NASHVILLE.- Hay músicos que apuesta todo por sus sueños, y Colin Poulton es un ejemplo de ello. Collin se mudó a Nashville en 2008 para estudiar guitarra comercial. Abandonó la universidad, pero se quedó con la ciudad y la guitarra, tocando primero en una serie de bandas originales y más recientemente viviendo en las honky-tonks de Lower Broadway junto con "algunas alianzas de boda y algunas otras bandas".

Todos esos conciertos terminaron abruptamente cuando llegó el coronavirus. Los clubes cerraron el 16 de marzo para frenar la propagación y las calles del centro de Nashville -normalmente llenas- están casi desiertas. Poulton solicitó el desempleo tan pronto como el Congreso aprobó el proyecto de ley de ayuda federal que extiende los beneficios a los trabajadores no tradicionales. Lleva cinco semanas sin trabajo estable, pero hasta ahora no ha recibido nada.

Te puede interesar

"Muchos de nosotros pasamos de tener de cuatro a siete conciertos a la semana a nada", dijo Poulton.

Con su vibrante industria musical, Nashville es un imán para personas como Poulton. Music City es conocida como el hogar de la música country en los Estados Unidos, pero allí viven decenas de miles de músicos profesionales de todo tipo, atraídos por las abundantes oportunidades de trabajo y la camaradería de una comunidad de artistas. Ahora están atrapados en un sistema de desempleo que no está orientado hacia ellos.

"Hay mucha confusión y, francamente, miedo en la comunidad porque no saben si van a obtener algo y, en caso afirmativo, no saben cuánto será", exclamó Dave Pomeroy, presidente de la Asociación de Músicos de Nashville. La unión local Pomeroy dijo que probablemente 100.000 personas en Nashville tocan música profesionalmente, aunque no todos sean músicos a tiempo completo.

El estado no está seguro de cuántos trabajadores no tradicionales han solicitado el desempleo, pero ha recibido alrededor de 75.000 reclamos que inicialmente se consideraron no elegibles. Se supone que la mayoría de ellos provienen de trabajadores no tradicionales, dijo Chris Cannon, portavoz del Departamento de Trabajo y Desarrollo Laboral.

Para muchos de los músicos de Nashville, hay un problema adiciona: sus ingresos provienen de una combinación de fuentes, algunos los tratan como empleados y otros los tratan como contratistas independientes o autónomos.

Cannon indicó que los trabajadores que tienen dinero ingresando en un W-2 y son elegibles para el desempleo estatal tradicional y no pueden reclamar los nuevos beneficios federales de desempleo de su trabajo por contrato, incluso si eso representa la mayoría de sus ingresos, pero muchos músicos no lo saben.

"Se ha creado un verdadero agujero negro para estas personas", acotó Pomeroy, que ha estado tratando de actuar como enlace con el estado para proporcionar a los músicos respuestas sobre el desempleo.

El bajista de sesión Eli Beaird dijo que su trabajo W-2 representa solo alrededor del 10% de sus ingresos, pero le permitió solicitar el desempleo a través del sistema estatal. Todavía no ha recibido nada, pero el sistema lo muestra como elegible para $50 por semana en beneficios de desempleo. Eso es muy inferior al máximo semanal de $275 del estado, que es lo que probablemente recibiría si pudiera basar sus beneficios en el trabajo de su contratista.

Afortunadamente, cualquier persona que reciba desempleo por trabajo tradicional o no tradicional también es elegible para un suplemento de coronavirus de $600 por semana, aunque Beaird tampoco lo ha recibido.

Beaird explicó que tiene la suerte de obtener la mayor parte de sus ingresos de la grabación, que probablemente se recuperará más rápido que la presentación.

"La música en vivo suena aterradora en este momento", dijo. Tiene amigos que viajan con la estrella del country Miranda Lambert. "¿Cuándo será la próxima vez que alguno de nosotros piense que será seguro reunir a 40.000 personas en una habitación?".

El estado comenzó a distribuir beneficios a los contratistas independientes y trabajadores independientes esta semana y Cannon dijo que la mayoría debería tener sus beneficios a principios de la próxima semana, pero Poulton aseveró el viernes que todavía no se encontraba en el sistema estatal.

Poulton vive con su novia y su hijo y dice que tienen suficiente dinero para cubrir los gastos durante aproximadamente un mes. Está preocupado, pero todavía piensa que cerrar los clubes fue lo correcto.

"Estaba ansioso por entrar en esa placa de Petri", dijo.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.52%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 29.92%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.56%
2704 votos

Las Más Leídas