SANTO DOMINGO.- La merenguera dominicana Milly Quezada, con más de tres décadas en los escenarios y que actúa este domingo en la clausura del Festival Presidente, seguirá apostando al merengue, un género que, según dijo en una entrevista, sigue "muy vigente", pese al éxito de otros ritmos, como el urbano.

El hecho de que la música urbana, la salsa o la bachata "estén gozando de gran popularidad" no quiere decir que el merengue atraviese por "una merma" ya que, según explicó Quezada, intérpretes como ella continúan grabando, trabajando de manera regular y "viajando por todo el mundo llevando el merengue en alto".

"El merengue sigue vigente, sigue muy presente compartiendo el escenario con otros grandes géneros musicales", apuntó Quezada, que actualmente suena en la radio y las redes sociales con cuatro temas, entre ellos, La pimienta es la que pica.

En este tema, Milly Quezada comparte voces con la leyenda del merengue típico Fefita "La Grande" y la cantante Maridalia Hernández, exintegrante de 4.40 la orquesta de Juan Luis Guerra.

Quezada revalidará este domingo su título de "La Reina del Merengue", en el Festival Presidente en Santo Domingo, donde también actuarán sus compatriotas Johnny Ventura, Juan Luis Guerra, Mozart La Para y Mark B, el colombiano J Balvin y el astro puertorriqueño Ricky Martin.

Esta es la cuarta ocasión que la intérprete de Llegó Juanita y La Guacherna actúa en el Festival Presidente, que en esta edición reunió a cantantes como el español Enrique Iglesias y el puertorriqueño Marc Anthony, el pasado viernes; y al colombiano Carlos Vives y el estadounidense Justin Timberlake, el sábado.

Milly Quezada ha sido la única mujer invitada en esta ocasión al Festival, que arrancó en 1997, y que esta noche celebrará los 60 años en la música del merenguero Johnny Ventura, festejo en el que participará la cantante.

Será, adelantó Quezada en la entrevista, "una noche de mucha emoción" porque tendrá la oportunidad de compartir con Ventura "El caballo mayor", pero además, repasará temas "emblemáticos" de su carrera.

Se trata de una presentación de poco más de media hora en la que, aseguró, pondrá a "delirar" al público con el merengue, "un género que nos identifica como país, que nos ha marcado como pueblo".

Afirmó que existen "muchas razones" para participar en este Festival, y una de ella es celebrar la declaratoria del merengue a finales del año pasado, por parte de la Unesco, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La merenguera no descartó volver a probar en otros ritmos, como ya lo hizo en la década de 1980 cuando grabó un disco de salsa producido por el trompetista puertorriqueño Luis "Perico" Ortiz, y hace unos años unió su voz a la del reguetonero boricua Héctor "El Father" en el tema La Mala Palabra.

Sin embargo, aclaró que cualquier tema que grabe debe tener los elementos que le han caracterizado en estos años de carrera, entre los que citó "las buenas letras", aunque dijo reconocer que "zapatero a su zapato".

"La música no es solamente la forma de cantarla, es también una actitud y una personalidad muy propia de lo que interpretas", dijo la cantante, que comenzó su carrera en Estados Unidos con el grupo "Milly, Jocelyn y los Vecinos".

Actualmente trabaja en su disco número 34, que espera tener listo para 2018, y cuyos trabajos compagina con la filmación de la película Hermanos, la tercera que realiza en su faceta como actriz, una experiencia que calificó de "hermosa" pero "intensa" y "muy diferente a todo lo que hago".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario