NASHVILLE. La variante ómicron del coronavirus ha enfermado a tantos trabajadores de limpieza en Estados Unidos que algunas ciudades tuvieron que aplazar o suspender la recolección de basura y artículos reciclables, haciendo enfurecer a residentes consternados de que las autoridades no puedan cubrir uno de los servicios más elementales.

Debido a esta situación, los cubos para reciclables llenos de cajas de regalos de Navidad y papel para envolver languidecen en las banquetas de Nashville, las bolsas de basura se acumulan en calles de Filadelfia y los residuos de jardinería obstruyen aceras de Atlanta.

Te puede interesar

“Es una vergüenza”, dijo Madelyn Rubin, que vive en Jacksonville, Florida, donde las autoridades han suspendido la recolección de reciclables.

“Uno sabe que podrían encontrar el dinero para hacerlo si quisieran”, agregó. “Si se tratara de una empresa que quisiera venir, pondrían el dinero para hacer que ocurra".

Ciudades como Atlanta, Nashville y Lousville están tan cortas de personal que han suspendido temporalmente la recolección de artículos reciclables como botellas, latas, papel y plástico, residuos de jardinería o chatarra voluminosa para concentrarse en los desechos apestosos, que son más desagradables. Las demoras representan más que una molestia para los residentes, ya que pueden generar obstrucciones en el alcantarillado y las banquetas.

Freddie O’Connell, miembro del concejo municipal de Nashville, estaba igual de sorprendido que sus electores cuando le notificaron antes de Navidad que la ciudad había decidido suspender la recolección de artículos reciclables dejados en las calles.

“Me quedé sorprendido de que no hubiera una alternativa o un plan de respaldo”, señaló. “Ninguna línea telefónica para la gente que tiene problemas de movilidad o carece de un acceso seguro a un vehículo” para transportar sus reciclables al lugar donde se les concentra.

“Se siente como una falla de gobierno", agregó.

De hecho, la crisis en la recolección de basura es la tercera de la pandemia. La primera ocurrió en la primavera de 2020, cuando el COVID-19 comenzó a propagarse en Estados Unidos. Los problemas volvieron a presentarse con un nuevo pico de casos durante el verano debido a la variante delta.

La Asociación de Desperdicios Sólidos de Norteamérica recomendó a funcionarios y recolectores de basura en diciembre que “planeen ahora para hacer frente a la escasez de personal”.

La contagiosa variante ómicron se presentó justo cuando los estadounidenses estaban generando mucha basura: en las fiestas navideñas. Combine eso con un nivel de vacunación relativamente bajo entre los trabajadores de limpieza de primera línea y se tiene una “tormenta perfecta para el retraso en la recolección”, dijo esta semana el director ejecutivo de la Asociación, David Biderman.

En algunas comunidades, hasta una cuarta parte de la fuerza laboral de recolección de basura está reportándose enferma, señaló.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.87%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.27%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.85%
66746 votos

Las Más Leídas