WASHINGTON.-REUTERS

El número de estadounidenses que presentó pedidos de beneficios por desempleo la semana pasada cayó desde máximos de cinco meses, lo que apunta a un impulso sostenido del mercado laboral que podría dar pie a más alzas de tasas de interés de la Reserva Federal.

Te puede interesar

La nueva señal de fortaleza subyacente de la economía se produce un día después de que el banco central estadounidense aumentó el rango meta de su tasa de interés clave en 25 puntos base a entre 0,25 y 0,50 por ciento, el primer incremento en casi una década.

"El mercado laboral sigue ajustado, con demanda de trabajadores y sitios donde hay escasez (de empleados) en muchas industrias. La Fed ha alcanzado la parte del empleo de su mandato doble y esto es lo que llevó ayer (miércoles) al despegue de las tasas", dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG Union Bank.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 11.000 a una cifra ajustada estacionalmente de 271.000 para la semana que terminó el 12 de diciembre, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Se trató de la cuatrigésima primera semana en que los pedidos estuvieron bajo la marca de 300.000, un umbral asociado a condiciones laborales robustas. Es la racha más larga desde inicios de la década de 1970.

El promedio móvil de cuatro semanas de las solicitudes, considerado una medición más exacta de la tendencia del mercado porque elimina la volatilidad generada semana a semana, bajó en 250 a 270.500 la semana pasada.

A pesar del impulso del mercado laboral, el sector de manufacturas parece no tener respiro, al haber sido golpeado por el ascenso del dólar, profundos recortes de gastos de las empresas energéticas, la débil demanda mundial y los esfuerzos de las compañías por reducir el exceso de inventarios.

Otro reporte publicado el jueves indicó que una medición de la actividad fabril en la Costa Este de Estados Unidos cayó a -5,9 este mes desde la cifra de 1,9 por ciento vista en noviembre. El dato divulgado por la Reserva Federal de Filadelfia marcó la tercera lectura negativa en cuatro meses.

Las fábricas en la región reportaron que las nuevas órdenes siguieron cayendo este mes, aunque hubo un incremento de envíos.

En tanto, la fortaleza del dólar ayudó a hundir el déficit de cuenta corriente en el tercer trimestre a su peor nivel en casi 7 años, según un reporte del Departamento del Comercio.

El déficit de cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones dentro y fuera del país, aumentó un 11,7 por ciento a 124.100 millones de dólares, la mayor brecha desde el cuarto trimestre del 2008.

El déficit representó un 2,7 por ciento del Producto Interno Bruto, la mayor proporción desde el segundo trimestre del 2012 y un ascenso frente al 2,5 por ciento visto en el segundo periodo del año.

LEA TAMBIÉN:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.43%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.97%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.6%
26779 votos

Las Más Leídas