lunes 22  de  julio 2024
ELECCIONES 2024

¿Por quién se decide Donald Trump para compañero de fórmula?

Se suponía que se conociera desde mucho antes, pero los republicanos prefirieron dejar el foco de atención en el caos de los demócratas respecto a la salud mental del presidente Joe Biden

Por Leonardo Morales

MIAMI- El expresidente Donald Trump debe anunciar muy pronto su compañero de fórmula para un segundo mandato y en la lista figura el senador cubanoamericano Marco Rubio, de acuerdo con informes de prensa.

Debería hacerlo antes de la Convención Republicana que se celebra en Milwaukee del 14 al 18 de este mes (la próxima semana), durante la cual el dúo que formará Trump será coronado oficialmente por el partido.

Se suponía que el nombre se conocería antes, pero los republicanos prefirieron dejar el foco de atención en el caos de los demócratas respecto al estado de salud mental y física del presidente Joe Biden, de 81 años, que se ha sumado el pésimo trabajo en economía, política exterior e inmigración.

Trump se ha mantenido muy discreto sobre su compañero de fórmula ideal.

"Va a ser un gran vicepresidente", se limitó a decir el lunes en Fox News, antes de enumerar las condiciones que busca en una eventual futura mano derecha.

Hace falta "alguien que nos ayude a ser elegidos", dijo el exmandatario; es decir, alguien que permita ampliar su base de votantes. Pero también "alguien que sea capaz de hacer un excelente trabajo como Presidente".

En Estados Unidos el cargo de vicepresidente está pensado también para sustituir al Presidente en caso de fallecimiento o dimisión.

Nueve vicepresidentes han llegado a la Presidencia en estas condiciones. Los más recientes fueron Lyndon Johnson, tras el asesinato de John F. Kennedy, y Gerald Ford, después de que Richard Nixon dimitiera por el escándalo Watergate.

Algunos vicepresidentes han optado por buscar la Casa Blanca luego de sus mandatos, como el propio Joe Biden, quien fue la mano derecha de Barack Hussein Obama.

John Adams, el primer vicepresidente de la historia de Estados Unidos, se quejó de su destino en una carta a su esposa Abigail en 1793: "Mi país, en su infinita sabiduría, ha concebido para mí el cargo más insignificante jamás imaginado por el Hombre".

Con el tiempo se transformó ligeramente y en la actualidad equivale a una "especie de asesor polivalente" del inquilino de la Casa Blanca, explica Joel Goldstein, profesor de la Universidad de Saint Louis.

Lo cierto es que los poderes del vicepresidente dependen en gran medida de la personalidad del presidente, señala Goldstein.

Entre las cualidades que más sorprenden a Trump se encuentran la lealtad, el amor a EEUU y a los estadounidenses TODOS, el talento y la firmeza de defender los valores conservadores sobre los que se fundó la nación americana.

Su ex vicepresidente Mike Pence juró lealtad al republicano, pero el 6 de enero de 2021 se negó a detener la validación de la cuestionada "victoria de Joe Biden".

Los partidarios del republicano ven ahora a Mike Pence como un traidor y Donald Trump ha descartado de plano volver a elegirlo como compañero de fórmula.

Además del senador cubanoamericano Rubio, algunos nombres suenan con fuerza desde hace semanas, según algunos analistas y medios de prensa en Estados Unidos. Trump ha mostrado también su interés desde siempre por tener a una mujer en la vicepresidencia del país.

Tim Scott

El expresidente elogia de manera constante la lealtad del senador afroestadounidense de Carolina del Sur, Tim Scott, quien con 50 años es un antiguo aspirante a la Casa Blanca.

"Eres mucho mejor candidato para mí de lo que has sido para ti", dijo en un mitin.

Con Tim Scott como mano derecha, Trump podría aspirar a ganarse a los votantes negros, que prefirieron a Joe Biden en las elecciones de 2020.

Sin embargo, la carrera de Scott va mucho más allá de ganar votos. Ha tenido una presencia notable dentro del Partido Republicano y es un firme defensor de los valores conservadores y del despertar estadounidense a través del Movimiento MAGA.

Y a pesar de que las falsas críticas acusan a Trump de racista, el senador despierta siempre la admiración del presidente 45 de Estados Unidos por su impecable carrera profesional, política y familiar.

Marco Rubio

La relación entre Donald Trump y Marco Rubio se fortaleció durante su estancia en la Casa Blanca. Rubio es un sólido activista anticomunista y su postura ha sido siempre firme frente a los regímenes de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Corea del Norte y los gobiernos de extrema izquierda en América Latina como el caso de Evo Morales en Bolivia, los Kirschner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador y ahora en Colombia Gustavo Petro.

