LOS ÁNGELES — Los bomberos protagonizaban el sábado una batalla campal contra el último gran incendio forestal que queda en el sur de California, cuyas llamas amenazan a casi 2.000 viviendas y otros inmuebles.

El fuego que se desató en la cima de una colina al noroeste de Los Ángeles avanzaba en su tercer día y a los bomberos les ha costado mucho trabajo controlarlo, ya que los vientos cambiantes convirtieron a la primera línea en un blanco móvil.

Te puede interesar

El llamado incendio María ha quemado unos 38 kilómetros cuadrados (15 millas cuadradas) y generó órdenes de evacuación para casi 11.000 personas desde que comenzó el jueves por la noche.

Las zonas de Ventura oriental, Camarillo, Somis y Santa Paula estaban en peligro, dijeron los bomberos del condado de Ventura.

El viernes, hubo un tira y afloja entre los vientos provenientes del mar y los de tierra dentro.

"Desde entonces ha sido una batalla cuesta arriba", declaró Mark Lorenzen, jefe de bomberos del condado de Ventura. "A medida que los vientos cambian, tenemos abierta una nueva capa de combustible".

Se teme que los vientos y la baja humedad del aire hicieran que el sábado fuera otro día difícil para los bomberos.

Las cuadrillas luchaban por mantener las llamas alejadas de los huertos y granjas de la zona agrícola. Tres edificaciones fueron destruidas.

La causa estaba bajo investigación pero existía la posibilidad de que un cable eléctrico pudiera haber tenido algo que ver, ya que tales cables han estado involucrados en otros incendios recientes.

La empresa de electricidad Southern California Edison dijo el viernes que reactivó una línea eléctrica de 16.000 voltios 13 minutos antes de que el fuego estallara en la misma zona.

El incendio comenzó durante lo que se esperaba que fuera el final de un asedio de los vientos de Santa Ana, de aire seco y caliente, que avivaron los incendios que destruyeron construcciones y provocaron evacuaciones masivas a lo largo de la región.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas