Con el argumento de preservar la “seguridad nacional” de EEUU, el Gobierno de Donald Trump procedió a establecer un aumento en los aranceles de las importaciones de acero y aluminio, una medida que ha desatado grandes temores a nivel global de que se produzca una “guerra comercial” que tenga efectos negativos sobre la economía mundial.

Desde Rusia, China, la Unión Europea (UE), Brasil, México y Canadá (aunque estos dos últimos quedaron fuera) manifestaron su preocupación por las consecuencias de la decisión, debido a que afectaría las cadenas de producción de estos productos en los países en los que recae la medida, lo que amenaza los puestos de trabajo en las respectivas industrias.

Asimismo, los grandes productores de acero y aluminio como China, la UE y Japón, han advertido que aplicarán medidas similares contra EEUU, lo que desataría batallas bilaterales por represalias comerciales.

Una medida polémica

La medida desató la polémica en el interior del propio Partido Republicano, en el que muchos conservadores son defensores del libre comercio. Minutos después que Trump oficializara las restricciones, el líder del partido Paul Ryan reiteró su desacuerdo y advirtió sobre consecuencias no deseadas.

Ryan dejó claro su convencimiento de que la economía y la seguridad nacional de EEUU "se fortalecen mediante el fomento del libre comercio con nuestros aliados y la promoción del estado de derecho".

Lea también: Ryan teme las consecuencias no deseadas de aranceles impuestos por Trump

Grupos empresariales de EEUU trataron de persuadir a Trump para que cancelara el plan, alertando que podría desatar una guerra comercial global.

Representantes de la industria automotriz se quejaron de que la medida incrementará los costos de producción de los automóviles, debido a que productos de acero y aluminio pasan por las fronteras estadounidenses varias veces antes del ensamblaje final, informó el diario mexicano El Economista.

Desde Europa, la Comisión Europea (CE), advirtió de grandes daños a la economía mundial, al anunciar que tomará contramedidas. El vicepresidente de la CE, Jyrki Katainen, recordó que en 2002 EEUU tomó una medida similar para el acero que le costó la pérdida de miles de puestos de trabajo.

La CE incluso alertó que en el caso de que Washington impusiera los aranceles, responderá con una demanda ante la Organización Internacional del Comercio (OMC).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que las restricciones causarán “daños no solo fuera de Estados Unidos, sino también a la misma economía estadounidense, incluidos sus sectores de manufacturas y construcción, que son grandes usuarios de aluminio y acero”.

Lea también: Trump impone aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio

El organismo también expresó preocupación porque la medida “amplíe de facto las circunstancias en las que los países usan la lógica de la seguridad nacional para justificar restricciones de amplia base a la importación”.

Efectos en EEUU

Según Trump, los sectores del acero y el aluminio de EEUU han recibido un trato injusto por parte de otros países durante décadas. “Nuestras industrias de acero y aluminio han sido diezmadas por décadas de comercio injusto y mala política con países de todo el mundo”, dijo.

Expertos creen que la principal motivación de Trump es contrarrestar la entrada a EEUU de acero y aluminio barato que provienen especialmente de China.

En una primera reacción, el gobierno de Xi Jinping dijo que defenderá los intereses de sus exportadores.

“Estados Unidos ha utilizado de manera excesiva e irrazonable medidas comerciales correctivas y ha tomado la decisión equivocada de cobrar tarifas altas sin ninguna evidencia. El resultado de este caso afectará su mercado laboral y el bienestar de los consumidores”, dijo Wang Hejun, jefe de la Oficina de Investigación y Remedios Comerciales del Ministerio de Comercio, según el periódico China Daily.

Lo cierto es que a pesar de las advertencias, la Administración Trump oficializó las restricciones ayer.

Luis de la Calle, un economista mexicano que participó en la negociación original del TLCAN advirtió que las empresas de EEUU se harán menos competitivas con el acero más caro. "Nosotros (México) vamos a acabar exportando (a EEUU) más automóviles, refrigeradores, estufas, lavadoras y otros productos que contienen acero, porque las empresas en EEUU que los fabrican van a ser menos competitivas con el acero más caro", dijo antes de que se conociera que México y Canadá quedan exentos del nuevo arancel.

Efectos en América Latina

En América Latina los países más afectados serían México y Brasil. El primero ocupa el cuarto lugar en las importaciones de acero de EEUU con 225 millones de dólares al año, según datos del Departamento de Comercio de EEUU correspondientes a enero de 2018. Brasil está en el quinto puesto con 200 millones de dólares. Sin embargo, analistas afirman que Brasil sería el más afectado debido a que el acero que exporta a EEUU no tiene valor añadido, en tanto que México exporta productos terminados, como lavadoras, automóviles, refrigeradoras, etc.

La semana pasada, sindicatos brasileños protestaron la medida a las puertas del consulado de EEUU en Sao Paulo pues consideran que afectará “la cadena productiva del acero brasileño” y pone en riesgo “los cerca de un millón de puestos de trabajo directos e indirectos”.

Marco Polo de Mello Lopes, presidente del Instituto Acero Brasil, señaló que la medida tornaría inviables las ventas a EEUU. "Debido al exceso de capacidad instalada en el mundo, el mercado hoy ya es extremamente competitivo. El recargo quita cualquier grado de competitividad de la industria brasileña", dijo Lopes a BBC Brasil, reseñó la revista colombiana Semana en su página web.

Otro de los puntos focales de la medida con los aranceles al acero y aluminio es que coloca un factor adicional de tensión en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que llevan a cabo EEUU, México y Canadá.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas