WASHINGTON- En un intento por lograr el apoyo de los republicanos al plan de empleo e infraestructura del presidente Joe Biden, la Casa Blanca expresó el jueves su voluntad de negociar su promesa de aumentar los impuestos a las empresas.

El diario The Washington Post informó que Biden ofreció dejar su idea de subir la tasa corporativa hasta el 28%, recortada por los republicanos en el 2017 a su actual 21%, algo que la oposición se niega a aceptar.

Te puede interesar

El Post dijo que la propuesta fue hecha en una reunión privada en la Casa Blanca con la senadora republicana Shelley Moore Capito mientras el presidente busca apoyo de la oposición a su programa de gastos.

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo sin embargo que Biden no desistió plenamente del aumento de impuestos corporativos.

Empero, agregó, "esas apuestas pueden alterarse", señalando que podría haber alguna flexibilidad durante las negociaciones.

"Tenemos una vasta gama de medios para que el Presidente impulse sus ideas y propuestas", dijo Psaki e indicó que el viernes habrá una nueva reunión con Capito.

"Biden sigue empeñado en alcanzar su meta de firmar el proyecto convertido en ley hacia el verano" boreal, dijo.

El Washington Post señaló que Biden podría en cambio enfocarse en un impuesto mínimo de 15% que apuntaría a grandes corporaciones que son lucrativas pero pagan pocos impuestos al gobierno federal.

Biden ha dicho reiteradamente que las compañías necesitan "pagar lo justo" y prometió no aumentar los impuestos de los estadounidenses que ganan menos de 400.000 dólares anuales, pero eso encierra finalmente una trampa porque el costo de las grandes empresas se lo pasarían a los empleados y clientes.

Las medidas impositivas estaban incluidas en el esbozo de presupuesto presentado la semana pasada el cual mostraba que la tasa más alta generaría ingresos fiscales de al menos 86.000 millones de dólares desde 2023 mientras que la tasa mínima aportaría al fisco entre 10.100 y 15.000 millones de dólares anuales.

El presidente propuso un plan de más de 2 billones de dólares para generar empleo a través de inversiones en obras viales y puentes y, a la vez, financiamiento de tecnologías verdes, expansión al acceso Internet de banda ancha, creación de guarderías y reparaciones domésticas. Pero el monto total se sube a 6 billones de dólares, algo impensable y descabellado en medio de una recesión económica y la peor pandemia en los últimos 100 años.

Los republicanos quieren un proyecto más reducido y más limitado a las obras públicas tradicionales.

Biden también respalda imponer una tasa impositiva mundial de 15% a las multinacionales para evitar que se refugien en países de bajos impuestos.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.82%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.64%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.53%
42214 votos

Las Más Leídas