jueves 4  de  abril 2024
ANÁLISIS GEOPOLÍTICO

Cuba Venezuela y Nicaragua, peones en el ajedrez internacional ruso

EEUU aplica un poder blando con un nivel de influencia bajo en Nicaragua, Cuba y Venezuela, países de la región que forman parte del ajedrez ruso, según experto

MIAMI- Estados Unidos no ha endurecido su política internacional con Nicaragua, Cuba y Venezuela y eso ocurre especialmente cuando hay administraciones demócratas y en particular la actual de Joe Biden que es una proyección de la gestión de Barack Obama que ha traído consigo implicaciones en la seguridad nacional.

Así se expresa Octavio Pérez, coronel retirado de la Fuerza Armada de EEUU y ex oficial de Inteligencia quien considera que “en realidad por sí solos ni Cuba, ni Nicaragua, ni Venezuela, como países independientes, son una amenaza para los Estados Unidos”.

“Ahora bien, si entre ellos se da un traspaso militar y se convierten en un lugar donde se puedan preposicionar misiles, sí serían una amenaza como lo fue [Cuba] en la crisis de octubre de 1962”, recordó el experto.

Sistema de inteligencia

El militar retirado señaló a DIARIO LAS AMÉRICAS que en este contexto sí se puede considerar en algún momento un problema estratégico para Estados Unidos, con implicaciones en su seguridad nacional.

No obstante, el experto aclara que en EEUU hay un sistema de inteligencia que puede detectar cualquier movimiento “y dudo mucho que los rusos vayan a tratar de proyectarse, porque no tienen cómo hacerlo”.

Agregó que Rusia no tienen una Marina ni una Aviación para poder traer tropas y preposicionarlas en todos estos lugares porque “ha perdido más de 300.000 soldados en su guerra con Ucrania y más de 8.000 tanques y vehículos blindados que tardarán cinco o siete años en reponer”.

El vicecanciller ruso Sergei Ryabkov, uno de los más altos diplomáticos del gobierno de Vladimir Putin advirtió en 2022 que no se podía descartar un despliegue militar de Rusia en Cuba y Venezuela, si aumentaban las tensiones con Estados Unidos. Ante estas declaraciones el militar retirado Octavio Pérez fue tajante: “Rusia no está en condiciones de batallar con EEUU”

Ahora bien, le preocupa que el acoso venga de gente “infiltrándose por la frontera para ejecutar actos terroristas lo que vendría a destruir la economía americana y es ahí donde está el verdadero peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

El juego internacional

Cuba Venezuela y Nicaragua “están postrados como peones del ajedrez en el juego internacional ruso”. Este movimiento en su opinión lo cumple Cuba ofreciendo soldados para sus guerras o cualquier tipo de propaganda para enseñarles a los rusos que si hay gente movilizándose en pro de su causa.

En Venezuela, tenemos a Maduro presentándose a unas futuras elecciones, supuestamente libres y reprimiendo a pesar de todas las movidas que hizo el gobierno americano bajo esta administración, agregó.

“Y Nicaragua también con unas brigadas de rusos, supuestamente ayudándolos a mantener el orden. Es decir, todo esto es parte del juego de ajedrez ruso que históricamente ha querido tener la influencia en el área de interés de los Estados Unidos en la región y donde intenta ampliar su dominio”, acotó el militar retirado.

Inversiones chinas

Al referirse a China, el coronel Octavio Pérez dijo que ese país asiático ya es casi ‘dueño’ de Latinoamérica, “en donde ha logrado comprar conciencias con muchas inversiones y ha dejado endeudado a muchos de estos gobiernos”.

Los recursos chinos han estado orientados a una gran cantidad de proyectos de renovación de infraestructura como puentes, carreteras y líneas de trenes, entre otros.

Agregó que los chinos “tienen a todo el mundo en un bolsillo, incluso tienen hasta los votos en los foros internacionales en Naciones Unidas y en la Corte de La Haya”.

En el caso de irán, dijo que este país “ya no requiere pasaporte para los cubanos y demás está decir lo que han estado haciendo en Venezuela ayudando a sacar el uranio, el cobalto y varios minerales estratégicos.

Al ser consultado sobre los foros internacionales y cómo se pronuncian sobre la emergencia humanitaria en Venezuela o en cualquier país de la región, dijo que estos foros no van a condenar el hecho de que haya muerto una gran cantidad de personas en el intento de salir de sus países o que las personas estén siendo atropelladas en sus propias naciones. “Nadie le va a poner el cascabel al gato. Nadie se acuerda de la gente”.

La geopolítica mundial

Insiste en que en la geopolítica mundial “Cuba no representa mucho y Nicaragua menos, pero Venezuela sí porque tiene una gran reserva de petróleo, aunque por estar calificado como pesado y extrapesado necesita refinación, precisamente de la mano de EEUU”.

“Hoy por hoy las refinerías en los Estados Unidos tienen el potencial de hacer eso y para que otro país pueda explotar el petróleo venezolano tendría que venir o montar refinerías en sus países porque la tecnología exclusivamente para el crudo venezolano se hizo aquí”, insistió el experto.

En conclusión, indicó que Venezuela sí es estratégicamente importante por sus recursos naturales. “Así que, en la geopolítica mundial, sí se acuerdan de ese país por su petróleo y no por la gente que ha muerto tratando de llegar a otros destinos o por la que está presa, tampoco por el desastre ecológico en Bolívar, al sur de Venezuela en donde se extraen minerales preciosos como el coltán y el oro especialmente por los iraníes”.

El poder blando

El poder blando o suave es la habilidad de un Estado para persuadir a otros países evitando el uso de la fuerza o la coerción, valiéndose de medios más sutiles, como su cultura, su modelo social o sus valores políticos. Es un término acuñado por Joseph Nye, subsecretario de Defensa de EEUU para Asuntos de Seguridad Internacional (administración Clinton).

Octavio Pérez ubica el poder blando de EEUU en varios niveles. Recordó que no es lo mismo los americanos con la American Fruit Company y Texaco en 1950-69 cuando “los EEUU tenían una plantilla más amplia” en la región. Un poder blando con influencia.

Luego los japoneses trajeron sus factorías en los años 1968-98 a todo centro y Suramérica con Sony, Sanyo y Toshiba, “todo para abaratar el costo de sus manufacturas y flete hacia su principal cliente EEUU”.

Le siguieron los coreanos y replicaron la historia. Y ahora son los chinos en toda América. “Pero todos saben el punto de referencia y calidad de EEUU, quieren todo lo que se hace en este país”.

El experto hizo la observación de que los estadounidenses hicieron la maquiladora solo en México y no la siguieron desarrollando hacia el sur.

“También hay que reconocer las insurrecciones en El Salvador, Nicaragua, cambios de gobierno en Ecuador, Bolivia y Venezuela que influyeron en las inversiones”, acotó.

Para significar la pérdida de influencia de Estados Unidos en la región en donde actualmente “hay un poder blando con bajo nivel de influencia” y definió el actual estatus con una metáfora, “EEUU ahora recoge los mangos bajitos no los más grandes y más lindos”.

FUENTE: Análisis de Octavio Pérez, coronel retirado de la Fuerza Armada de EEUU y ex oficial de Inteligencia.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar