A Kim Kardashian no le gustó cómo quedaron sus senos después de dar a luz a su primera hija North West, por lo que recurrió al cirujano plástico.

La estrella de “Keeping up with The Kardashian” hizo la confesión a través de su aplicación, reseñó La Botana.

La más famosa de Las Kardashian dijo que se sometió a un tratamiento estético, después de que nació su hija mayor.

“Después de amamantar a North no me sentía bien. Me salieron estrías en los senos y me sometí a un tratamiento con láser para eliminarlas, hizo mucha diferencia. Pueden quitarse estrías y cicatrices”, afirmó.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas