jueves 11  de  abril 2024
TEATRO

"Químicos para el amor", una obra que celebra la ironía de la pasión

La obra -que se estrenará el 14 de febrero- llegará a Venezuela por primera vez para mostrar la cara más desquiciada e irónica del amor a través de tres relatos

Por ROXIMAR TOVAR

CARACAS.- Para celebrar el Día de San Valentín, el Centro Cultural de Arte Moderno (CCAM) en Venezuela se vale de una pieza teatral de la escritora mexicana Carmina Narro: Químicos para el amor, protagonizada por Carlota Sosa y Rafael Romero, bajo la dirección del dramaturgo Javier Vidal y la producción de Carolina Rincón.

La obra -que se estrenará el 14 de febrero, justo el Día del Amor y la Amistad- llegará al país Suramericano por primera vez para mostrar la cara más desquiciada e irónica de la pasión humana a través de tres relatos que conservan el tono ácido y el fino humor negro del texto original.

"Imagino que el nombre de Carmina Narro Flores no nos dice absolutamente nada, pero sí por supuesto a los mexicanos y en especial al teatro mexicano. Ella es una cincuentona, es actriz, directora, escritora... también ha sido productora. Incluso, La reina del Sur la escribió junto con los escritores venezolanos", declaró Javier Vidal en una rueda de prensa en la que DIARIO LAS AMÉRICAS estuvo presente.

"Químicos para el amor es una pieza que contiene tres mini piezas cuyo hilo conductor y conector es la pareja; es decir, la pareja en todas sus dimensiones. La palabra químico es todo ese proceso químico que tenemos nosotros los seres humanos... de las tres piezas, la primera que presentamos es Aspirina para desahuciados; la segunda, Manicure; la tercera, Round de sombra. Estas tres historias cuentan una química amorosa, tanto desquiciada como llena de dolor e ironía. ¿Tú y yo tenemos química?, será una de las preguntas que hará el público al caer el telón", agregó Vidal.

¿Hasta dónde es capaz de llegar por amor?

De acuerdo con el director, la primera mini pieza, Aspirina para desahuciados, trata sobre una mujer (Clarisa) enamorada de un hombre que es gay (José Ramón) y que solo corresponde al interés y deseo de ser padre. La segunda entrega, Manicure, es la más turbadora y compasiva, pues refleja la carencia de un elemento químico como el litio, que sixsajean entre la locura y lo volubilidad: ella es una manicurista y él su camello. Mientras que Round de sombra espera convencer a Julia, corredora de bolsa, para que este regrese con ella; el no lograrlo, toma una premeditada, cruel y sádica decisión para obligarlo a quedarse con ella lanzándole un ácido en la cara.

"Químicos para el amor plantea clara y directamente la pregunta ¿hasta dónde es capaz de llegar por amor?. Fisiológicamente existe una química del amor que es la responsable de que la emoción transforme la conducción para que este termine en posesión, poder, fusión y desencuentro", reflexionó Javier Vidal.

Los protagonistas

El desarrollo de la química en el proceso de amor, no solo la viven sus protagonistas en la obra, pues tanto Carlota Sosa y Rafael Romero son parejas en la vida real.

"Nosotros nunca habíamos trabajado como pareja en escena porque siempre hemos tratado de separar la parte profesional de la privada; en ese sentido, realmente somos bastantes privados a pesar de que no nos queda más remedio porque somos actores", expresó la actriz venezolana, quien resaltó que lleva más de 40 años de amistad con Vidal, por lo que el ser dirigida por el también periodista supuso un trabajo relajante sobre las tablas.

"Estos tres personajes son distintos, pero entre ellos hay similitudes porque básicamente trata es de la relación con el otro, con excepción de unos de los personajes que ella tiene un problema disfuncional, particular y químico porque es bipolar. Pero fuera de eso, digamos que no son tantas las diferencias y no me perturbó realmente", añadió Carlota Sosa al hacer referencia a cada uno de los personajes que interpreta.

Rafael Romero también concuerda con su pareja y compañera de teatro cuando de ser dirigido por Javier Vidal se trata.

"Ha sido un proceso bien sabroso. Como Javier lo dijo al comienzo de esta rueda de prensa, nos conocemos todos desde hace muchísimos años. Javier y Carlota muchísimo antes de Javier y yo. Y hemos ido creciendo porque además siempre hemos mantenido la amistad. A mí me encanta lo que hace Javier, me encanta él como persona, como director y lo admiro muchísimo como creador a él y a toda su familia. Entonces, siempre es agradable reunirnos porque más allá del trabajo existe una comunión que se crea entre nosotros cada vez que nos reunimos hacer algo", declaró el actor venezolano.

"Entonces, es siempre sabroso poder discutir entre los tres un personaje, una situación; es siempre sabroso hacer la sobre mesa de un ensayo e irnos descubriendo porque los años van pasando y con suerte tú te vas conociendo a ti mismo, conociendo cosas en ti que quizás durante mucho tiempo la dejaste dormida porque no te interesaban destaparlas o porque te daban susto destaparlas, pero las vas descubriendo y las vas utilizando. No hay nada mejor para un actor que conocerse, de saber hasta dónde puede llegar, de saber cuáles son sus sentimientos hacia una cosa o hacia otra y poderlas utilizar a la hora de interpretar un personaje. No hay nada mejor para un actor que estar claro en la vida", agregó Romero.

Para ver cómo surge esta química entre ambos actores, los interesados que se encuentran en Venezuela pueden ver Químicos para el amor los días 14, 15 y 16 de febrero a las 7:00 p.m.; 17 y 18 a las 5:00 p.m. en los espacios del Centro Cultural de Arte Moderno, en Caracas.

Las entradas están disponibles en ccam.ticketmundo.com.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar