BEVERLY HILLS.- El humor pudo haber estado ausente en el almuerzo de Diane von Furstenberg en honor a las mujeres nominadas al Oscar, dado el completo desaire a las directoras este año. En vez, fue festivo y desafiante.

Las más de 30 nominadas que se reunieron el miércoles en la casa de la diseñadora de modas, una residencia elegante y apartada, vitorearon a aquellas que se turnaron para hablar. Laura Dern, postulada a mejor actriz de reparto por “Marriage Story” (“Historia de un matrimonio”), comenzó el almuerzo de von Furstenberg recordando las nominadas de seis años atrás.

Te puede interesar

"Un solo sofá era suficiente para el puñado de mujeres", dijo Dern ante una sala llena, quien agregó: “¡Estoy deseosa de ver todo ese jardín lleno en unos pocos años!”

Von Furstenberg y la directora ejecutiva de la academia, Dawn Hudson, dijeron que un récord de 67 nominaciones fueron para mujeres este año, algo que para Hudson era representativo de una tendencia en la academia que por años se inclinó fuertemente hacia los hombres. La mitad de los nuevos miembros invitados son mujeres, dijo, y la directiva está cambiando también.

“Cuando comencé con la academia hace nueve años, había seis gobernadoras mujeres y era difícil que nuestras voces se escucharan alrededor de la gran mesa”, acotó Hudson. “Hoy hay 25”.

Greta Gerwig, excluida de la categoría de mejor dirección por “Little Women” (“Mujercitas”) pese a que la cinta fue nominada a mejor película, asistió brevemente al evento. Tuvo que irse temprano, se explicó, para llegar a casa a estar con su bebé.

“Está bien, siempre y cuando reciba el Oscar”, señaló una invitada. Gerwig está nominada a mejor guion adaptado.

La ex jefa de estudio Amy Pascal, quien produjo “Little Women”, ofreció su perspectiva como veterana de la industria.

“En nombre de Greta y el mío, sí, hubiese sido mejor que la hubieran nominado. Pero ‘Little Women’ es la tercera película en la historia de los Oscar que es producida, dirigida y escrita por mujeres", aseveró Pascal, generando un fuerte aplauso. "Eso es bueno, pero más es mejor”, agregó.

Krysty Wilson-Cairns, nominada a mejor guion original por “1917”, dijo que la película ha sido su pasaporte para muchas fiestas y algunos momentos reveladores.

“Cada vez que digo que soy la guionista de ‘1917’, la gente dice ‘¿ah?’, y esas personas son infaliblemente hombres. Hoy ni una sola persona en esta sala ha dicho ‘¿ah?’", comentó. “Así que quiero darles las gracias por eso”.

Karen Rupert Toliver, una productora del cortometraje animado nominado “Hair Love”, se maravilló de estar en la misma sala con sus “heroínas” de la industria. Toliver fue una de las pocas nominadas de color que asistieron al almuerzo en un año que produjo solo una nominación para una actriz o actor no blanco: Cynthia Erivo, por “Harriet”.

Las mujeres están dando pasos impresionantes en el área de los documentales y la animación, como lo enfatizaron las casi 20 invitadas que compiten en esas categorías.

Julia Reichert, quien recibió su cuarta nominación por el documental “American Factory”, citó recuerdos de principios de su carrera. Uno de ellos fue que oyó que una mujer puede controlar el presupuesto familiar “pero no quieres darle cinco millones de dólares para que haga una película”.

“Esta es una cita textual de un productor de ese entonces. ¿Cómo llegamos de ahí hasta donde estamos ahora?", cuestionó Reichert, y sugirió dos razones.

“No aceptamos patriarcado, no aceptamos el modo en que los hombres lo han hecho. Tenemos nuestra propia manera y lo vamos a hacer a nuestro modo. Lo otro es solidaridad, solidaridad entre mujeres", indicó Reichert, a lo que otras invitadas respondieron con efusivos “¡Sí!”

Algunas reforzaron el valor de la hermandad con sus propias historias. Kirstine Barfod, que produjo con Sigrid Dyekjaer el documental nominado "The Cave” (“La cueva”), sobre una doctora heroica y su personal durante la guerra en Siria, dijo que la fe de Dyekjaer en sus capacidades ayudaron a hacer que su carrera fuera posible.

"El trabajo, y no los premios, debe ser la meta principal", comentó Dern en una entrevista durante el almuerzo.

“Debemos quitar el foco de la falta de reconocimiento a las mujeres y mirar la falta de oportunidades. No podemos decir que cinco películas fueron hechas por mujeres y fueron desairadas. Bueno, OK, pero de los 300 hombres que pudieron hacerlas, hubo muchos que fueron desairados", dijo Dern. "Tenemos que cambiar los números".

Anita Hill, quien encabeza una comisión contra el abuso y el acoso sexual en la industria del espectáculo y medios de comunicación, expresó que escuchar a mujeres de reconocido valor y decir que no están recibiendo un trato justo la ha “inspirado a trabajar aún más duro”.

Muchas invitadas reconocieron a von Furstenberg, a quien Pascal calificó como una magnate de la moda que “se hace cargo todos los días y no acepta ‘no’ por respuesta y construyó su propio imperio”.

Hudson la saludó por su dedicación al planificado museo de la academia, cuya inauguración está programada para este año.

La actriz Tessa Thompson, una coanfitriona del almuerzo, dijo que el museo le "hará justicia a las historias de las mujeres en el cine”, una promesa que recalcó su nuevo director, Bill Kramer.

"Prometimos ser inclusivos, prometimos contar historias completas y complicadas y lo estamos haciendo con su ayuda”, enfatizó Thompson. La fecha de apertura del museo se anunciará próximamente.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas