"Quieren lograr lo que llaman 'un aterrizaje suave', tratando de evitar una recesión", explicó a la AFP Julie Smith, profesora de economía de la universidad Lafayette, de Pennsylvania.

Te puede interesar

"La pregunta es si pueden lograrlo. Es difícil saberlo en este momento", añadió.

El comité monetario de la Fed se reunirá martes y miércoles y procederá a un nuevo incremento de tasas de interés de referencia. Actualmente los tipos de interés se mantienen entre 1,50 y 1,75% luego de dos años de tasas prácticamente en cero.

El organismo debe tratar de que una desaceleración voluntaria de la actividad económica no sea demasiado fuerte, para no golpear al mercado laboral, actualmente muy sólido.

La hipótesis de un alza de tres cuartos de puntos porcentuales es la preferida por los mercados. En junio, un incremento de esta magnitud fue el más alto hasta ese momento desde 1994.

"Pienso que subirán las tasas 75 puntos básicos. Pero siempre podemos vernos sorprendidos por la Fed", anticipa Julie Smith.

La magnitud del aumento

Uno de los gobernadores de la Fed, Christopher Waller, recientemente abrió la puerta a un alza de 1 punto porcentual.

Los miembros del comité monetario "discutirán probablemente" esta hipótesis, según Smith, "simplemente porque las cifras de inflación son bastante malas".

Pero "los otros parámetros (...) indican que los aumentos de tasas anteriores probablemente comenzaron a funcionar, al menos para frenar la demanda (en) el mercado inmobiliario", matiza la analista.

El mercado inmobiliario registró una fuerte merma de operaciones a causa de los precios exorbitantes de las viviendas y de las tasas de interés que suben.

Por el contrario, miles de ofertas de trabajo no encuentran candidatos, y el consumo se mantiene a pesar de precios inflados.

"Los datos económicos recientes sostienen un alza de tasas de 75 puntos básicos, aunque podría considerarse un aumento de 100 puntos básicos", señala Kathy Bostjancic, economista jefe de Oxford Economics, en una nota de análisis.

La secretaria del Tesoro de Joe Biden, Janet Yellen, señaló el domingo que la economía estadounidense se "desacelera", pero los datos no anuncian una recesión. Sin embargo, Yellen se ha equivocado varias veces desde que asumió el cargo con la administración Biden.

"No digo que evitaremos defintivamente una recesión, pero creo que existe una vía para mantener el vigor del mercado laboral y bajar la inflación", destacó.

Algunos economistas consideran que no es necesario esa cifra de dos trimestres en negativo para declarar una recesión cuando casi todos los indicadores económicos se encuentran en negativo. Expertos afirman que EEUU no ha salido de la recesión creada por la pandemia; hubo una rápida recuperación y sólida recuperación con las medidas del gobierno del expresidente Donald Trump, pero Biden revirtió casi todos los lineamientos de su predecesor.

Las políticas económicas del presidente Biden disparon los precios de todos los productos a causa del petróleo y la gasolina como parte de su plataforma de cambio climático. Los altos precios desencadenaron la peor inflación en casi 50 años (9,1%).

La incertidumbre

El crecimiento del PIB de Estados Unidos en el segundo trimestre se conocerá el jueves y se espera una ligera alza, luego de un primer trimestre negativo (-1,6% en proyección anual, la medición preferida en el país, que proyecta el crecimiento a 12 meses en las condiciones al momento de la medición).

Si se produjera una contracción, Estados Unidos estaría técnicamente en una recesión, al registrar dos trimestres en negativo.

Pero para Yellen, una recesión "es una contracción generalizada de la economía. E incluso si (el PIB del segundo trimestre muestra cifras) negativas, no estaremos en recesión", insistió.

El ex vicepresidente de la Fed, Donald Kohn, estimó por su parte que "una ligera recesión", con un desempleo mayor al 3,7% previsto por la Fed para 2022, "será necesario para quebrar la espiral inflacionaria", según sus declaraciones a la AFP.

"Pero la incertidumbre es enorme", añadió.

Ante precios crecientes de los alimentos, de los alquileres y de los autos, que no cesan de trepar en Estados Unidos, la Fed subre desde marzo progresivaente sus tasas directrices.

La inflación volvió a marcar niveles históricos en junio, de 9,1% a 12 meses según el índice CPI de precios al consumo. Un alza de tasas encarece el crédito y actúa por lo tanto sobre el consumo de los particulares y sobre la inversión de las empresas, y libera presión sobre los precios.

La inflación también llevó a que el Banco Central Europeo (BCE) subiera sus tasas el jueves pasado, por primera vez en 10 años, en este caso en medio punto porcentual.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.61%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
26801 votos

Las Más Leídas