El poder venezolano se está sintiendo más que nunca en el béisbol de las Grandes Ligas.

Un total de 56 jugadores de ese país conectó al menos un cuadrangular antes del Juego de las Estrellas en la actual temporada, exactamente la misma cifra de los que dieron en toda la contienda de 2016 y uno menos que el número tope en la historia para jugadores venezolanos de 57 en 2017.

Además hasta ahora 14 se han llevado la cerca en 10 ocasiones y de acuerdo a las proyecciones pudieran superar el número histórico de 29 que se produjo en 2017.

La delegación del poder la encabeza un nombre sorpresivo, Jesús Aguilar, un inicialista de los Cerveceros de Milwaukee que a sus 28 años está apenas en su segunda campaña completa en la gran carpa, tras participar en 133 encuentros en la contienda anterior y en sólo 35 desde 2014 hasta 2016.

Alta frecuencia

Tras concluir la primera parte y antes de iniciar la segunda mitad después del receso del Juego de las Estrellas, los jugadores nacidos en Venezuela conectaron 395 bambinazos, un promedio de 31.6 por cada turno al bate entre toleteros con al menos un jonrón. La proyección señala que para 2018 se pudiera establecer una marca de más cuadrangulares entre los peloteros de esa nación y dejar atrás el récord de 612 de 2017. Justamente ese año la media fue de una conexión de vuelta completa por cada 31.7 viajes al plato.

El apartado de los jonrones no es el único donde los toleteros venezolanos están brillando. Hasta ahora hay nueve jugadores que con los turnos oficiales tienen un OPS superior a .800, y en total 14 con al menos 100 viajes al plato. La marca hasta ahora es de ocho establecida en 2009 y en una campaña en la que el que más destacó en ese rubro entre la escuadra vinotinto fue Bob Abreu con .825.

¿Cómo se explica semejante producción ofensiva? No sólo ha sido una cuestión de calidad. Hoy en día está claro que los peloteros están más preparados que nunca, sino que también ha sido una cuestión de cantidad. Nada más en 2018 han participado en la gran carpa 100 jugadores nacidos en Venezuela. Vale señalar que entre el debut del primer venezolano en las mayores en 1939 y el del vinotinto número 100 en hacerlo pasaron 58 años.

Esos 100 venezolanos que han vestido uniforme de grandeliga este año representan además el 26% de todos los nacidos en ese país que han jugado a lo largo de toda su historia en las Grandes Ligas.

Tras las huellas de Andrés Galarraga

Jesús Aguilar, quien participó en el pasado Derby de Jonrones de las Grandes Ligas, completó la primera mitad de la temporada con una de las mejores actuaciones hasta ahora para un jugador venezolano en ese lapso de tiempo.

Inicialista de los Cerveceros de Milwaukee, el nativo de Maracay, encabezó la Liga Nacional en cuadrangulares (24), OPS (.995) y slugging (.621). Además fue tercero en carreras remolcadas con 72.

El rendimiento de Aguilar lo tiene en camino de la marca de más bambinazos para un venezolano en una campaña en poder de Andrés Galarraga, quien despachó 47 con los Rockies de Colorado en 1996.

El “Gran Gato” llegó al Juego de Estrellas de ese año con 22 jonrones, aunque para ese momento los Rockies habían jugado sólo 86 encuentros, mientras que los Cerveceros de 2018 alcanzaron el Clásico de mitad de temporada con 98, es decir, que le restan sólo 64 a Aguilar para tratar de dar 24 jonrones y dejar atrás el hito de Galarraga.

Una ventaja de Aguilar sobre Galarraga en ese sentido es la frecuencia con la que despacha las conexiones de vuelta completa. Aguilar tiene promedio de un jonrón por cada 11.3 viajes al plato, mientras que el de Galarraga en esa contienda fue de 14.59.

Los jonroneros de 2018

Además de Jesús Aguilar con sus 24 conexiones, los otros 13 venezolanos que han conectado más de 10 bambinazos este año son: Eugenio Suárez (19), Asdrúbal Cabrera (17), Odúbel Herrera (16), David Peralta (16), Yangervis Solarte (16), Gleyber Torres (15), Wilson Ramos (14), Eduardo Escobar (14), José Martínez (13), Salvador Pérez (13), Robinson Chirinos (11), Carlos González (11), Gorkys Hernández (11).

Los que pronto pudieran sumarse a esa lista son: Luis Valbuena (9), Avisail García (9), José Altuve (9), Francisco Cervelli (9), Wilmer Flores (8), César Hernández (8) y Pablo Sandoval (8).

En total, hay 30 jugadores venezolanos que llegaron al Juego de las Estrellas con al menos seis jonrones.

La estrella de Maracaibo

El nombre de Carlos González suele pasar desapercibido a la hora de nombrar a los hombres de más fuerza en la historia del béisbol venezolano. Pero el maracucho se codea con la élite del poder entre sus paisanos.

González es uno de los siete bateadores nacidos en su país con al menos 200 bambinazos en las mayores. Tiene 226, la séptima cifra más elevada.

Además es precisamente uno de los siete que tiene al menos 10 campañas con 10 o más jonrones en cada una de ellas junto con Miguel Cabrera (15), Andrés Galarraga (15), Bob Abreu (13), Víctor Martínez (12), Antonio Armas (11) y Magglio Ordóñez (10).

El primer hombre de fuerza

Antonio Armas fue el primer gran jonronero en la historia del béisbol venezolano, al menos entre los que alcanzaron las Grandes Ligas. Nativo de Puerto Píritu, un pueblo costero del estado Anzoátegui, Armas hizo su debut en la pelota organizada con apenas 17 años en las sucursales de ligas menores de los Piratas de Pittsburgh.

Tras seis años en el sistema de granjas, apareció por primera vez en la gran carpa en septiembre de 1976, cosechando dos hits en seis turnos al bate con los Piratas.

Al año siguiente, durante el spring training, fue enviado a los Atléticos de Oakland y aunque las lesiones limitaron su accionar finalmente en 1980 logró tomar más de 400 turnos al bate por primera vez, culminando en esa ocasión con 35 jonrones y 109 impulsadas.

En 1981 quedó colíder en jonrones con 22 en una temporada que se acortó por la huelga de peloteros y tras la contienda siguiente fue canjeado a los Medias Rojas de Boston.

En su primera campaña con los patirrojos se llevó la cerca 36 veces, aunque tuvo promedio de bateo de .218. Finalmente en 1984 experimentó lo que fue su mejor desempeño en su carrera, liderando la liga en jonrones (43) e impulsadas (123).

Desde 1980 hasta 1985, Armas fue el jugador de la Liga Americana que dio más jonrones con 187.

Las lesiones, que lo afectaron al principio de su carrera, volvieron a surgir y en 1989 jugó por última vez como grandeliga.

En total, disparó 251 estacazos, un promedio de 28 por temporada.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas