BUENOS AIRES.- Apunto de cumplir 34 años, a Lionel Messi le quedan dos balas para dar en un blanco hasta ahora esquivo: ganar un título con Argentina. Un año antes del Mundial 2022, probablemente el último de su carrera, el astro liderará al seleccionado de su país en la Copa América de Brasil, un destino que no le trae gratos recuerdos.

“Siempre es una ilusión, una competencia especial con la selección, siempre queremos ganar, siempre es el objetivo. Estamos con muchísimas ganas”, expresó el atacante del Barcelona en una reciente entrevista.

Te puede interesar

Será la sexta participación de la “Pulga” en la Copa América. Jugó tres finales (2007, 2015 y 2016) y no ganó ninguna.

El delantero, que el 30 de junio quedará libre de su contrato con el Barsa, vuelve a Brasil, donde perdió la final del Mundial 2014 y fue expulsado en el partido por el tercer puesto contra Chile en la última edición de la Copa América 2019. En esta última competencia, mostró una faceta combativa que se le desconocía cuando públicamente se quejó de la CONMEBOL por los arbitrajes.

Messi entrenando.jpg
El delantero argentino Lionel Messi durante el calentamiento previo al partido contra Colombia por las eliminatorias de la Copa Mundial, el martes 8 de junio de 2021, en Barranquilla, Colombia

El delantero argentino Lionel Messi durante el calentamiento previo al partido contra Colombia por las eliminatorias de la Copa Mundial, el martes 8 de junio de 2021, en Barranquilla, Colombia

A diferencia de otros torneos, cuando en la cumbre de su carrera cargaba sobre sus espaldas con la mayor responsabilidad para terminar con la sequía de casi tres décadas sin títulos de Argentina, Messi ahora está más aliviado.

“Un crack te puede hacer un gol, te puede ganar un partido... pero para ganar un campeonato necesitas mucho más que al mejor del mundo”, reflexionó el técnico de la Albiceleste, Lionel Scaloni.

El mérito del joven entrenador de Argentina fue asumir que el capitán no puede ser el eje del juego del equipo y que esa tarea debía estar repartida.

“Con nosotros, Leo demuestra que se encuentra bien, cómodo, con una generación nueva que casi no conocía. Y ahora ya es uno más y se lleva bien con todos. Hemos logrado hacer un equipo en el que él se pueda acoplar”, opinó el estratega.

Scaloni optó por acompañarlo en el ataque con Lautaro Martínez, del Inter de Milan, un delantero potente que presiona al rival desde la salida. Los volantes Rodrigo De Paul y Leandro Paredes son una permanente descarga para Messi.

Hay otros interlocutores menos fijos, pero todos con la misma premisa: no todas las pelotas tienen que pasar por el rosarino.

Efectivo en los penales, Messi lleva una larga racha sin convertir goles de pelota quieta: el último fue ante Nigeria en la primera ronda del Mundial de Rusia 2018.

“El día que no juegue más con Argentina, nos daremos cuenta de muchas cosas. Como pasó con Diego (Maradona), que cuando dejó de jugar, nos dimos cuenta de lo que era tener a ese tipo dentro de la cancha. Por eso, con Leo no hay que privarse de nada mientras esté”, sentenció el mandamás de la selección argentina.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.68%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.76%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.56%
34526 votos

Las Más Leídas