LOS ANGELES.- Los seis años de campaña de los fans para una película individual de Black Widow estaban dando resultado.

Por fin, una cinta Black Widow pondría a la popular Avenger interpretada por Scarlett Johansson en el papel protagónico. Y, como muchos de los espectáculos más grandes de Marvel, iba a estrenarse en el fin de semana del 1 de mayo.

Te puede interesar

Black Widow (Viuda Negra) iba a dar inicio a lo que prometía ser otra lucrativa temporada de verano en el cine, que en Estados Unidos va del Día de los Caídos (a finales de mayo) al Día del Trabajador (a principios septiembre) y suele recaudar unos 4.000 millones de dólares, casi el 40% de la taquilla norteamericana anual.

Situada 1 año después de los sucesos de Capitán América: Civil War y antes de Avengers: Infinity War, Black Widow presenta a una Natasha Romanoff se encuentra sola y obligada a enfrentar una peligrosa conspiración con lazos con su pasado mientras es buscada por la ley.

Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para derribarla, Black Widow debe lidiar con su historia como espía y las relaciones rotas que dejó a su paso mucho antes de convertirse en Vengadora.

La cinta Black Widow está dirigida por Cate Shortland, escrita por Jac Schaeffer y Ned Benson, y protagonizada por Scarlett Johansson como Natasha Romanoff/Viuda Negra, junto a Florence Pugh, David Harbour, Rachel Weisz, O. T. Fagbenle y Ray Winstone.

Black Widow, basada en el personaje de Marvel Comics del mismo nombre, fue confirmada oficialmente en la Convención Internacional de Cómics de San Diego de 2019.

Y había muchas otras cosas en la puerta en la temporada de verano: el regreso de Tom Cruise a uno de sus papeles más emblemáticos, una secuela de “Wonder Woman” (“Mujer Maravilla”), cintas originales de Christopher Nolan y Wes Anderson y más. Pero entonces sucedió lo impensable.

Ahora Hollywood se enfrenta a una temporada de verano destrozada que comenzará meses más tarde, e incluso eso es incierto. El lunes, el estreno de la película de Judd Apatow sobre Pete Davidson “The King of Staten Island” se cambió a video casero el 12 de junio, siguiendo el camino de “Artemis Fowl” (“Artemis Fowl: El mundo subterráneo”) de Disney, que llegará a Disney Plus el 12 de junio, y “Scoob!” (“Scooby!”) de Warner Bros., el 15 de mayo.

Unos pocos estados se están planteando la posibilidad de abrir pronto los cines; Texas lo haría este mismo viernes con el propósito de hacer frente a una temporada de verano que no vieron venir. Pero ninguna película de gran presupuesto se estrenará hasta mediados de julio. La primera será el thriller de Christopher Nolan “Tenet”, de Warner Bros., que ha defendido con vehemencia su estreno del 17 de julio. Poco después, Disney planea estrenar “Mulan” (“Mulán”) el 24 de julio, cuatro meses después de la fecha original. Y luego vendrá “Wonder Woman 1984” (“Mujer Maravilla 1984”) el 14 de agosto, dos meses después de lo planeado. Es algo, pero es tan sólo el cascarón de lo que se suponía que iba a ser el verano boreal de 2020.

“Ahora estamos 50% por debajo”, dijo el analista de Comscore Paul Dergarabedian. “Si los cines abren a mediados de julio compensarán algunos de los modelos más desastrosos. Pero sería ingenuo pensar que vamos a recuperar toda esa taquilla”.

Los estudios han dependido por décadas de los ingresos masivos de la temporada de verano, pero en años recientes descubrieron que las películas pueden facturar grandes montos casi en cualquier mes.

Eso se pondrá a prueba con el calendario tan cambiado de Hollywood. “The French Dispatch” de Wes Anderson se estrenará el 16 de octubre, “Black Widow” el 6 de noviembre y “Top Gun: Maverick” está programada ahora para Navidad.

Algunas películas abandonaron por completo el 2020, incluyendo la nueva entrega de “Fast and Furious” (“Rápidos y furiosos”), “F9”; la aventura de Dwayne Johnson y Emily Blunt “Jungle Cruise” y “Ghostbusters: Afterlife” (“Ghostbusters: El legado”), que se pasaron para 2021.

No es tan sencillo como permitir que los cines reabran. Los cines necesitan nuevas películas para exhibir y el estreno más grande en el horizonte, “Tenet”, está a casi tres meses.

“La industria del cine también es una industria nacional”, dijo la Asociación Nacional de Propietarios de Cines (NATO, por sus siglas en inglés) en un comunicado. “Hasta que la mayoría de los mercados en Estados Unidos se abran, y los mercados más grandes en particular, es poco probable que se estrenen grandes películas”.

La principal cadena de cines del país, AMC, que opera en 630 cines en Estados Unidos, dijo en un comunicado que para poder reabrir, “es necesario ver un calendario regular de nuevas producciones grandes que realmente emocionen a la gente”.

AMC dijo que abriría semanas antes de que se estrenen producciones como “Tenet” y “Mulan” usando una “programación creativa” de películas previamente estrenadas.

Eric Wold, un analista de Wall Street para B. Riley FBR, dijo que simplemente hay mucha incertidumbre sobre cuándo podrán abrir los cines, cuáles serán los lineamientos y cómo responderá el público.

“¿Abres ahora y presentas ‘Jaws’ (‘Tiburón’) y ‘Harry Potter’ y títulos viejos? ¿O la gente va a decir, ‘puedo ver eso en mi casa’?”, dijo Wold. “Creo que (los cines) serán inteligentes y esperarán. No hay prisa. Mejor esperar a junio y ver cómo van las cosas y abrir lentamente a partir de ahí”.

Si las restricciones siguen en pie, Wold dijo que las grandes cadenas han recaudado dinero suficiente para mantenerse sin ingresos al menos hasta el Día de Acción de Gracias (noviembre), en el caso de AMC, e incluso hasta 2021 en el caso de Cinemark.

Black Widow tendrá su gran día, incluso si es en noviembre, y todas las películas se estrenarán eventualmente de una forma u otra. El martes, los propietarios de los cines y Universal pelearon por el estreno de “Trolls World Tour” directamente en video a la carta y lo que esto significa para el futuro de las ventanas de exhibición.

Pero quizá la turbulencia por la pérdida de la temporada de verano de 2020 resulte en un replanteamiento estratégico. Al menos eso fue lo que dijo la crítica de cine y copresentadora de “Unspooled” Amy Nicholson.

“Por décadas, los grandes estudios han evitado producir comedias de mediano presupuesto y dramas para adultos para apostar su dinero en las megaproducciones de verano”, dijo Nicholson. “Me encantaría ver a la industria recuperarse aprobando una variedad de películas de 5 a 15 millones de dólares que podrían hacer nuevamente divertido ir al cine. Es hora de cambiar los riesgos financieros por los riesgos creativos”.

Hollywood se enfrenta, sin duda, a una temporada de verano que ni en sus películas más apocalípticas imaginó.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.84%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.23%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.92%
13899 votos

Las Más Leídas