@ruiefe

MIAMI.– El segundo debate presidencial este fin de semana es básico para los dos contendientes. Aunque Hillary Clinton ganó el primero, nada garantiza que salga feliz del segundo porque su contendiente, el empresario Donald Trump, tuvo tiempo de sobra para prepararse y, en el ínterin, la campaña demócrata no ha desarrollado una estrategia novedosa.

Te puede interesar

Se sabe que en medio de una intensa semana de actos públicos, Trump se ha entrenado para enfrentar a su contendiente y tiene planificado no ahorrar epítetos en el debate del domingo. Sin embargo parece que su entorno le ha advertido, pese a sus amenazas, de que no saque a colación las infidelidades conyugales de Bill Clinton.

“La estrategia de Trump va a ser, o debe ser, la de atacar a Hillary únicamente en términos políticos, quizá en su desempeño como secretaria de Estado. Todo lo contrario será contraproducente”, ha explicado Helen Jacobson, analista del Huffington Post.

El magnate inmobiliario no es un político profesional, como su contendiente, sino alguien que esgrime en sus argumentos el ataque personal ante la falta de otras explicaciones. Su estilo de debate, y lo mostró en el primero, es el de la ofensiva barata y poco sustancial. Pero ahora eso pudiera cambiar de seguir los consejos de sus asesores. Entre otras razones porque es su única oportunidad de lucir “presidenciable”.

Lo mismo sucede con Clinton. Teniendo a su favor la victoria en el primer debate, la exprimera dama, debe mantener a flote sus criticas directas a su adversario y aprovechar sus debilidades, que no son pocas. “Este debate va a diseñar el tercero, teniendo en cuenta que el debate vicepresidencial no ha servido para nada a los dos candidatos”, agregó Jacobson.

El domingo, los dos contendientes tendrán que mostrar como van a diseñar su presidencia. Es como un examen en el cual, como dos alumnos con ideas opuestas, deberán sobrevivir.

El primer debate fue seguido por 80 millones de personas dentro de Estados Unidos solamente. Y el del domingo despierta bastante interés porque lo más probable es que lluevan las acusaciones mutuas. Es posible que Trump vuelva a esgrimir el argumento de que sabotearon el primero con un micrófono defectuoso.

El electorado estadounidense realmente se ha dejado llevar por sus pasiones partidistas pero muy poco por los argumentos políticos. Según un sondeo de la cadena ABC, el elector promedio no conoce mucho las propuestas políticas de los dos contendientes. Se deja llevar más por pasiones.

El debate del domingo es una buena oportunidad para borrar esa percepción pero es poco probable que así suceda teniendo en cuenta teniendo que Clinton y Trump van a estar más concentrados en atacarse mutuamente. Esta campaña presidencial es posiblemente las más violenta, tirando a la yugular, en toda la historia del país.

Los primeros golpes del próximo debate ya han sido cruzados. “Ya lo he dicho. Olviden la preparación. Por favor, me perdonan, pero ¿realmente creen que Hillary se está preparando? Ella está descansando”, dijo Trump en días recientes a Politico.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.36%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
60069 votos

Las Más Leídas