Después de los debates para las elecciones primarias en 2016, Rubio ha defendido al expresidente tras la visible persecución política de que es víctima el exmandatario por parte del gobierno de Joe Biden y la extrema izquierda.

Desde entonces ambos parecen haber enterrado el hacha de guerra. Rubio ha dicho que jamás ha tenido una relación tirante con Trump, a pesar de que la prensa liberal se empeña en continuar dando esa imagen a los estadounidenses.

Rubio, senador de 52 años, ha estado muy implicado en temas geopolíticos, de seguridad nacional y asuntos de política exterior en América Latina. También podría darle un valioso apoyo entre los votantes hispanos.

De ser elegido, Rubio podría convertirse en el primer vicepresidente hispano de Estados Unidos, con una trayectoria reconocida en política estatal y federal.

El senador cubanoamericano dijo en una reciente entrevista que la lista la conforman entre 10 y 15 candidatos, una ventaja que no tienen los demócratas inmersos desde la época de Obama en una crisis de liderazgo que los medios y legisladores ocultan como un gran secreto, pero que es visiblemente notable. Sólo apostar a Biden, confirma lo anterior.

El Partido Demócrata se ha convertido en las últimas dos décadas en un bloque monolítico y centralizado por una extrema izquierda, que impone una agenda globalista y antiamericana por esencia y que busca transformar el capitalismo occidental en una especie de régimen comunista al estilo China. Su objetivo es eliminar todos los valores económicos y socioculturales conservadoras sobre los que se fundó esta nación.

Doug Burgum

El gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum, es un desconocido para la opinión pública, pero una figura atractiva y de prestigio para el exmandatario republicano.

Burgum hizo fortuna como jefe de una empresa de software, que vendió a Microsoft por más de 1.000 millones de dólares, pero tiene un amplio conocimiento de economía y relaciones empresariales y en política que le podría servir muy bien a Trump para sus planes.

Como gobernador, Doug Burgum promulgó una de las leyes antiaborto más estrictas del país, una decisión que podría volverse en su contra en esta campaña presidencial en la que el tema de la interrupción voluntaria del embarazo es muy delicado.

Sin embargo, el exgobernador tiene opiniones muy valiosas y similares a las Trump sobre cómo levantar la economía de EEUU y cuál debe ser el papel de la nación respecto a temas centrales como la lucha contra el terrorismo, el derroche fiscal del gobierno, la burocracia estatal y federal y la educación de valores conservadores en las escuelas con el rol fundamental de los padres.

J.D Vance

J.D. Vance, de 39 años, no ha sido fan de Donald Trump desde sus inicios, algo que el expresidente republicano le reprocha; sin embargo, tampoco lo descarta, otra de las acciones que demuestran la capacidad de Trump de reconocer el talento de las personas por encima de las diferencias.

Los medios liberales han creado la imagen falsa de que Trump es como un dictador, cuando es todo lo contrario. La gran diferencia con políticos es que Trump siempre exige resultados hasta con él mismo ante la burocracia de Washington y de los gobiernos estatales.

Este exmilitar y senador por Ohio, conocido por haber publicado un libro que ha sido un éxito de ventas sobre la clase trabajadora blanca de Estados Unidos, acaba de entrar en política pero su perfil despierta el interés en los círculos republicanos.

Llama la atención sobre todo su capacidad para recaudar grandes sumas de dinero para su Partido y lograr la simpatía de seguidores por su carisma y sus posturas frente al avance de la extrema izquierda en el país.

Otros posibles candidatos

Circulan asimismo los nombres de la congresista por Nueva York Elise Stefanik, del exministro de la Vivienda Ben Carson o del senador Tom Cotton, pero sus posibilidades parecen limitadas por el momento.

También lo son las del empresario Vivek Ramaswamy, el congresista Byron Donalds y la expresentadora de televisión Kari Lake.

Los asesores de Donald Trump se han negado a dar detalles sobre el perfil que busca el exinquilino de la Casa Blanca.

"Cualquiera que afirme saber quién o cuándo el presidente Trump elegirá a su vicepresidente miente", dijo uno de sus asesores. "A no ser que esa persona se llame Donald Trump".

Es decir, todo lo que afirman los medios de prensa en estos momentos se basan en puras especulaciones o percepciones que pueden ser acertadas o no.

[email protected]

FUENTE: Con información de AFP.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar