domingo 7  de  julio 2024
CONCURSOS DE BELLEZA

Miami se alista para coronar a la primera Miss Cuba en 57 años

Las candidaturas llegaron desde España, Dubái, Miami y otras ciudades de EEUU, incluso desde la isla, contó el director nacional de Miss Universe Cuba

Diario las Américas | WILMA HERNÁNDEZ
Por WILMA HERNÁNDEZ

MIAMI.- Veinte candidatas se medirán por la corona de Miss Universe Cuba para representar a la isla en el concurso de belleza más importante del mundo.

El certamen, que se celebrará en Miami el 15 de septiembre, se adhiere a los nuevos estándares que rigen al Miss Universo: sin restricción de edad, estado civil, estatura o medidas “perfectas”.

El requisito para participar era haber nacido en Cuba o de padres cubanos en el exilio. Las candidaturas llegaron desde España, Dubái, Miami y otras ciudades de EEUU, incluso desde la isla, contó el director nacional de Miss Universe Cuba, Prince Julio César, quien tiene en su haber más de dos décadas de experiencia en el mundo de los concursos de belleza.

Las edades de las aspirantes a concursar oscilan entre los 19 y 55 años.

El jurado del certamen estará integrado por la cubana Sissi Fleitas y la venezolana Alicia Machado.

De las 20 candidatas, una será elegida por la audiencia a través de las redes sociales en las próximas semanas.

“Serán 20 candidatas oficiales a Miss Cuba rumbo a Miss Universo, después quedarán 10 semifinalistas, que desfilarán en traje de baño. Luego cinco finalistas pasarán a una rueda de preguntas. Y después vamos a un top dos y de ahí saldrá la nueva Miss Cuba”, indicó el director sobre el formato de la noche final del certamen.

Sobre el proceso de preselección de las concursantes, comentó:

“Con las primeras 100 tenemos una entrevista en las oficinas de Miss Cuba. Queremos interactuar con ellas para evaluar cómo hablan, cómo piensan, las vamos a ver en traje de baño. Y de ese primer grupo van a quedar 40 que llevaremos a 20. De las 40, queremos que la organización elija a 19 y que el público, a través de su voto en las redes sociales, diga quién será la candidata número 20 para integrar las filas de Miss Cuba”.

La ganadora de la corona de Miss Universe Cuba será asesorada en varias áreas como pasarela, maquillaje, protocolo y oratoria, para concursar en Miss Universo 2024, que se celebrará en noviembre en Ciudad de México.

“La preparación de esas 20 mujeres será en los espacios de Miss Universe Cuba en Miami, donde tomarán clases de oratoria, pasarela, maquillaje y peluquería, proyecto social, sobre todo de oratoria en inglés y español, porque hay muchas muchachas que tienen desconocimientos en esa área”, dijo el venezolano.

Embed

¿Por qué un Miss Universe Cuba?

Sobre cuál ha sido la motivación para que la mujer cubana vuelva a ser mostrada en un concurso de belleza de talla internacional, afirmó que la organización de Miss Universo expandió su visión del certamen y él llevó su propuesta ante la directiva, que le encargó la tarea de llevar adelante la tarea de buscar desde Miami a la primera Miss Cuba en casi seis décadas. La última vez que Cuba participó en Miss Universo fue en 1968, nueve años después de que la dictadura castrista se instalara en La Habana.

“Fue de ambas partes. Yo presenté el proyecto, la inquietud y jamás pensé que me fueran a decir que sí. Y recibí la llamada. Este año la organización abrió las puertas a otra visión. Quieren que todas las mujeres del mundo participen en la contienda de belleza universal. De hecho, este año serán 120 mujeres que se den cita en Miss Universo”, dijo.

“Ellos decidieron que Cuba estuviera allí y recibí el nombramiento de parte de la organización Miss Universo. Me dijeron que era la persona adecuada para llevar el certamen de Miss Cuba a Miami, porque ahí está el mayor bastión de cubanos. Esta ciudad la han hecho los cubanos”, agregó.

El rol de los concursos de belleza

En cuanto a la relevancia de un concurso de belleza en medio de la profunda crisis que azota al pueblo cubano, recordó que este tipo de certámenes, aunque parezcan superficiales, se proponen empoderar a la mujer, así como impulsar la labor social que las candidatas desempeñan. Además, la exposición que logra la ganadora le vale para alcanzar sus metas profesionales.

“Estoy convencido de que la plataforma de Miss Universo es una plataforma que empodera a las mujeres, que les trae muchísimos beneficios. Cuando ellas tienen la oportunidad de estar allí, tienen la oportunidad de cambiar sus vidas para bien. Se convierten en figuras públicas, en animadoras de televisión, actrices o filántropas. Yo creo que la misión de la Miss Universo es muy bonita. Es una embajadora de buena voluntad, desarrolla sus causas sociales, es una vocera que tiene una función, una misión y un objetivo, y es algo positivo en el crecimiento de la sociedad. Entonces, ¿cómo todo esto tan positivo que tiene el certamen no va a hacerle bien a cualquier país?”, expresó.

“Nuestra misión no es solamente elegir una reina de belleza, sino una mujer que sea embajadora de causas sociales. Yo tengo un lema en mi vida: los certámenes de belleza no tienen sentido sin una función social, porque entonces nos quedaríamos en ese estigma o en ese concepto que tiene la gente de que se trata simplemente de ver a unas muchachas bonitas en televisión bien maquilladas, bien peinadas y con los vestidos. Ya eso no nos interesa, porque eso sería algo vacío”, aseguró.

Surge una controversia

Pero en medio de la tarea, que supone un regreso histórico de Cuba a los concursos de belleza, surgieron cuestionamientos en los medios sobre la fuente de financiamiento de Miss Universe Cuba que vinculan al certamen a quien aparece como propietario de Globovisión, Raúl Gorrín, abogado y empresario venezolano con residencia en Coral Gables que fuera encausado por el gobierno estadounidense en 2018 por prácticas de corrupción en el exterior, según documentos legales.

A la pregunta de si existe algún vínculo entre la directiva del concurso y Gorrín, Prince Julio César contestó:

“Yo pago mi franquicia a través de la organización internacional y a través de mis anunciantes que son marcas poderosas conocidas en el país. Ya tengo siete años haciéndolo y siguen creyendo en mi proyecto. Hago un trabajo impecable, bonito y cargado de muchísima responsabilidad y profesionalismo. Entonces, quererme vincular con este tipo de cosas, me parece absurdo”.

“Es un ataque que estamos recibiendo no sé de qué sector, tampoco sé con qué objetivo. Me imagino que no quieran que Cuba participe en Miss Universo y quede en la sombra. El hecho de que yo trabajase o trabaje en un canal de televisión privado en mi natal Venezuela, no quiere decir que yo tenga que ver con lo que hagan los dueños de ese canal. Yo soy un empleado, no soy de la junta directiva ni soy el dueño. Y el hecho de que yo trasmita por esa señal un concurso de belleza no me vincula con nada, porque yo pago por ese espacio de mi concurso. Me parece grotesco y una falta de respeto a mi profesionalismo de 22 años de carrera. Igual quisieron hacer con el Zar de la Belleza, Osmel Sousa, que todo era una falsedad. No entiendo por qué quieren dañar el éxito de quienes hemos trabajado a puño y sudor. Si lo llegué a ver [a Gorrín] una vez en mi vida fue mucho. Y discúlpame la palabra, pero no sé de qué carajo me están hablando”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar