MADRID.- Éste es sin duda el año de Naomi Scott. La actriz británica, que ya es un de los nuevos Ángeles de Charlie, está actualmente en cartel con Aladdin, nueva versión del clásico de animación de 1992 en la que da vida a Jasmine. Aunque reconoce que es "mucha responsabilidad" dar vida a tan memorable personaje, Scott ha centrado su talento en "modernizar" a la princesa Disney y convertirla en un ejemplo para las niñas y niños de hoy.

"Si yo tuviera siete años, ¿qué querría ver? Así que todos los días que iba al set tenía eso en cuenta", contó Scott a CulturaOcio.com durante la presentación de Aladdin en Londres. Para la intérprete, el gran reto ha sido dar voz a Jasmine, pero "manteniendo el espíritu" de la original. "Me gustaron las escenas en las que ella se imponía, plantando cara a todos los príncipes que intentan conquistarla, esas escenas eran las que más ilusión me hacían", reveló.

Te puede interesar

Embed

Al igual que en la versión de animación, el Sultán busca desesperadamente un príncipe para su hija, con la diferencia de que en el remake, Jasmine cree que no necesita a nadie para gobernar. "Ella está frustrada porque cree que tiene mucho más que ofrecer. Se preocupa por la gente y no solo se trata de que no quiera casarse con cualquier tío. ¿Quién podría preocuparse más por su pueblo que ella?", explica Scott.

Con esta nueva Jasmine, y el remake de Mulán en el horizonte, ¿está cambiando Disney su paradigma de princesa? "La Princesa Disney tiene que ver con el contexto en que están estas mujeres. Eso implica diversión, belleza, algo por lo que muchas niñas y niños pequeños pueden sentirse atraídos. Pero creo que lo que Disney está intentando hacer es centrarse en el ser humano que es esa princesa", apunta la británica, agregando que, más allá de mujeres bellas dispuestas a ser conquistadas, los personajes femeninos de Disney ahora tienen una historia y una responsabilidad representando a las niñas de todo el mundo. "Si el contexto incluye ser princesa, genial, ¿por qué no? Pero mientras se centre en esa historia humana, eso es lo más importante".

La renovación de la historia fue también el mayor reto para el director Guy Ritchie, quien asegura que "era necesaria una evolución" de dicho personaje. "Parecía pertinente, pulir sus facetas y representar asuntos contemporáneos", matiza.

Scott comparte protagonismo con Mena Massoud, el joven que encarna a un Aladdin que ahora deja algo más de espacio para la trama de empoderamiento femenino. "Tenía una idea pero no sabía a qué escala sería", dice sobre el arco de la princesa. "Y creo que no hay mejor momento para ello que ahora".

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas