MIAMI.- El alero LeBron James declinó al contrato con los Cavaliers de Cleveland y decidió sacrificar los 35.6 millones de dólares que ganaría por la siguiente temporada para probar el mercado.

LeBron es el “Rey” en la cancha, pero ¿lo será en la mesa de negociación? Desde el 1° de julio podría conocer la respuesta, pero es bastante lógico pensar que con un tope salarial de 101 millones de dólares permitidos por la NBA para la próxima campaña, el líder de muchos departamentos busque recibir la mayor cantidad de dinero posible.

La decisión del alero no descarta que siga en Cleveland, es una cuestión de negocio. Si Cleveland quiere seguir manteniendo en sus filas al dueño de 10 récords en la NBA, deberá pagar un alto precio.

Embed

Varios reportes de prensa indican que los Lakers de Los Ángeles y los 76 ers de Filadelfia están interesados en los servicios de LeBron.

Los otros equipos, con mayor fuerza económica, seguramente lanzarán una propuesta para ver si pueden tener al “Rey”.

El equipo que logre enamorarlo económicamente, que bien puede volver a ser los Cavs, sabe que no solo debe desembolsillar dinero para LeBron. El alero siempre ha tenido peticiones en cuanto a los jugadores que quiere lo rodeen a lo largo de la temporada.

Ir a la agencia libre por estos días no es un negocio seguro. En otros deportes los atletas han rechazado las opciones de sus equipos y luego han tenido que firmar por mucho menos dinero. Sin embargo, LeBron debería poder mejorar su contrato.

Los que sí es es cierto es que el alero podría tener su segundo uniforme distinto al de Cleveland (estuvo con el Heat de Miami entre 2010 y 2014), o empezar su tercer ciclo con los Cavs, con quienes inició en la NBA en 2003 hasta ir a la Florida, para luego volver en 2015 hasta llevarlos al subcampeonato esta campaña.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas