El sábado 3 de noviembre, Sullivan Barrera tendrá su destino en sus puños. Una victoria, considera, lo catapultará de nuevo a los nombres cimeros en la muy ocupada división del peso pesado ligero del boxeo en la actualidad. Un revés sencillamente no sería alejarse de sus sueños, sino probablemente perderlos para siempre, quedarse evocando lo que pudo haber sido y no fue.

El cubano, con foja de 21-2 y 14 nocáuts, irá ante un peligroso Sean Monaghan, un estadounidense de origen irlandés que tiene 29 triunfos, con un revés y 17 retirados por la vía del sueño. La refriega será en The Aviator Sports and Events Center en Brooklyn, Nueva York.

“Por supuesto que esta pelea será muy significativa en mi carrera. Sufrí un retroceso, pero quiero volver a meterme en la lucha por la posibilidad de pelear por un título”, dijo el pugilista durante la conferencia de prensa teléfonica previa al combate.

sullivan-barrera-foto-Roberto-Illanes.jpg
"Cada pelea es importante para mí. Voy a dar lo mejor", aseguró el boxeador cubano Sullivan Barrera.

Ese retroceso al que se refiere Barrera fue un revés, en su última pelea en marzo pasado, ante Dmitry Bivol, quien lo dominó ampliamente hasta finalmente noquearlo en el duodécimo asalto.

Aquello fue una lección que Barrera espera no se repita, una enseñanza que asegura ya está aprendida.

“Cada pelea deja una lección. Esa pelea contra Bivol me dejó muchas lecciones. Tuve oportunidades que aproveché”, recordó. “El 3 de noviembre no voy a dejar que esas oportunidades se me escapen, no voy a dejar de capitalizar los errores de mi rival. He trabajado en todos esos detalles”.

Rival de peligro

El combate entre Barrera y Monaghan estaba previsto originalmente para el 18 de agosto, pero al final se pospuso tras una lesión en el ojo del antillano.

Monaghan, de 36 años, es nativo de Nueva York, y aunque empezó a pelear a los 28 años, ha ido sumando rápidamente experiencia. Su único revés fue ante Marcus Browne, el año pasado, al caer por nocáut. Poco después se volvió a subir al ring y en noviembre de 2017 hizo lo que hasta ahora ha sido su última presentación.

“Aunque ha sido un tiempo largo, ha sido un año productivo. He mejorado mucho por el sencillo hecho de estar trabajando en el gimnasio todo este tiempo”, expresó.

Para Monaghan no existe otra manera que prepararse arduamente si desea tener éxito ante lo que se asoma como el hombre de más nivel al que ha enfrentado.

“Barrera es el hombre. Es probablemente el más peligroso que hay justo ahí debajo de los campeones. Sólo ha perdido dos veces y lo ha hecho ante campeones mundiales. Los llevó hasta el final y les puso la cosa difícil”, consideró. “Sin dudas, esta será una prueba gigantesca para mí, será vivir o morir para la carrera de ambos. El ganador irá para cosas grandes, y el perdedor, pues las cosas no se le verán tan bien. Ambos estamos en el mismo barco y buscamos lo mismo, así que será una batalla”.

Ante más retos

Aunque Barrera no quiso desestimar cada una de las peleas que ha sumado a lo largo de su trayectoria, el guantanamero le dio una mayor relevancia al próximo sábado.

“Cada pelea es importante para mí. Sé que él será un rival duro. Voy a dar lo mejor de mí porque estoy tratando de conseguir una nueva oportunidad para pelear por un título y creo que esta es mi oportunidad”, expresó.

boxeador-sullivan-barrera-foto-Roberto-Illanes.jpg
El boxeador guantanamero Sullivan Barrera.
El boxeador guantanamero Sullivan Barrera.

Kathy Duva, promotora de Barrera y presidenta de Main Events, la compañía que organiza el evento, reforzó la idea de lo que estará en juego para el caribeño será la posibilidad de ser recordado como un gran boxeador que nunca llegó o como un posible campeón.

“Hay mucho en juego no sólo para Sullivan sino también para Seanie. Esta pelea será seguir o quedarse. El ganador estará en el grupo de los que seguirán en la lucha por el título en esta división tan competitiva. El perdedor, entretanto, tendrá un largo camino por delante”, expresó.

