miércoles 25  de  enero 2023
ELECCIONES

De aliados a rivales: Pence piensa en 2024 distanciado de Trump

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que Pence pudo haber revocado legalmente los resultados de la elección de 2020

En muchas situaciones críticas a Donald Trump, Mike Pence se mantuvo a su lado, como compañero de la fórmula presidencial pero tras años de ser fiel ladero del expresidente, Pence está empezando a tomar distancia de Trump con miras a una posible postulación a la presidencia.

El mes pasado Pence dijo que Trump se había “equivocado” al insistir en que él podía anular los resultados de las elecciones del 2020, una atribución que un vicepresidente no tiene. En otra presentación ante importantes donantes republicanos, Pence exhortó al partido a dejar atrás las vendettas de Trump respecto a esos comicios y afirmó que “no hay cabida en este partido para los apologistas” de Vladimir Putin. Hizo ese comentario después de que Trump tildase al presidente ruso de “genio” antes de su brutal invasión a Ucrania.

Estas acciones indican que Pence está tratando de forjar una identidad política independiente de la de su antiguo jefe. La estrategia conlleva bastante riesgo en un partido que sigue siendo dominado por Trump.

El magnate inmobiliario dijo en una entrevista reciente, que como era de esperar, no elegirá a Mike Pence como su compañero de fórmula si presenta su candidatura a la Casa Blanca por el Partido Republicano en las elecciones de 2024.

"No creo que la gente lo acepte", declaró Trump al diario The Washington Examiner sobre la idea de otra eventual candidatura Trump-Pence.

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que quien fuera su vicepresidente durante cuatro años pudo haber revocado legalmente los resultados de la elección de 2020 durante la certificación de Joe Biden realizada en el Congreso.

"Mike y yo tuvimos una gran relación excepto por el factor muy importante que tuvo lugar al final. Tuvimos una muy buena relación. No he hablado con él en mucho tiempo", comentó el exmandatario.

trump pence
Trump ha dicho en repetidas ocasiones que quien fuera su vicepresidente durante cuatro años pudo haber revocado legalmente los resultados de la elección de 2020 durante la certificación de Joe Biden realizada en el Congreso

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que quien fuera su vicepresidente durante cuatro años pudo haber revocado legalmente los resultados de la elección de 2020 durante la certificación de Joe Biden realizada en el Congreso

Trump y sus simpatizantes

sostienen que los votos del colegio electoral en los estados que perdió frente a Biden deberían haber sido rechazados debido a un fraude generalizado, pero las pruebas que se presentaron fueron rechazadas. Sin embargo, en varios estados donde supuestamente Trump perdió implementaron nuevas reglas electorales debido a irregularidades graves durante las elecciones de noviembre del 2020.

"Mike pensó que iba a ser una cinta transportadora humana, que no importa cuán fraudulentos sean los votos, hay que enviarlos al Viejo Cuervo", dijo Trump, usando su apodo favorito para el entonces líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

"Mike me decepcionó", sentenció.

Trump insinuó que hubiese querido que quien fuera su vicepresidente, Mike Pence, anulara las elecciones presidenciales el 6 de enero de 2021.

"Mike Pence tenía derecho a cambiar el resultado y (los demócratas) quieren ahora quitárselo. Desgraciadamente (Pence) no ejercitó esa competencia. ¡Podría haber anulado las elecciones!", dijo Trump en otro comunicado.

Fue la primera vez que Trump apoya tan abiertamente la teoría de que Pence, en calidad de vicepresidente y por tanto de presidente del Senado, podría haber anulado los resultados en esos estados que considerara podrían haber cometido fraude electoral a favor de Biden.

"Si el vicepresidente no tenía 'ningún derecho' a cambiar los resultados de las elecciones presidenciales en el Senado, a pesar del fraude y las numerosas irregularidades, ¿por qué los demócratas y los republicanos solo de nombre como Susan Colins 'La Chiflada' están intentando desesperadamente aprobar una ley que no permita al presidente cambiar los resultados de las elecciones?", subrayó Trump.

Trump se refiere a la propuesta de reforma de la Ley de Recuento Electoral, una norma de redacción vaga que sin embargo establece claramente que la labor del vicepresidente es ceremonial y no le otorga competencia alguna para anular el resultado de unas elecciones presidenciales.

Entretanto, colaboradores dicen que Pence tiene convicciones muy firmes, incluidas algunas que no coinciden con las de Trump. Esperan que Pence mencione con frecuencia estas diferencias, como su fuerte oposición al aborto, mientras apoya a candidatos en las elecciones de mitad de término de noviembre.

Indican, por ejemplo, que Pence siempre ha sido muy crítico de Putin y que seguramente hará hincapié en eso.

Pence ha estado recorriendo el país en los últimos meses, pronunciando discursos, recaudando dinero para candidatos en las elecciones de noviembre y visitando algunos de los estados donde tendrán lugar las primeras primarias, al tiempo que trabaja en un par de libros.

Su agrupación política, Advancing American Freedom, anunció una campaña publicitaria de 10 millones de dólares enfocada en legisladores demócratas que considera vulnerables y que promoverá la idea de aumentar la generación de energía en respuesta a la invasión rusa de Ucrania. También prepara una “Agenda para la Libertad” que espera ofrezca a los candidatos lineamientos claros acerca no solo de las cosas que molestan a los republicanos, sino también de aquello en lo que creen.

Está cortejando a donantes y viajó a Israel, donde cenó con el exprimer ministro Benjamin Netanyahu, a quien Trump habría criticado, y se reunió con el actual primer ministro Naftali Bennett. Pence también se vio con el multimillonario Miriam Adelson, importante donante republicano, en cuyo avión viajó.

No obstante, encuestas iniciales indican que Trump es el gran favorito de los votantes republicanos, suponiendo que decida postularse. De no hacerlo, el gobernador de la Florida Ron DeSantis arrancaría al frente de la intención de voto.

FUENTE: REDACCIÓN

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar