El 31 de marzo, el presidente demócrata propuso invertir unos 2 billones de dólares en infraestructura en ocho años para crear empleos bien pagados en Estados Unidos, según él. Pero la inclusión de dinero para el cambio climático como parte del presupuesto para infraestructura creó una fuerte división con los republicanos y algunos demócratas moderados cuya definición de infraestructura es la tradicional.

Te puede interesar

La mayoría del gobierno en el Congreso es tan exigua que Biden debe convencer al menos a 10 senadores republicanos, o apostar a que los demócratas hagan frente unido y aprobar la ley mediante un procedimiento que permite aprobaciones con mayoría simple en el Senado, donde los demócratas tienen el voto de la vicepresidenta Kamala Harris para inclinar la balanza en caso de empate.

Bajo esta medida se aprobó el paquete de $1,9 billones de dólares y otras, lo que le ha valido a la administración Biden severas críticas por la forma de gobernar, incluso dentro de su partido. Algunos senadores y legisladores han catalogado de antidemocrático el modo utilizado por la izquierda.

El clima y el acuerdo

El jueves por la noche un grupo de diez senadores republicanos y demócratas anunció un acuerdo sobre un plan "realista" de infraestructura por 1,2 billones de dólares en ocho años con un enfoque tradicional.

Sin dar detalles, enfatizaron que la propuesta no implica alzas de impuestos como la de Biden, algo a lo que los republicanos se oponen completamente.

Biden pretendía subir el impuesto a la renta corporativa de 21% a 28% para financiar el plan, aunque luego se mostró dispuesto a negociar estos porcentajes en busca de un acuerdo.

Llegó incluso a bajar a 1,7 billones como monto a invertir en mayo, y la semana pasada aludió a un plan que sería la mitad del objetivo original.

Aunque la propuesta de los diez senadores es una esperanza para un mandatario que busca el consenso, los progresistas se alarman.

Para ellos está fuera de discusión votar un plan que no incluya medidas comprometidas durante la campaña electoral: llevar a cero los balances de emisiones del sector energético estadounidense para el 2035 y que toda la economía sea neutra en carbono para el 2050.

Es un rompecabezas para los negociadores de la Casa Blanca, y la perspectiva de una votación en julio sobre el plan prometido por los líderes demócratas parece alejarse.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.69%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.77%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.54%
34629 votos

Las Más Leídas