Embed

MIAMI.- Para Sebastián Martínez encarnar a Zacarías Cienfuegos en Pálpito ha sido un gran desafío. Y ahora el actor colombiano, que protagoniza Hasta que la plata nos separe, de Telemundo, vuelve a encarar a ese personaje en la segunda entrega de la serie, que aún no tiene fecha de estreno, pero se espera llegue a Netflix el próximo año.

“Todos me desafían de igual manera. Hay algunos con los que fluyo más fácil, pero Zacarías me desafió bastante. Todos tienen su toque de dificultad, de bloqueo, de no entender, pero creo que Zacarías fue uno que me costó”, reveló Sebastián Martínez en una entrevista que concedió a DIARIO LAS AMÉRICAS vía videollamada desde Bogotá.

Te puede interesar

En Pálpito, cuya segunda temporada se rueda en la capital colombiana hace unos tres meses, Martínez encarna a un asesor presidencial en un país no identificado a quien la vida le cambia luego de cometer un crimen por salvarle la vida a su esposa.

“Su trabajo es poner presidentes arriba. Es un tipo muy egocéntrico y poderoso, pero la vida lo pone en aprietos porque tiene que hacer cosas muy grandes y difícil por amor”, dijo.

“No lo justifico. Comprendo que alguien pueda llegar a cometer un acto de estos, pero no puedo llegar a decir nunca que está bien, porque yo creo que la voluntad de Dios es perfecta y si su voluntad es que uno se vaya, pues uno no es Dios para querer cambiarla”, agregó.

Hilvanada por una historia de amor, desamor y pérdida, la trama de Pálpito se sustenta en la búsqueda del protagonista (Michel Brown) por la persona a quien le trasplantaron el corazón de su esposa. Para su sorpresa, la nueva dueña del órgano es la esposa de Zacarías (Sebastián Martínez), quien actúa respaldado por una red internacional de tráfico de órganos.

“El medio fue horrible. No fue una donación digamos que llevara un curso natural, sino que fue a costa de la vida de otra persona, de la felicidad de otras personas, no es justificable”, expresó Martínez.

Asimismo, el actor afirmó que esta serie nos deja la enseñanza de que el fin no justifica los medios.

“Que tal vez querer hacer algo por nuestro ego, como conservar una persona, uno no sabe en que hueco profundo y oscuro… o sea no se sabe qué es peor. Definitivamente, llegar a ser cosas ‘por amor’ puede llegar a ser peor”, expuso.

Sin revelar detalles sobre cómo regresa su personaje en la segunda temporada, que se espere llegue a Netflix en 2023, comentó que vuelve “reloaded” (con más fuerza).

“Está confirmadísima [la segunda entrega]. Ya la comenzamos a rodar hace unos tres meses, aún no se sabe cuándo estrena, creo que es el próximo año. Zacarías viene reloaded”.

Se trata de un personaje muy diferente al que interpreta en Hasta que la plata nos separe, nueva apuesta de Telemundo.

Hasta que la plata nos separe

En la serie recién estrenada, que la cadena transmite de lunes a viernes a las 9 pm, Martínez da vida al personaje de Rafael Méndez, un humilde y carismático vendedor que encuentra el amor de manera inesperada.

Inspirada en la historia que concibiera Fernando Gaitán, creador de Yo soy Betty, la fea y Café con aroma de mujer, la trama gira en torno a los personajes de Martínez y Carmen Villalobos, quien encarna a Alejandra Maldonado, una exitosa ejecutiva de alta alcurnia.

El destino los pone frente a frente en un trágico accidente que les cambia la vida.

Sebastian Martinez_HQLPNS_Rafael Mendez (1).jpg
Sebastián Martínez como Rafael Méndez en una escena de Hasta que la plata nos separe, que Telemundo transmite de lunes a viernes, a las 9 pm.

Sebastián Martínez como Rafael Méndez en una escena de Hasta que la plata nos separe, que Telemundo transmite de lunes a viernes, a las 9 pm.

Martínez dijo estarse divirtiendo con su personaje en esta nueva versión de Hasta que la plata nos separe, que también se rueda en Bogotá.

“Es un personaje que me he disfrutado mucho, me idéntico con él en muchas cosas, en que me gusta ser honesto, me gusta creer en los demás, luchar por mi familia. Creo que soy buen vendedor también. Es un personaje divino, un típico latino, emprendedor, luchador, guerrero, buena gente, de buenos sentimientos, buen amigo, entrador, vendedor sin ser timador”, detalló.

“Aún queda un mes de grabación. Nos reímos demasiado, nos toca parar las escenas porque nos reímos muchos y no podemos con la risa. Nos dicen: ‘corta’. Y nosotros: ‘perdón, otra vez’”, comentó sobre las grabaciones.

“Me ha tocado hacer escenas que he tenido que virar la cara y voltearme o no se hace la escena… es que tiene cosas de comedia”, agregó.

Sobre cuán diferente es esta versión de la original, trasmitida en 2006 por la cadena colombiana RCN, comentó:

“La base es la misma. Tiene una adaptación de Juan Carlos Pérez, que es un guionista colombiano muy bueno. Es más comprimida, son menos capítulos y entran personajes distintos. Hay líneas dramáticas diferentes y está adaptada a nuestra actualidad, porque hace 16 años que se hizo”.

En cuanto al tema que aborda la serie, que sugiere que es común que surjan conflictos de pareja por problemas financieros o diferencia de estatus social, aseguró que son los tiempos difíciles los que realmente ponen a prueba el amor.

“Yo creo que [el dinero] es uno de los principales motivos de discordia en una pareja. Es una de las pruebas más grandes a las que se pueda enfrentar una pareja: a la falta de dinero, a las penurias, a pasar difícil. Ahí es donde se ve realmente qué tanto amor había”.

Sobre Sebastián Martínez

Nacido bajo el signo zodiacal de Capricornio, en Medellín, Sebastián Martínez dio sus primeros pasos en el mundo del espectáculo en las tablas con apenas nueve años, una experiencia que hasta hoy valora.

“El teatro musical fue maravilloso para mí porque me permitió ocupar mi adolescencia en algo productivo, algo que me ayudó y me dio muchas herramientas para mi trabajo hoy en día. El baile, el canto y la actuación juntos es algo que te sirve mucho. Amo el teatro musical, estoy profundamente agradecido con la vida por haberme dado esa oportunidad de haberme formado ahí”, expresó el actor, de 39 años.

Sin embargo, su atareada agenda no le deja espacio para regresar al teatro, además, se enfoca en proyectos ante cámaras.

“En este momento no me queda tiempo de pensar en teatro. Creo que no es el tiempo del teatro en estos momentos. Ya la segunda temporada de Pálpito ocupa todo el resto del año”, dijo.

Uno de sus trabajos más recientes en la gran pantalla fue en la cita animada de Dreamworks Sing 2. También actúa en la nueva comedia de Prime Video, Primate.

Martínez está casado con la actriz bogotana Kathy Sáenz, de 50 años, a quien conoció en el set de Juegos prohibidos y con quien tuvo a su hijo, Amador, fan de la velocidad. A ambos dedica su tiempo libre.

“Estoy con mi familia, acompaño a mi hijo a correr, él es corredor [de autos]. Estoy con mi esposa. La naturaleza nos reconecta mucho, siento que me recarga mucho”.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.92%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
17349 votos

Las Más Leídas