A Kim Kardashian no le gustó cómo quedaron sus senos después de dar a luz a su primera hija North West, por lo que recurrió al cirujano plástico.

La estrella de “Keeping up with The Kardashian” hizo la confesión a través de su aplicación, reseñó La Botana.

La más famosa de Las Kardashian dijo que se sometió a un tratamiento estético, después de que nació su hija mayor.

“Después de amamantar a North no me sentía bien. Me salieron estrías en los senos y me sometí a un tratamiento con láser para eliminarlas, hizo mucha diferencia. Pueden quitarse estrías y cicatrices”, afirmó.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas