Embed

Cuando Andrés Gutiérrez llegó a EEUU con 14 años desde su natal México, no se imaginó que se convertiría en un referente en el mundo las finanzas personales. Esa idea tampoco le pasaba por la cabeza cuando, diez años después, se graduó de ingeniero químico, se casó, compró un buen auto y rentó una gran casa donde vivir con su esposa y, ¡por fin! darse la vida padre.

Es precisamente en ese momento, con la aparición de las obligaciones de pago, cuando experimenta lo que él, ya como experto, denomina “la ruina financiera”. Trabajaba y trabajaba solo para abonar deudas impagables, que no dejaban de crecer. Un día tomó la determinación de organizar su vida. Comenzó así a interesarse por las finanzas, estudió y se especializó hasta convertirse en el gran Andrés Gutiérrez, experto en Finanzas, uno de los comunicadores más influyentes en la economía de las familias latinas de los EEUU.

En entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMERICAS, Andrés, habla de su vida y nos revela detalles de su nuevo libro, titulado “Transforma tus finanzas en 30 días”.

¿Te consideras un gurú de las finanzas?

Cuando llego acá con 14 años, procedente de México, lo primero que escucho es que, si quieres tener éxito, tienes que construir tu crédito. Me lo creí, como todo el mundo dice que esta es la clave, no tenía dudas de que esa era la receta para lograrlo.

Entonces empecé a pedir crédito y comencé a caer en el sistema. Al poco tiempo, me gané la universidad, pedí un préstamo estudiantil, además usaba todo el tiempo mi tarjeta de crédito, me compré mi carro y me casé. Y comencé a experimentar lo que yo llamo en mi libro “la ruina financiera”. Nos esforzábamos mucho, mi esposa y yo, y el dinero simplemente no rendía. Trabajábamos de lunes a domingo, montones de horas, pero el dinero no alcanzaba.

Y no era por falta de consejos, vengo de una familia donde mi papá decía: “a las ratas del cuello blanco no hay que abrirles las puertas”. Así se refería él a los banqueros. “Hijo, me decía, no caigas en eso, todo es una gran mentira”. Y yo, graduado universitario, le respondía: “no, papá, eso era en tu rancho, eso era en México. Estamos en EEUU, aquí es diferente. Aquí no se manejan autos viejos, aquí se vive del crédito”. Así caí poco a poco en la trampa. Mi vida se convirtió en una verdadera ruina.

Un día reaccioné y me puse a aprender finanzas personales con un señor que se llama David Ramsey. Un hombre que habla de las finanzas que ocurren en tu casa. Cuando lo pusimos en práctica mi esposa y yo, gracias a Dios, las cosas comenzaron a cambiar aceleradamente. Ahora, tengo la experiencia de haber estudiado, de haber dedicado mi vida a las finanzas y puedo ofrecer métodos que funcionan.

¿En qué consisten los cursos de Paz financiera que tan famoso te han hecho?

Arranco de asesor financiero quebrado. Y en medio de esto mi vida comienza a cambiar. Revoluciono la forma de asesorar, en vez de ser un asesor que recomiende productos financieros, le enseño a la gente cómo tener ahorros, salir de deudas, crear un fondo de emergencia. Y allá en Nashville es donde arranca el curso de Paz Financiera. Trabajé en la radio y me daba cuenta de la transformación que experimentaban mis oyentes, no importaba el nivel educativo que tuvieran ni los ingresos. Por ejemplo, me tocó conocer en Nashville unos farmacéuticos que generaban 17.000 dólares mensuales y tuvieron que declararse en bancarrota porque no les alcanzaba el dinero.

“Transforma tus finanzas en 30 días” , ¿es el título una provocación?

Cuando pensé en el título creí que la gente me iba a cuestionar si lo utilizaba como gancho para vender el libro. Suena como un comercial de media noche. “póngase estas cremas y perderá la celulitis en tres días”. Las estadísticas muestran que como promedio una de cada dos personas en EEUU no tiene mil dólares en el banco. Y cuando llevas este análisis a la comunidad latina el porcentaje es mucho peor. Pero además, los estudios sostienen que nada tiene que ver la educación ni el nivel de ingreso. Hay personas ganando $6.000 mensuales que gastan $6.500. Por eso te puede resultar una provocación. Pero no lo es. Lo que nosotros hacemos es un reto. Si las personas aceptan el reto y siguen las instrucciones de cómo lograrlo, sus vidas se transforman de inmediato.

Tengo 20 años de experiencia, asesoro a muchas personas que acuden a mi oficina, les enseño a ahorrar y les desafío a que reúnan $1.000 en 30 días y les doy instrucciones de cómo lograrlo. Si yo les enseño a juntar $1.000 en 30 días, lo pueden hacer en un segundo mes, y un tercer mes y un cuarto mes. Todo el mundo piensa que el ahorro es importante pero poca gente ahorra. Sabes por qué, porque nadie se lo dice.

¿Crees que una familia que viva con un salario mínimo puede disfrutar de la Paz Financiera?

La respuesta es sí. Pero hay unas reglas a seguir. Una de las pautas más importantes para que eso suceda es que el costo de la vivienda no puede ser extremo. En el libro yo metí un capitulo que se llama, “del otro lado de la ecuación”, y enseña cuánto debe ser el costo mensual de tu vivienda en dependencia del salario, ya sea renta, pago de casa en un hipoteca etc. Existen personas que ganan $1.000 o $1.500, si viven en pareja y los dos trabajan por el salario mínimo percibirán alrededor de $2.000. Si dedica más de un 25% del presupuesto familiar al pago de la casa, no se puede tener la paz financiera. Pero, si esa familia que gana $2.000, sigue esta instrucción y otras que explicamos en el libro, estará más tranquila que una familia con ingresos de $6.000 y que gaste de forma desorganizada.

(continuará en la próxima semana)

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que es la principal preocupación de los residentes de Miami-Dade y Broward?

Inmigración
Vivienda
Transporte
Economía y finanzas personales
Empleo
Servicios de salud
Otro
ver resultados

Las Más Leídas