@luisfsanchez6

Frankie Ruiz asegura que vive a más de 100 millas por hora. Corre para vivir. Y el ritmo se acelera conforme se acerca la fecha de largada de la 17ma. edición del Fitbit Maratón y Medio Maratón de Miami, programado para el 27 de enero a las 6 a.m.

No es para menos. Es el confundador y director de uno de los eventos más emblemáticos en Florida. En estos momentos, Ruiz se encuentra cuidando los detalles. Asegura que ya se superaron los 19.500 inscritos y para el día señalado estima que unos 22.000 atletas, aficionados y entusiastas de 80 países y 50 estados de EEUU se lanzarán a esta nueva aventura.

Entrañable apasionado de Miami, donde nació hace 40 años, hijo de padres cubanos, Ruiz dialogó con DIARIO LAS AMÉRICAS para revelar interioridades sobre la organización de un evento de esta magnitud.

¿Cuál es la mayor preocupación al organizar una carrera de estas dimensiones?

La seguridad y molestar lo menos posible a los vecinos.

¿Cuántos oficiales de policía estarán a cargo de la seguridad?

Habrá 400 y el trabajo es quirúrgico porque hay que cuidar un área mayor a las 26.2 millas del recorrido del maratón. Debemos estar prevenidos y preparados para afrontar con éxito cualquier incidente. Con ellos [la Policía] nos reunimos todo el año y elaboramos la estrategia.

¿Cómo se han preparado para incomodar lo menos posible a los ciudadanos que no participan en la carrera y tienen obligaciones el 27 de enero?

Acabo de sostener una reunión conjunta con seis gerentes de grandes edificios en Brickell para coordinar las alternativas que tendrán los ciudadanos para desplazarse el día de la carrera, y hemos llegado a soluciones muy importantes. Cuando empecé esta carrera en el 2003, no había ningún problema porque la población en la zona de Brickell era mínima, no habían tantos edificios ni vehículos. Ahora estamos en un nuevo mundo.

¿El curso de la carrera ha sufrido algunas variantes para la 17ma. edición?

Siempre tratamos de cambiar el curso de la carrera para darles un nuevo paisaje a los participantes, mostrar cosas distintas de Miami y también responder a muchas inquietudes. Por ejemplo, siempre buscamos llevarlos por calles donde hay sombra y muchos se quejaban que la parte más pesada era el tramo final en el que había que correr por el puente Rickenbacker y el sol les pegaba fuerte. Ahora hemos invertido la ruta. Vamos entrar primero por Brickell, llegaremos temprano al puente Rickenbacker, daremos la vuelta y luego enrumbaremos hacia Coconut Grove para enseguida regresar por Miami Avenue.

¿Qué beneficios dará esa modificación en la ruta?

Justamente, Brickell Avenue será reabierta mucho más rápido, el sol no golpeará tan fuerte a los corredores pues pasarán por el área descubierta más temprano y en el regreso tomarán Miami Avenue, que ofrece mucha sombra.

¿Cuál es el impacto del Fitbit Maratón y Medio Maratón de Miami?

En lo económico es de alrededor $52 millones por todo lo que significa en llegada de corredores del extranjero y de otros estados, gastos en hoteles, restaurantes, transportes y compras. Más allá de eso, sin embargo, se encuentra el beneficio social. Más que una carrera esto es un movimiento por la salud, por la solidaridad, por el compañerismo, por estar conectados unos con otros, por mejorar tu alimentación. Aquí no hay distinciones de raza, color, edad, clase social, todos somos iguales.

En varias ocasiones has señalado que los corredores son también una especie de fiscales que alertan a las autoridades sobre las deficiencias de la ciudad.

Los corredores son el frontline (primera línea), los ojos de la ciudad. Son los que primero avisan a las autoridades sobre los baches, la falta de luces, la presencia de basura, la inseguridad, delincuencia… Tienen un valor incalculable y yo estimulo mucho avisar a las autoridades sobre estas deficiencias, porque mi objetivo es hacer un Miami mejor.

¿Cuánto tiempo al año se trabaja para montar un evento de esta magnitud?

Bastará decir que ya empezamos a trabajar para la 18va. edición, que se correrá el 2020. Ya hemos hecho las reservaciones en hoteles y adelantado en muchas cosas porque nuestras carreras serán una semana antes del Super Bowl en Miami y eso crea una serie de exigencias logísticas nuevas.

¿Qué otras actividades realizas durante el año?

En el 2014 vendí el evento a Lifetime Fitness, que organiza carreras en diferentes partes del mundo. Yo me encargo de las ocho competencias que se realiza esta empresa al año en Miami y asesoro varias que se desarrollan en otras ciudades. Además dirijo clubes de corredores en Brickell, Kendall, Miami Beach y en otros lugares, que gratuitamente corren cada semana, porque en Miami se puede correr los 365 días del año. Y además soy el entrenador del equipo de cross country de la escuela Belén.

¿Esta carrera tiene algo especial para ti?

Bueno, me casé el año pasado con Carla Dueñas, quien es ecuatoriana y nutricionista. Se supone que el día de la carrera debe estar dando a luz a nuestro primer hijo, una niña a la que bautizaremos como Paulina y que de seguro tendrá una multitudinaria bienvenida al mundo a cargo de 22,000 atletas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las acciones emprendidas por Juan Guaidó y el Parlamento venezolano están en el camino correcto para generar un cambio político en Venezuela?

Las Más Leídas