Además de Bivol, la división también tiene a Sergey Kovalev, Eleider Álvarez y Adonis Stevenson, y todo esto sin contar a Andre Ward, quien se retiró invicto y aún bastante joven.

Para Duva, el ganador pudiera rivalizar contra Bivol, siempre y cuando el ruso supere, tal como se espera, a Jean Pascal el 24 de noviembre en Atlantic City.

“Esa es ciertamente una posibilidad”, expresó la ejecutiva. “Otra posibilidad es si Sergey [Kovalev] sale airoso en su defensa contra Álvarez. Si eso no sucede, entonces quizás el rival pudiera ser Álvarez. Esta es una división bastante emocionante”.

Una nueva ocasión para enfrentar a Bivol es otro aliciente más para Barrera.

“Por ahora estoy concentrado en Seanie, ahí tengo mi mente. Pero, claro que la meta es una revancha. Creo que aquella no fue mi noche. Espero que en el futuro pueda tener mi revancha contra Dmitry”, confesó.

El respeto por encima de todo

Aunque intercambiaron mensajes provocadores a través de las redes sociales, tanto Sullivan Barrera como Seanie Monaghan exhibieron bastante respeto uno al otro y, lejos de la típica dialéctica escandalosa de los pugilistas, se elogiaron mutuamente.

“Es un guerrero, un gran boxeador, un tipo difícil”, consideró Barrera. “Además es alguien que agrada a los aficionados. Tenemos el mismo estilo, vamos hacia delante y hacemos que la pelea sea divertida para los aficionados”.

Para Monaghan la foja de Barrera es de bastante respeto.

“He visto mucha de sus peleas. Siempre lo he visto mantenerse ahí contra los hombres más complicados. Si le peleas duro, él te devuelve también duro, si lo tumbas, se levanta y pelea más fuerte”, expresó. “Es uno de los más peligrosos del mundo. Hay varios boxeadores invictos, que tienen mejor récord que él, que serían rivales más fáciles que él. Es el típico boxeador que te pega hasta el final”.

Optimismo en las esquinas

Joe Higgins, entrenador de Sean Monaghan, apuesta por su pupilo, aunque entiende que la pelea será bastante complicada.

“Es una pelea difícil de predecir, pero sé que será emocionante, no habrá nadie sentado”, señaló. “Seanie ha estado conmigo por 17 años y siempre ha trabajado. Siempre se ha cuidado, come bien, descansa. Hace todo como se debe hacer. Les puedo asegurar que estará listo. Sé que será un combate difícil, pero estamos listos para lo que sea. Creo que será algo así como lo que pasó entre Arturo Gatti y Mickey Ward. No me sorprendería que terminen peleando dos o tres veces y al final lo hagan por el título”.

Derik Santos, quien se encarga de poner a tono a Barrera, está seguro de que el cubano se recuperará el sábado de su derrota pasada.

“Siempre hemos estado allá arriba. Tuvimos un paso en falso, pero aún considero a Sullivan en la cima”, acotó. “Nunca ha habido una pelea fácil. Siempre enfrentamos la misma presión y terminamos haciéndolo bien y ganando. Sabemos que hay peligro, pero cuando eres profesional sabes cómo manejarlo”.

Datos del evento

*¿Dónde?: The Aviator Sports Complex en Brooklyn, Nueva York.
*¿Cuándo?: El sábado 3 de noviembre.
*Transmisión: El evento será transmitido a través de Facebook Watch en la página de Golden Boy Fight Night, empezando desde a las 9 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos.

Los rivales

• Sullivan Barrera

*Récord: 21-2 (14 Nocáuts)
*Nacionalidad: Cubano
*Número de rounds: 126
*Porcentaje de nocáuts: 61%
*Edad: 36
*Estatura: 6-2 (1.88 metros)
*Alcance: 73 pulgadas (185 centímetros)
*Última pelea: 3 de marzo, una derrota por nocáut en el 12mo round ante Dmitry Bivol.

• Sean Monaghan

*Récord: 29-1 (17 Nocáuts)
*Nacionalidad: EEUU
*Número de rounds: 151
*Porcentaje de nocáuts: 57%
*Edad: 37
*Estatura: 5-11 (1.80 metros)
*Alcance: 72.5 pulgadas (184 centímetros)
*Última pelea: 4 de noviembre, una victoria por decisión unánime sobre Evert Bravo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas