sábado 13  de  julio 2024
SÉPTIMO ARTE

Película "The Bikeriders" llega a las salas de cine

"The Bikeriders" es una rara joya veraniega: una película original con estrellas, credibilidad fría, patetismo y melancolía lúcida por un momento

Jeff Nichols había soñado con hacer una película sobre un club de motociclistas de la década de 1960 por más de 20 años.

Su obsesión comenzó en el apartamento de su hermano, cuando abrió por primera vez el libro de Danny Lyon The Bikeriders, un relato al estilo del Nuevo Periodismo sobre el Chicago Outlaws Motorcycle Club a mediados de la década de 1960. Podía ver la película en su mente: una historia sobre rebeldes, románticos, fraudes y el final de una era.

Pero no se dio cuenta de lo aterrador que sería filmar las motocicletas en movimiento.

Las motos eran antiguas. Los actores, entre ellos Austin Butler y Tom Hardy, viajarían a altas velocidades. Y no habría cascos. En algún momento, uno de sus coordinadores de acrobacias simplemente lo dijo: 'No hay forma de hacer que esto sea 100% seguro'.

Fueron a por ello. El peligro era el punto. Y todos salieron ilesos.

Un película peligrosa

Su experto en motocicletas (y filósofo aficionado) dijo algo que se le quedó grabado a Butler. Es peligroso, pero también puede ser empoderador.

“Tu vida está en tus manos”, dijo Butler. “Pero también es un increíble acto de amor propio. Tienes que cuidarte a ti mismo. Nadie más puede hacerlo por ti”.

The Bikeriders (que llega a las salas de cine de todo el país el 21 de junio) es una rara joya veraniega: una película original con estrellas (incluyendo a Jodie Comer, Michael Shannon, Norman Reedus y Mike Faist), credibilidad fría, patetismo y melancolía lúcida por un momento, y un tipo de hombre, que se estaba desvaneciendo incluso mientras sucedía.

Embed

“Hay todo este romanticismo alrededor de esta subcultura. Es fácil convertirse en Grease (Vaselina) muy rápido”, dijo Nichols. “Esta es una película que realmente trata sobre la nostalgia. Hay una tristeza que viene con eso. Pero también hay una alegría en recordarlo”.

Encontrar estrellas en ascenso

Nichols siempre ha tenido suerte con su elección de elenco, consigue actores de cine justo cuando están a punto de triunfar. Antes de hacer Take Shelter (Atormentado), recordó que un productor le preguntó: '¿Quién es esa Jessica Chastain?'. Para The Bikeriders, fue Butler. Elvis aún no había sido estrenada y Dune: Part Two (Duna: parte dos) no estaba cerca. Pero cuando lo conoció a él, estaba seguro. “Este tipo es una estrella de cine, ¿sabes?” Dijo Nichols.

“Leí muchos guiones y este se sintió diferente”, dijo Butler. “Se sintió lleno de humanidad y estos momentos cinematográficos que pude ver en mi mente... sentí que me estaban invitando a este otro mundo. Y fue uno de los personajes más geniales que he leído”.

El Benny de Butler es también el más enigmático del grupo: un tipo cuyo rostro nunca aparece en el libro de Lyon y que nunca es entrevistado, solo se habla de él.

“Me encanta cómo Jeff habla de él como una taza vacía que todo el mundo quiere llenar con sus propias expectativas y sus propias responsabilidades. Él no quiere nada de eso”, dijo Butler. “Ahí es cuando quiere soltarse y ser libre”.

Y Butler aportó un elemento a Benny que Nichols no había imaginado originalmente. Nichols quería que Benny estuviera ensimismado hasta el final y recordó haberle dicho a su estrella que apartara un par de veces.

“Deja de sonreír”, se rio Nichols. “Cuando ese niño sonríe, el mundo entero sonríe”.

Pero pronto se dio cuenta de que así perdía el sentido de elegir a alguien como Butler, un actor emotivo con un gran corazón que se acercaría a disculparse con Hardy después de una escena de pelea.

The Bikeriders- Tom Hardy y Austin Butler-ap.jpg
Esta imagen proporcionada por Focus Features muestra a Tom Hardy y Austin Butler en una escena de

Esta imagen proporcionada por Focus Features muestra a Tom Hardy y Austin Butler en una escena de "The Bikeriders".

“En algún momento tienes que encontrar un equilibrio entre el personaje que está en la página y el ser humano que tienes interpretando ese papel”, dijo Nichols. “Y ese personaje mejoró gracias a él”.

Un punto de vista diferente

En los múltiples años que tuvo para pensar cómo hacer que The Bikeriders funcionara, uno de los mayores avances de Nichols fue cuando se dio cuenta quién debería ser la narradora: Kathy.

Basada en una mujer real, se enamora de Benny a primera vista y se ve envuelta en el club.

“Si le preguntas a Danny, Kathy era una de las personas más interesantes allí. Simplemente sale de la página”, dijo Nichols. “Es ingeniosa, es introspectiva, es autocrítica, es exasperante a veces. Es una persona real. Y honestamente, me enamoré de ella”.

Comer vio en ella un personaje fascinante, una persona ordinaria pero extraordinaria: de carácter fuerte, divertida y auténtica. Trabajó incansablemente para dar en el clavo con el acento muy específico de Kathy en Chicago, utilizando las horas de entrevistas grabadas con Lyon como hoja de ruta.

“Pude ver en ella a tantas mujeres mayores que he tenido en mi vida”, dijo Comer, quien se crio en Liverpool. “La forma en que cuentan historias y tienen una especie de magnetismo”.

Pero en otro nivel, ella era una mejor narradora de historias, tanto como por una extraña con intimidad interna, como por lo que él quería decir.

“La verdad última, y un subtexto de la película, es que los hombres son realmente malos para compartir sus emociones”, dijo. “Observar a este grupo en manos de un narrador masculino creo que sería realmente aburrido”.

Realidad, ficción y contar una buena historia

The Bikeriders es una obra de ficción. Nichols no quería ser el historiador de los Outlaws, un grupo que todavía existe. Lo que más quería era capturar esta época y cultura y evocar la sensación que tuvo cuando abrió ese libro hace tantos años.

Pero también se basa en gran medida en las imágenes de Lyon, algunas de las cuales están recreadas, y en reportajes. Gran parte del diálogo de Kathy son cosas que dijo la verdadera Kathy, que estaba casada con Benny. El personaje de Hardy, Johnny, también se inspiró aparentemente en la película de Marlon Brando The Wild One (Salvaje) para iniciar el club. Era el líder y también un poco fraudulento: un padre suburbano con un trabajo real.

Nichols también optó por hacer la película en color, en lugar de imitar el famoso uso de la fotografía en blanco y negro de Lyon.

“Son hermosos, pero están romantizados”, dijo Nichols. “Creo que cuando los pones en color, se ven menos afectados. Se vuelven más realistas”.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar