Al parecer, la gente que rodea a Trump lo mantiene ocupado y limitan su tiempo frente a la pantalla. De esta forma han logrado evitar que publique tuits que generen controversia.

El año pasado, durante su campaña, el empresario tuiteaba desde un dispositivo con sistema Android. El New York Times describió el teléfono como “viejo, inseguro”.

Expertos en seguridad informática le sugirieron a Trump que cambiara, pues correría el riesgo de ser hackeado.

Para la primavera del 2017, voceros de la Casa Blanca anunciaron que el presidente ahora tenía un iPhone. Desde entonces parece que Trump no ha descargado ninguna otra aplicación.

El Papa, Trump y Modi

El Papa Francisco es el líder mundial con más seguidores en la red social Twitter, seguido del presidente de EEUU, Donald Trump, muy aficionado a esta herramienta de comunicación, y el primer ministro indio, Narendra Modi, según el estudio “Twiplomacia” publicado hoy por Burson-Marsteller.

El máximo responsable del Vaticano tiene 33.716.301 seguidores en sus cuentas de nueve idiomas, en tanto que el nuevo líder estadounidense tiene 30.133.036 y el mandatario indio 30.058.659.

Trump se encuentra entre un grupo muy pequeño de líderes que manejan su propia cuenta de Twitter y sus tuits han generado 166 millones de interacciones con sus a menudo polémicos mensajes (unos “me gusta y retuits”) en los últimos doce meses, periodo que incluye los casi cuatro meses desde que fue investido presidente.

El mandatario estadounidense supera así casi cinco veces los 35 millones de reacciones que ha suscitado Modi.

Campaña electoral

“El uso poco ortodoxo que hizo Trump de Twitter durante su campaña electoral y especialmente desde que asumió las riendas del país, ha provocado que muchos gobiernos en el mundo se preguntan si y cómo deben tratar a @realDonaldTrump” en esa red social, señala la consultora en su informe.

Algunos líderes, tales como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau,y el papa Francisco han subtuiteado a Trump (un mensaje que se refiere a un usuario particular pero sin mencionarle directamente), pero solo tres mandatarios se han dirigido al inquilino de la Casa Blanca directamente para reprenderle sus políticas, entre ellos el gobernante mexicano, Enrique Peña Nieto.

El líder de México respondió a Trump en Twitter ante las amenazas de éste de que el vecino del sur pague el muro que él ha ordenado construir en la frontera común.

Peña Nieto es además el líder de América Latina más seguido, dado que su cuenta @EPN tiene 6,3 millones de seguidores, muy por delante de las de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de Argentina, Mauricio Macri; y de Venezuela, Nicolás Maduro, con más de 3 millones de seguidores cada uno.

Deja tu comentario: