es triste, porque él estaba entero para la edad que tenía”, expresó.

Del carácter alegre de su tío, a quien consideró como un padre, destacó lo mucho que le gustaba hacer cuentos y contar chistes.

“Álvarez Guedes y él se juntaban a ver cuál de los dos contaba más chistes. Así era Cachao, él tenía un cuento para todo, era fantástico. Si dicen que la gente va al cielo, creo que él se lo ganó desde que llegó aquí”, comentó.

“Era una persona extremadamente humilde, en realidad él no sabía lo que él era, la grandeza que tenía”.

Entre tantas historias que le escuchó contar está, por supuesto, la del surgimiento del mambo.

“Cuando ellos crearon el sonido del mambo en 1937 era muy rápido y los bailadores no lo asimilaron y ahí quedo, pero está documentado. Ellos lo hicieron con violines y flauta, pero Pérez Prado en los 50 le cambió el formato de la orquesta, lo hizo con una jazz band, con cinco saxofones; le cambió la instrumentación, pero el ritmo es el mismo”, contó.

Pero también tiene una anécdota más reciente sobre la autoría de Cachao en el tema Longina, que hasta ahora se sabía que lo había compuesto solo Manuel Corona.

“Cachao siempre sorprende, hasta después de muerto. Hay una canción muy emblemática que se llama Longina y todo el mundo dice que es de Manuel Corona. Y el año pasado encontré en los papeles de los royalties que dice: ‘Longina, danzón, Manuel Corona e Israel López’. Y nadie se imaginaba que él hubiera estado involucrado en esa composición”, reveló.

“Entonces, como hay gente incrédula, le tomé una foto al papel de los royalties donde sale el derecho de autor, porque con él ha habido esa polémica de que si él no fue el creador del mambo, pero eso está documentado con el número Mambo, que lo grabaron en 1937”, añadió.

Durante el tributo a Cachao, también será homenajeado el guitarrista y compositor cubano Juanito Márquez, muy allegado del músico y con quien trabajó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas