viernes 3  de  febrero 2023
LUTO

Féretro de Isabel II llega al Palacio de Holyroodhouse

Los restos mortales de Isabel II llegaron hoy a Edimburgo desde el castillo escocés de Bamoral, donde falleció el jueves a los 96 años

EDIMBURGO.- Los restos mortales de Isabel II llegaron este domingo, 11 de septiembre, a Edimburgo desde el castillo escocés de Bamoral, donde falleció el jueves a los 96 años, en la primera etapa de un periplo que permite a los británicos despedir a su reina más longeva.

Poco antes de las 16H30 (15H30 GMT), el cortejo fúnebre penetró en el Palacio de Holyroodhouse, residencia oficial de los reyes en Escocia, tras recorrer las calles de Edimburgo, donde miles de personas aplaudieron a su paso, al término de seis horas de viaje.

El coche fúnebre llevaba el ataúd de la difunta reina Isabel II, cubierto con el estandarte real de Escocia.

féretro Isabel II-Palacio de Holyroodhouse, en Edimburgo-AFP.jpg
El coche fúnebre que lleva el ataúd de la difunta reina Isabel II, cubierto con el estandarte real de Escocia, llega al Palacio de Holyroodhouse, en Edimburgo, el 11 de septiembre de 2022.

El coche fúnebre que lleva el ataúd de la difunta reina Isabel II, cubierto con el estandarte real de Escocia, llega al Palacio de Holyroodhouse, en Edimburgo, el 11 de septiembre de 2022.

Escoceses despiden a su reina

El ataúd de la monarca más longeva del Reino Unido abandonó primero la sala de baile de su querido Castillo de Balmoral, portado por seis guardas hasta el coche fúnebre.

El cortejo de siete coches salió de las puertas de su residencia de verano poco después de las 10H00 (09h00 GMT), pasando junto a la masa de flores depositadas allí desde que se anunciara la muerte de la reina, tras 70 años y siete meses en el trono.

Lo que comenzó con unos pocos apesadumbrados vecinos que acudieron a presentar sus respetos en las primeras horas tras su fallecimiento, se convirtió en una multitud durante el fin de semana.

"Es la única reina que conoceré toda mi vida", explicó Nia-Gray-Wannel, una científica residente en la vecina localidad de Ballater. "No es necesariamente nuestra reina, pero es como la reina de todos, en todo el mundo", agregó Marina Hermant, una turista francesa.

A las puertas de Balmoral, cientos de ramos con rosas, lirios, cardos escoceses y girasoles, entre otras variedades, se intercalan con tarjetas y regalos. "Gracias por ser tú", reza un mensaje depositado en el oloroso y colorido mar de flores.

En otra tarjeta, con un poema del poeta nacional de Escocia, Robert Burns, se puede leer: "Mi corazón está en las tierras altas".

Cerca de la valla de hierro, está sentado un oso Paddington de peluche. Este personaje muy querido de los libros infantiles británicos compartió una taza de té con la reina como parte de las celebraciones televisadas por su Jubileo de Platino en junio.

FUENTE: Redacción con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar