NUEVA YORK.- La cadena de grandes almacenes Barneys New York solicitó protección federal por bancarrota, el minorista más reciente que ha tenido que ajustarse el cinturón a medida que más clientes se mueven a las compras en internet y aumentan los costos inmobiliarios.

La emblemática cadena de tiendas de ropa fundada hace casi un siglo cerrará sus tiendas en Chicago, Las Vegas y Seattle. También clausurará 12 tiendas tipo “concepto” y almacenes. La compañía dijo el martes que está revisando los arrendamientos en otras tiendas. Debió conseguir 75 millones de dólares de financiamiento para pagar a empleados y vendedores mientras busca un comprador.

Te puede interesar

Entretanto, mantendrá las puertas abiertas en su tienda de 10 pisos en la Avenida Madison de Nueva York, así como sus tiendas en Beverly Hills, California, San Francisco y Boston, así como dos almacenes en Nueva York y California. También mantendrá su presencia en línea.

El propietario del edificio que ocupa Barneys en Manhattan duplicó el alquiler de su tienda a casi 30 millones de dólares a principios de este año.

"Como muchos en nuestro sector, la posición financiera de Barneys New York ha sido impactada drásticamente por el difícil entorno minorista y las estructuras de alquiler que son excesivamente altas en relación con la demanda del mercado", dijo la directora ejecutiva, Daniella Vitale.

En su declaración de quiebra en el Distrito Sur de Nueva York, Barneys afirma tener más de 100 millones de dólares en deudas y más de 100 millones de dólares en activos.

Las cadenas minoristas están luchando por mantener las ventas y no están obteniendo mucho alivio en los contratos de arrendamiento, lo que crea un apriete financiero.

El número de tiendas minoristas cerradas en lo que va de año en Estados Unidos ya ha superado el total de 2018, según Coresight Research, que prevé el cierre de 12.000 comercios en 2019. Coresight precisó que 7.567 tiendas minoristas han cerrado este año, en comparación con 5.864 en todo 2018.

La escalada en la guerra comercial entre China y Estados Unidos ha intensificado esa presión, dejando a las compañías de ropa luchando por encontrar nuevas rutas y proveedores. Durante el último año, el sector minorista ha perdido puestos de trabajo sistemáticamente.

Las raíces de Barneys se remontan a 1923, cuando Barney Pressman empeñó el anillo de compromiso de su esposa y utilizó el dinero para abrir una tienda de ropa de descuento para hombres en Manhattan.

Su hijo cambió el enfoque de la compañía hacia la ropa de lujo en la década de 1960 y comenzó a expandirse a nivel nacional en la década de 1990.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas