MIAMI- Las cuatro órdenes ejecutivas firmadas el fin de semana por el presidente Donald Trump sobre ayudas federales ante la crisis creada por la pandemia obligan al Congreso a discutir como una nueva emergencia el llamado del jefe de la Casa Blanca.

En la actualidad, millones de estadounidenses desaprueban la falta de un acuerdo que ayudaría a las familias y a las empresas del país a enfrentar una segunda curva ascendente del número de contagios del SARS-COVID-2 o COVID-19, como se conoce popularmente.

Te puede interesar

¿Puede el Presidente de EEUU utilizar fondos federales de forma automática?

La respuesta es NO. Las órdenes deberán ser ahora analizadas por el Congreso a modo de ultra emergencia, debido a que el Presidente no tiene la potestad de utilizar fondos federales sin la anuencia de ambas Cámaras legislativas, como establece la Constitución. Sin embargo, sí obliga a los legisladores a regresar a sesiones extraordinarias ante la petición del mandatario, algo que no hubiese sucedido hasta el 10 de septiembre cuando los senadores regresaran a sus funciones.

Los legisladores federales también tienen la alternativa de presentar demandas para demorar el proceso de debate sobre las medidas firmadas por Trump, que se ha puesto a la ofensiva en un proceso sin acuerdo entre el partido demócrata y el republicano que solo afecta la respuesta del país a la aguda recesión económica que enfrenta y a que llegue más ayuda financiera a cientos de millones de estadounidenses.

Entre los beneficios de las órdenes ejecutivas del líder de la Casa Blanca, se encuentra una extensión adicional al subsidio por desempleo de 400 dólares semanales hasta el próximo 6 de Diciembre, o bien, hasta que el Fondo de Ayuda para Desastres del Departamento de Seguridad Nacional se vea reducido a 25,000 millones de dólares, lo que suceda primero. Además se podrá solicitar un retroactivo desde el primero de Agosto.

La condonación de préstamos estudiantiles hasta nuevo aviso y la extensión a la moratoria de desalojos y ejecuciones hipotecarias, así como una suspensión del impuesto al salario hasta finales de año a personas cuyos ingresos no sobrepasen los 100,000 dólares anuales, que haría permanente de salir reelecto, completan los cuatro mandatos que le suben el tono de emergencia al debate bipartidista en el Congreso sobre el segundo paquete de estímulo.

En estos momentos tanto el Senado como la Cámara de Representantes se encuentran en receso, pero las solicitudes del Presidente incrementan la alerta frente a la crisis sanitaria y económica, lo que haría regresar a debatir a los legisladores.

Hasta el momento, no se sabe cómo hará Trump para obtener los fondos sin la autorización del Congreso, puesto que hasta ahora no ha dado detalles sobre la posible implementación de las órdenes. Si no se presenta ninguna objeción, las órdenes entrarían en vigor 30 días después de su publicación en el Registro Federal, tal y como estipula la ley estadounidense.

Declaraciones del Secretario del Tesoro

El secretario del Tesoro Steven Mnuchin defendió este lunes que es posible un acuerdo en el Congreso para un nuevo plan de ayuda económica.

La semana pasada, la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el jefe de la minoría demócrata del Senado Chuck Schumer, se reunieron en varias ocasiones con Mnuchin y con el jefe de gabinete Mark Meadows en busca de un acuerdo, que no fructificó.

Mnuchin desestimó la oferta de los demócratas de recortar el plan a dos billones de dólares, incluyendo la ayuda para los estados y gobiernos locales, como una idea "absurda".

En una entrevista este lunes con la cadena CNBC, el secretario del Tesoro indicó que "se puede llegar a un acuerdo, si los demócratas son razonables y quieren llegar a un arreglo", pero puntualizó que la negociación no se trata de "dividir la diferencia".

"Una orden ejecutiva dejará a la mayoría de la gente fuera, no cubrirá la amplitud de lo que se necesita, será cuestionada en la Corte y será difícil de implementar", dijo el líder la de minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

La gran diferencia que separa a los demócratas y republicanos en estos momentos es el monto de dos billones que exigen los primeros y el de un billón, propuesto por los segundos.

A pesar de la urgencia y de la imperiosa necesidad de la ayuda, EEUU no puede continuar incrementando a un nivel tan alto la deuda pública en medio de una contracción económica de casi el 10%, varios estados con el freno de reapertura por el repunte de casos y la falta de una solución inmediata a la crisis sanitaria del coronavirus.

Ahora, habrá que esperar a qué acciones toma el Congreso después de la firma de estas órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas