BARCELONA.- El técnico barcelonista Ernesto Valverde no ha despejado la incógnita sobre la presencia del argentino Leo Messi este domingo en San Mamés y emplazó la decisión hasta después del entrenamiento de este sábado y de una posterior conversación con el argentino.

"No quisimos arriesgar en el partido de Copa (ante el Real Madrid) y mañana estamos igual. Vamos a ver cómo se encuentra, si está al cien por cien jugará, pero vamos a ver", dijo el entrenador en la rueda de prensa previa.

Te puede interesar

Tampoco desveló Valverde si Ousmane Dembélé, ausente en los últimos partidos, estará en condiciones de jugar en Bilbao, pero sí que confirmó que el francés ha participado con normalidad en los últimos entrenamientos.

Las dos bajas que sí están confirmadas son las de Arthur Melo y Jordi Alba, el primero por lesión y el segundo por sanción. Con la baja del brasileño, Valverde admite que el Barça pierde a un futbolista que le da "control de juego" a su equipo.

"A principios de diciembre, (Arthur) no estuvo y también pasamos por esto. Tenemos a Aleñá, a Arturo Vidal, depende del partido. También tenemos a Coutiho y algún jugador de B. Todo depende de cómo pensemos que será el partido. Así decidiremos", indicó.

En cuanto a Alba, el técnico del Barça admitió la dificultad de sustituir a un jugador de sus características. "Tenemos alternativas, poner a un jugador derecho a ir (Sergi Roberto), a un central zurdo (Vermaelen) o a alguno del B (Juan Miranda)", añadió.

En todo caso, Valverde catalogó el partido de mañana de "fundamental" para el Barsa y por eso insiste en que pondrá a su mejor equipo.

"El gran momento del Athletic aún lo complica más todo. Sabemos cómo juegan. Cada partido que el Barça ha tenido que jugar allí, ha sido complicado, son partidos difíciles, con una gran presión ambiental. Va a ser un partido bonito de ver, es un partido con mucho miga, uno de los más difíciles que nos quedan esta temporada", aventuró.

Sobre los cambios en el banquillo de 'los leones' y como exentrenador del Athletic, Valverde recordó que cuando jugaron en el Camp Nou, los bilbaínos hicieron "un gran partido".

"Los vi un poco parecido a lo que veo ahora con Garitano. Cuando las cosas no salen, te generan angustia. Ahora tienen un punto de confianza superior, les dio moral la victoria ante el Girona o frente al Sevilla", insistió.

Valverde recordó que la semana que viene el Barça no tiene después de muchos meses partido intersemanal. "Este partido es fundamental para nosotros, si tenemos unos días de descanso y tenemos algún jugador cargado, no queremos que se rompa. Sería un palo duro, hay que hilar muy fino", aseguró.

"Sabemos cómo es el calendario, pero no solo par a nosotros, sino para cualquiera de los equipos que están metidos en diferentes competiciones. Cuesta mucho afrontar este calendario tan complicado", agregó.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas