viernes 1  de  marzo 2024
NASA

Asteroide ayudaría a científicos comprender la formación de los planetas

Asteroide Bennu ofrecerá a generaciones de científicos una ventana al momento en que el Sol y los planetas se estaban formando hace unos 4.500 millones de años

Por Iraima Gómez Ramírez

EEUU. El arribo a Tierra del Asteroide Bennu permitira a los científicos del mundo realizar nuevas investigaciones y descubrimientos para comprender mejor la formación de planetas, el sistema solar, el origen de la materia orgánica y el agua que dieron lugar a la vida en el globo terráqueo.

La mayor muestra de asteroide jamás recogida, y la primera por la NASA, aterrizó el domingo en el desierto estadounidense de Utah al cabo de un vertiginoso descenso a través de la atmósfera terrestre, siete años después del despegue de la sonda Osiris-Rex.

La caída, observada por sensores militares, fue frenada por dos paracaídas.

Los científicos estiman que las nuevos estudos permitirán conocer más sobre asteroides potencialmente peligrosos, algo que beneficiará a la humanidad.

La muestra, tomada en 2020 del asteroide Bennu, contiene alrededor de 250 gramos de material, según estimaciones de la agencia espacial estadounidense, mucho más que las dos muestras de asteroides anteriores recogidas por misiones japonesas.

Este material va a "ayudar a comprender mejor los tipos de asteroides que podrían amenazar la Tierra" y arrojar luz sobre "el comienzo mismo de la historia del sistema solar", subrayó el jefe de la agencia espacial, Bill Nelson.

Una vez en tierra, el equipo de OSIRIS-REx de la NASA terminó de desmontar la cápsula de muestra del Asteroide Bennu, y de empaquetar sus componentes, incluido el recipiente de muestra sin abrir.

Las muestras fueron empaquetadas en contenedores junto con las que se recopilaron alrededor del lugar de aterrizaje de la cápsula, para ser trasladados a su hogar permanente en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.

000_33WF6R4.jpg
La cápsula espacial que transporta las primeras muestras de asteroides de la NASA a una sala limpia temporal en Dugway Proving Ground en Utah.

La cápsula espacial que transporta las primeras muestras de asteroides de la NASA a una sala limpia temporal en Dugway Proving Ground en Utah.

OSIRIS-REx de la NASA, la primera misión estadounidense que recolecta una muestra de un asteroide, regresó a la Tierra este 24 de septiembre de 2023 con material del asteroide Bennu, en un aterrizaje exitoso en el desierto de Utah.

El material prístino de Bennu (rocas y polvo recolectados de la superficie del asteroide en 2020) ofrecerá a generaciones de científicos una ventana al momento en que el Sol y los planetas se estaban formando hace unos 4.500 millones de años.

Rescate de la cápsula con las muestras del Asteroide

De acuerdo a la versión de la NASA, un especialista en municiones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos fue la primera persona en desembarcar de un helicóptero. Su misión fue identificar y limpiar el área alrededor de la cápsula de posibles municiones sobrantes del entrenamiento militar.

Luego se acercó a la cápsula el ingeniero Lockheed Martin, quien inspeccionó el estado de la cápsula y midió los niveles de gas a su alrededor. Llevaba guantes resistentes al calor y una máscara de gas en caso de que la batería de la cápsula estuviera dañada y liberara gases nocivos como el dióxido de azufre.

El ingeniero de Lockheed colocó cubiertas sobre los respiraderos de la cápsula, que están diseñados para dejar entrar aire, a través de un filtro, para ajustar la presión dentro de la cápsula mientras viaja hacia y desde el espacio a través de la atmósfera terrestre.

Una vez en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston este lunes 25 de septiembre. Los científicos curadores desmontarán el recipiente, extraerán y pesarán la muestra. Así mismo, procederán a crear un inventario de las rocas, el polvo y con el tiempo, distribuir piezas de Bennu a científicos de todo el mundo.

La Universidad de Arizona en Tucson lidera el equipo científico y la planificación de la observación científica y el procesamiento de datos de la misión. Brindará más información sobre cómo se formó el sistema solar primitivo y sobre cómo comenzó la vida. También ayudará a comprender mejor los asteroides que podrían impactar la Tierra en el futuro.

Guitarrista de Queen ayudó a la NASA a traer las muestras de Bennu

Pocos saben que, en la misión de OSIRIS-REx, participó el mítico músico británico, Brian May, quien además de guitarrista del grupo de Rock Queen, es astrofísico. Este domingo cuando aterrizó la cápsula en tierras estadounidense expresó su satisfacción y orgullo por ser parte del equipo que recolectó la muestra del asteroide Bennu.

En un saludo que fue emitido durante la transmisión en vivo que hizo la NASA, May felicitó al resto del equipo y explicó por qué no pudo estar presente para el cierre de la misión, porque está ensayando para una gira de Queen, “pero mi corazón permanece con ustedes mientras se recupera esta preciosa muestra”.

La participación de May en esta misión de la NASA consistió en crear imágenes estereoscópicas del asteroide, con los datos de la nave espacial. Posteriormente,con la información que recolectó el músico, el líder de la misión, Dante Lauretta y su equipo, pudieron determinar el lugar seguro donde se posará la sonda para extraer las muestras de Bennu.

Inicios de la misión de la NASA

Cabe recordar que la primera misión de la NASA para tomar muestras de un asteroide, OSIRIS-REx, se lanzó el 8 de septiembre de 2016, desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida.

Después de viajar 2 mil millones de kilómetros (1,2 mil millones de millas) la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA llegó en diciembre de 2018 y comenzó a orbitar el asteroide. A principios de 2019, OSIRIS-REx comenzó a estudiar Bennu en detalle.

Se inició la búsqueda de un sitio seguro para la recolección de muestras entre 2019 y 2020, finalmente se realizó el 20 de octubre de 2020 y durante el viaje de regreso a casa a partir del 10 de mayo de 2021.

OSIRIS-REx es la tercera misión científica planetaria importante del Programa Nuevas Fronteras de la NASA, después del lanzamiento de New Horizons en 2006 y del lanzamiento de Juno en 2011. El objetivo de la misión era recolectar una muestra que pesara al menos 60 gramos del asteroide cercano a la Tierra 101955 Bennu (anteriormente conocido como 1999 RQ36) y luego traer la muestra a la Tierra.

@iraimag

FUENTE: NASA, Onda Cero, Aedroespacial

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar