Un batazo del puertorriqueño Carlos Correa permitió que los Astros vencieran 2-1 a los Yankees en el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Cuando todo parecía que el encuentro se iba a decidir en extrainnig, una jugada del dúo José Altuve y Correa sirvió para valorar la gran actuación de su compañero Justin Verlander desde el montículo.

En la novena entrada, y con la pizarra empatada a una carrera, el mánager de los Yankees Joe Girardi decidió traer a su cerrador, Aroldis Chapman.

El cubano sacó el primer out como está acostumbrado hacerlo: con rectas, que casi llegan a las 100 millas, que poncharon a Josh Riddick.

Luego vino Altuve quien conectó sencillo por todo el jardín central.

Chapman sabía el peligro que significaba tener al venezolano en la primera base (32 bases robadas durante la campaña) al no dejarlo de cuidar mientras enfrentaba a Correa.

En el sexto lanzamiento del nativo Holguín, el boricua conectó una linea por el jardín derecho. Altuve no paró de correr desde que salió la conexión y pudo anotar la carrera que sirvió para dejar en el terreno a los mulos.

Embed

@JoseAltuve27. @TeamCJCorrea. Name a more iconic duo, we’ll wait. #Walkoff

A post shared by MLB ⚾ (@mlb) on

Pero Correa no fue el único héroe del encuentro por impulsar las dos rayitas (en el cuarto episodio pegó jonrón solitario).

El abridor de los Astros, Justin Verlander, también fue ovacionado por el público del Minute Maid Park por su destacada actuación.

El lanzador, que llegó a Houston a finales de temporada proveniente de los Tigres de Detroit, se llevó la victoria al ponchar a 13 rivales en nueve entradas de labor.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario