La figura que más recabó elogios en la postemporada que acaba de terminar en el béisbol de las Grandes Ligas no tomó ningún turno al bate. Tampoco hizo un pitcheo. Fue más bien el estratega detrás del éxito de los Medias Rojas de Boston. El centro del universo le perteneció a Alex Cora, el piloto que en apenas su primera campaña como mánager de la gran carpa llevó a los patirrojos a la conquista de una nueva corona.

El ascenso de este exinfielder de apenas 43 años es el epítome del momento que vive Puerto Rico en el deporte que vuelve a apasionar a los habitantes de la Isla del Encanto, el advenimiento del cariño por la pelota, que pareció abandonar a los boricuas hace una década.

“Estoy emocionado y sumamente contento por lo que está sucediendo. Los últimos cinco o seis años han sido increíbles”, dijo Cora, en declaraciones que registró El Nuevo Día de Puerto Rico. Y aunque el nativo de Caguas se estaba refiriendo a sí mismo, la realidad es que bien pudiera proyectar a lo que ha sido el renacer de la pelota en su adorada isla.

alex-cora-béisbol-medias-rojas-efe.jpg
Tras su victoria con los Medias Rojas, Alex Cora (2do, izq.) expresó su alegría no sólo por su triunfo personal, sino también por el significado que tendría en Puerto Rico.
Tras su victoria con los Medias Rojas, Alex Cora (2do, izq.) expresó su alegría no sólo por su triunfo personal, sino también por el significado que tendría en Puerto Rico.

Momentos difíciles

Hace casi dos décadas, Puerto Rico era uno de los países más productores de Grandes Ligas. En 2001 jugaron 52 peloteros nacidos en la isla y en los primeros cinco años del siglo el mínimo de boricuas en una contienda fue de 44.

Pero las cantidades empezaron a disminuir. No es que había menos talento, sino que se fue apagando la pasión. Surgió el fútbol y se consolidó el baloncesto, deporte que llegó a alcanzar el sexto lugar en los Juegos Olímpicos de 2004. El boxeo también vivió una época dorada después del rotundo éxito de Félix “Tito” Trinidad y el ascenso de Miguel Cotto, el primer boricua en ganar títulos en cuatro divisiones diferentes.

En la isla, los aficionados abandonaron los estadios de pelota y los eternos llenos se convirtieron en silenciosos vacíos. Puerto Rico, una de las dos potencias del área junto con República Dominicana, ganó la Serie del Caribe en 2000, y desde entonces se produjo la sequía más larga en su historia, con fracaso tras fracaso. Del 2001 hasta el 2016, por ejemplo, los representantes de México, que siempre habían sido vistos como las “Cenicientas” del torneo, se alzaron con el título seis veces, y hasta Cuba se apuntó una corona.

Nuevas generaciones

¿Cuándo empezó la recuperación en Puerto Rico? Quizás el génesis de todo aquello fue en el Clásico Mundial de Béisbol de 2013, cuando la Isla del Encanto sorprendió al mundo del béisbol colándose hasta la gran final, en donde cayó ante su sempiterno rival, República Dominicana. Aquellos eran años bajos para los boricuas en las mayores, ya que en 2012 sólo hubo 17 peloteros nacidos en la isla que jugaron en las Grandes Ligas, la que hasta ahora ha sido la cifra más baja en el siglo. En 2013, dos más, 19. Pero desde entonces empezó a crecer la representación, no sólo en calidad, sino también en explosión ofensiva.

En 2014 hizo su debut Javier Báez, infielder de los Cachorros de Chicago, quien dos años después fue clave para que el conjunto de la Ciudad de los Vientos rompiera la maldición y se apuntara la Serie Mundial. El boricua fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Al año siguiente apareció otro fenómeno, Carlos Correa, quien se llevó en su primera contienda la distinción al Novato del Año con los Astros de Houston. En 2017, el torpedero disparó dos jonrones en la Serie Mundial que el cuadro texano le ganó a los Dodgers de Los Angeles.

También en 2015 apareció otro campocorto excelso, Francisco Lindor. El nativo de Caguas ha sido invitado al Juego de las Estrellas en tres de sus cuatro campañas y en las dos últimas contiendas ha sacado más de 30 estacazos.

En 2017, estas tres figuras, junto con otras en ascenso como José Berríos y veteranos como Carlos Beltrán y Yadier Molina conformaron el roster de Puerto Rico que brilló otra vez en el Clásico Mundial, con una nueva final, en la que en esta ocasión cayó ante Estados Unidos. Unos días antes, un equipo de la isla, Criollos de Caguas, le volvió a dar la victoria a Puerto Rico en una Serie del Caribe, la primera en 17 años. Al año siguiente, los mismos Criollos volvieron a coronarse. Puerto Rico estaba de vuelta.

El despertar

En 2001, 11 peloteros de Puerto Rico dispararon 20 o más jonrones en las Grandes Ligas. Era, sin dudas, una época de gloria. De 2009 a 2016, en siete temporadas hubo sólo siete ocasiones en total en las que peloteros de la isla rebasaron esa cifra, incluso en 2014 y 2010 no hubo ninguno.

Aún se ven lejos aquellos años dorados, pero hay optimismo. En 2018 hubo cinco que lo hicieron. Fue en 2004 la última ocasión en la que al menos cinco sumaron 20 o más estacazos.

“Creo que el béisbol no estuvo apagado”, dijo Lindor a MLB.com. “Hubo un tiempo en que sí había muchos jugadores puertorriqueños en las Grandes Ligas. Pero mientras tanto, cuando no había 20, había cinco, 10 que nos estaban representando en forma correcta. Siento que el béisbol no se había apagado, no se había caído, sino que los jugadores no habían llegado a las Grandes Ligas”.

El éxito de los jugadores también se ha transpolado a otros lugares del terreno. Cora se convirtió en apenas el segundo dirigente boricua a tiempo completo en las mayores, tras Edwin Rodríguez, quien dirigió a los Marlins de 2010 a 2011 (Sandy Alomar fue interino por seis juegos con los Indios de Cleveland en 2012). Y no pasó ni un año para que se le sumara otro, José Carlos Montoyo, “Charlie”, quien dirigirá a los Azulejos de Toronto a partir de 2019.

Tras su victoria con los Medias Rojas, Cora expresó su alegría no sólo por su triunfo personal, sino también por el significado que tendría en la isla.

“No me puedo imaginar lo que está sucediendo ahora mismo en mi isla”, manifestó.

Pero no es difícil imaginarlo. El béisbol volvió para ocupar el pedestal más alto que siempre había tenido. Y Cora, y esta nueva generación de jugadores boricuas, esperan hacer todo lo posible para que siga ahí y nunca más se baje.

alex-cora-béisbol-efe.jpg
Alex Cora fue seleccionado para dirigir a los Medias Rojas de Boston, después de un paso exitoso como coach de banco del equipo de los Astros de Houston.
Alex Cora fue seleccionado para dirigir a los Medias Rojas de Boston, después de un paso exitoso como coach de banco del equipo de los Astros de Houston.

Un mánager especial

Alex Cora, hermano menor de Joey Cora, quien fue coach de los Marlins de Miami en 2012 y hoy en día forma parte del cuerpo técnico de los Piratas de Pittsburgh, fue seleccionado para dirigir a los Medias Rojas de Boston, después de un paso exitoso como coach de banco del equipo de los Astros de Houston que se coronó en la Serie Mundial de 2017.

Cuando empezó su negociación con los Medias Rojas, Cora hizo un pedido inusual a los ejecutivos de Boston para dar el sí definitivo: un avión lleno de suministros para Puerto Rico, que vivía momentos complicados tras el paso del devastador huracán María en 2017.

“Fue lo único que pedí. Fuimos allá y ayudamos a 300 familias en mi pueblo”, recordó Cora QUE viajó a Caguas junto con el alcalde de Boston Marty Malsh, así como los jugadores de los Medias Rojas Rick Porcello, Christian Vázquez y Chris Sale.

Además de llevar suministros necesarios para ayudar a la población, Cora y compañía también llevaron equipos para jugar béisbol para los niños del lugar.

Y ahora, tras el momento más importante de su carrera, Cora vuelve a la isla, para darle una nueva satisfacción a su comunidad. Esta vez lleva el trofeo de campeón del mundo.

“Estoy loco por ir a Puerto Rico, a disfrutarlo con ellos”, dijo con emoción Cora, tras la victoria de los Medias Rojas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas