LAS VEGAS.- Pedro Capó recibió el jueves un lindo regalo de cumpleaños: el Latin Grammy a la canción del año por su éxito “Calma”.

El cantante puertorriqueño superó a nominadas como “Mi persona favorita” de Alejandro Sanz y Camila Cabello, “Querer mejor” de Juanes con Alessia Cara y “Un año” de Sebastián Yatra. Además, obtuvo el premio a la mejor fusión/interpretación urbana por el exitoso remix de su canción con Farruko.

Te puede interesar

“A mi hermano del alma, que falleció creyendo en esta canción: Joy Santiago, ¡esto es para ti papá!”, dijo Capó sobre el músico puertorriqueño y colaborador suyo fallecido en 2018. “A nuestros hijos porque al final del día sabemos todos los colegas que el sacrificio duro lo sufren ellos”, agregó.

Momentos después interpretó el tema acompañado por Alicia Keys, Farruko y Miguel en un escenario tropical que transmitió un ambiente de alegría y de relajo.

Nella, en tanto, se alzó con el codiciado premio al mejor nuevo artista.

“Es un sueño que parecía tan remoto. ¡Mira dónde estamos, papá, mamá!”, dijo la cantante venezolana con su gramófono dorado.

“Quiero agradecer a la vida por rodearme de personas que han creído en mi voz y en mi visión, a mi mentor, a mi gran amigo, mi productor Javier Limón, eres un crack, agregó. “A Venezuela y a todos aquellos que como yo vienen de otro país y están aquí diariamente luchando por mejores oportunidades, ustedes son mi inspiración”.

La 20ma edición anual de los Latin Grammy comenzó con un homenaje a la música latina en el que participó una veintena de artistas. Olga Tañón, Milly Quezada y Anitta interpretaron el clásico de Celia Cruz “La vida es un carnaval”, y tras ellas aparecieron Carlos Rivera, Reik y Leonel García para cantar “Querida” de Juan Gabriel. Natalia Jiménez, Calibre 50 y Prince Royce entonaron “Secreto de amor” de Joan Sebastian, mientras que Draco Rosa, Fito Páez y Beto Cuevas cantaron “De música ligera” de Soda Stereo.

“Me parece increíble que ya pasaron 20 años desde que pisé este escenario por primera vez acompañado de dos grandes leyendas, Celia cruz y Gloria Estefan”, dijo Ricky Martin en su debuta como conductor al terminar el show de apertura, al que se unió al final. “Hoy siento la misma emoción”, agregó antes de presentar a las copresentadoras del espectáculo, las actrices Paz Vega y Roselyn Sánchez.

El primer premio de la gala televisada, a mejor álbum contemporáneo/fusión tropical, fue para Juan Luis Guerra y 4.40 por “Literal”. El músico dominicano también ganó mejor canción tropical por “Kitipun” durante la llamada Premiere, una ceremonia previa no televisada en la que se repartieron la mayoría de los trofeos.

El segundo, a mejor álbum de música urbana, fue para Bad Bunny por “X 100Pre”.

“A todos los músicos, a toda la gente que pertenece a la academia, con todo respeto, el reggaetón es parte de la cultura latina y está representando, al igual que muchos otros géneros musicales, a nivel mundial a los latinos”, dijo el astro puertorriqueño al recibir su galardón. “Igualmente le digo a mis compañeros de reggaetón vamos a echarle ganas, vamos a volver a traer creatividad y comunidad”.

La Academia Latina de la Grabación fue criticada este año por no incluir a exponentes de este género en las categorías principales, pese a que dominan las listas de popularidad, llenan estadios y suman millones de vistas en YouTube.

Alejandro Sanz, que encabezaba la lista de nominados con ocho menciones, ganó dos en ese evento: mejor canción pop “Mi persona favorita” con Camila Cabello, y mejor video versión larga por el documental “Lo que fui es lo que soy”.

Durante la ceremonia cantó la canción premiada, pero sin Cabello. La cantante, para quien este representa su primer Latin Grammy, no estuvo presente. Apareció únicamente cantando en un video pregrabado.

La sensación española Rosalía, galardonada el año pasado con dos gramófonos y que le seguía con cinco nominaciones, también resultó una de las primeras ganadoras en la Premiere: superó a Sanz al ganar mejor álbum pop vocal contemporáneo por “El mal querer”, que compite con “#ELDISCO” de Sanz en la categoría de álbum del año. Y su álbum también ganó mejor ingeniería de sonido y mejor diseño de empaque, reconocimientos no para la cantante sino para los ingenieros, mezcladores y directores de arte que trabajaron en el proyecto.

Residente extendió el récord de victorias a 25 Latin Grammy al ganar el premio al mejor video versión corta por “Banana Papaya” con Kany García, quien además obtuvo el premio al mejor álbum cantautor por “Contra el viento”.

“Esto va para la igualdad de género, los derechos deben ser iguales para toda las razas y todas las preferencias sexuales”, dijo Residente al aceptar el premio con García. “Lo quiero dedicar también a toda la gente que se está manifestándose en Latinoamérica, que sigan luchando por sus derechos, es fundamental. No podemos permitir que los gobiernos nos sigan cogiendo de pen... Necesitamos ideas nuevas. Para todos los países desde Chile hasta Venezuela, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Brasil... Tenemos que seguir luchando”.

Kanny, en tanto, le dedicó el honor a “todas las víctimas de violencia de género, diariamente son 11 mujeres en Latinoamérica. Estamos todavía 20% por debajo de lo que ganamos de los hombres, hay mucho que hacer”, expresó, y le agradeció a Residente “porque la lucha no es solo de nosotras, es de hombres valientes que se ponen la camisa de feministas porque es la única manera”.

Entre los ganadores de dos Latin Grammy en la Premiere también estuvieron el rockero Andrés Calamaro y Tony Succar, quien además de llevarse el premio al mejor álbum de salsa por “Más de mí”, se impuso como productor del año.

“Como arreglista, productor, esto es lo más grande que he podido recibir en mi vida, de verdad”, dijo Succar, quien es peruano. “Esto se lo dedico a todos, a cada uno de nosotros que estamos aquí luchando por nuestra música y por la música latina, porque todos nosotros estamos conectados con las raíces”.

También ganaron trofeos, entre otros, Mon Laferte, Fonseca, Pedro Capó y Farruko.

Entre otros números musicales, Vicente Fernández, Alejandro Fernandez y Alex Fernández, tres generaciones de una misma familia de intérpretes mexicanos, compartieron por primera vez un mismo escenario en uno de los momentos más aplaudidos.

“Saben perfectamente bien que en estos eventos tenemos el tiempo bien medido”, dijo Vicente Fernández mientras el público clamaba “¡Otra!”. “Me faltaron como 50 canciones pero ni modo, se las debo para la siguiente”.

También actuarían Farruko, Luis Fonsi, Rosalía, Ozuna, Alicia Keys y Miguel, entre otros.

Ricky Martin presentará su más reciente sencillo, “Cántalo”, creado con Residente y Bad Bunny a partir de sonidos de los archivos de la Fania. Y Juanes, la Persona del Año del 2019, interpretará un popurrí de sus éxitos tras haber sido homenajeado por sus pares en la víspera en un concierto benéfico.

Las nominaciones de Sanz incluían dos a canción del año y dos a grabación del año, por “Mi persona favorita” y “No tengo nada”. Por el premio al álbum del año, Sanz y Rosalía compiten con Fonsi, Succar, Rubén Blades, Sebastián Yatra, Paula Arenas, Calamaro, Fonseca y Ximena Sariñana.

Los Latin Grammy se transmiten en vivo por Univision desde el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

___

Ratner-Arias reportó desde Nueva York. Isaza desde Las Vegas.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas